COLABORADORES

ÉSTE ES NUESTRO EQUIPO:




Tomás Galván Montañez


SERGIO NARANJO


LUIS C. GARCÍA CORREA Y GÓMEZ

PEDRO DOMÍNGUEZ HERRERA

ISRAEL TEJERA FALCÓN

JESÚS VEGA MESA

ARMANDO HERNÁNDEZ
TINO TORÓN
ANTONIO DOMÍNGUEZ
HERRERA

3 comentarios:

anamaryzarzo dijo...

Cuando veo el cuadro de colaboradores,aunque lo inicie un joven, los demás " son pesoso pesados" de la historia actual.
Una observación ¿las mujeres? ¿ no se han apuntado? ¿las tienen miedo, porque hablan mucho y van ganando espacio social?
Pienseselo un poquito- la mujer no es un jarrón pero sí puede ser, y es planta, flor y fruto ¿ no creen? Anamary Zarzo

Anónimo dijo...

De los colaboradores, el mejor que escribe, con mucha diferencia, es el joven Galván; pero es el que más ignora; por la lógica necesidad de la edad. Vega Mesa, le multiplica el saber, a él y a todos, por ni se sabe el número. Correa, auténtico metafísico por su profundísima creencia, es imbatible en ese terreno, y él de ahí y de la extraordinaria querencia a su pueblo no se sale. Sergio, por su pericia y claridad manejando el concepto, demuestra la madurez de sus redes (neuronas). Los dos barberos, a pesar de tener la cabeza a reventar de novelas, es de sospechar que de otras fuentes han bebido. Sin conocerse la razón, dicen cosas que no se sabe a que rayos han ido haciendo sitio en su memoria. Israel, es un científico colaborador que poniéndole en su merecido pedestal, elucidamos aquí otro elucidario mas de andar por tierra; le considero un participante muy especial que brilla por sí solo. Su dedicación y temario es singular e in mezclable con lo del resto de la página. ¿Y Torón?... ¡¡un artista tremendo!!. Armando, fotógrafo donde los haya… grande ya solo en el hecho de que no escribe. ¿Y Mujica, con media docena de libros publicados, además de un mundo en borrador, que ya empieza animado a colaborar?
Dos toques aclaratorios 1) ante lo que fue acoso y acusándosele de viejo, Cervantes, en el prólogo de la segunda parte le contestó a Avellaneda, cura: NO SE ESCRIBE CON LAS CANAS. SE ESCRIBE CON EL ENTENDIMIENTO y 2) No se puede dudar de los jóvenes precoces; de los que ha habido muchos. A la juventud hay que respetarla porque ha tenido representantes grandes. A la vejez, en cuanto a las letras, mucho más; porque la gran obra literaria, la masiva, “la definitiva” es de la madurez. ¡Siempre lo fue!

Anónimo dijo...

Respecto a lo que dice el Sr. Domínguez sobre vivir por encima de las posibilidades, medio estoy de acuerdo y medio en desacuerdo, según se trate de posibilidades presentes momentáneas, presentes continuas o futuras. Si tengo un hijo de 16 años y le quiero pagar estudios universitarios, por ejemplo, ya tengo una carga a medio plazo que me impedirá disponer de parte del dinero disponible..., etcétera. Adolfo _García.