sábado, 12 de enero de 2013

Con la lectura del pregón, dan comienzo las Fiestas de Tamaraceite 2013


 Fotografías: Armando Hernández
 Esta noche se dio el pistoletazo de salida a las Fiestas de Tamaraceite 2013. Un pregonero de lujo, Don Luis García Correa, para unas fiestas que hacen historia, ya que son ya 75 años los que ha cumplido la parroquia.Les dejamos con algunas imágenes del acto y el pregón.


Subir a este estrado, para pregonar nuestras fiestas Patronales, es una demostración que soy un servidor de ustedes.
Me he pasado mi vida queriendo ser un servidor de la comunidad. Gracias por permitirme serlo y hacer este pregón  para ustedes y visitantes.
Gracias también por todos los que se han quedado para acompañarnos.
 
Y ahora debo comenzar por agradecer, y de la forma más efusiva, que repito, ese honor que se me ha concedido de pregonar las Fiestas de San Antonio Abad, de nuestro querido pueblo de Tamaraceite, que coinciden con el gran acontecimiento del 75 aniversario de la creación de nuestra Parroquia.
Este honor me lo ha concedido la Comisión de Fiestas, maravillosamente representada  por su presidenta,  la Srta. Adriana Beltrán, con esa mayoría de jóvenes solidarias, ayudada por alguien que tanto quiere al pueblo de Tamaraceite, como lo ha demostrado durante años, doña Conchi Moreno.
Gracias y que Padre Dios les bendiga, y agradecerles el Padre Nuestro que me rezaron para que este pregón sea lo que pretende.
¿Y qué pretende este pregón y este pregonero?
Primero, insistir que celebramos el 75 aniversario, de la creación de Nuestra Parroquia.
Fue allá por el año de 1937, el 8 de diciembre, -Día de la Inmaculada Concepción-, que el recién llegado y famoso Señor Obispo, Monseñor Antonio Pildaín y Zapian, firmó el decreto de creación de nuestra Parroquia junto con la de Nuestra Señora de la Encarnación de Tenoya.
Párrocos que han sido curas de almas, haciendo aportes de enorme valor.
¿Cuántos bautizos, bodas, defunciones, confesiones, ayudas de todo tipo hemos recibido? Incontables. Han cuidado de nuestra salud corporal y la del alma. Ayudas a la vida y a la muerte. ¿Qué más se puede hacer y cómo agradecer tanto trabajo y tanto bien?
Podríamos también relatar las muchas anécdotas que se han tenido con los monaguillos a lo largo de estos 75 años, y algunos de prestigio como lo es nuestro querido y admirado amigo José Lezcano Guerra, con quien siempre estaremos en deuda.
No podemos olvidar las distintas formas del altar principal, y hoy el maravilloso e impresionante mural que nos dejó Jesús Arencibia.
Toda esta historia hay que pregonarla a los cuatro vientos, intentando manifestar el eterno agradecimiento de un pueblo a su Parroquia y a sus párrocos.
Seamos un ejemplo para los que nos visiten en esas fiestas, porque  somos un pueblo solidario y queremos seguir siéndolo.
Devolver bien por el bien recibido. Es nuestra deuda, y no sé otra manera de ir pagando lo debido: salvo la de cuidar de nuestra Iglesia, a nuestro párroco, y seguir queriéndonos como hermanos.
Hemos sido un pueblo y lo queremos seguir siendo.
Que sepan quienes nos visitan que estamos abiertos a todos, para juntos compartir las dichas de la ilusión y de la alegría. Que nadie se encuentre o se sienta solo.
«Que se viven tres días, uno para trabajar, otro para la diversión, y el otro dedicarlo a pedir perdón».
Seguro que juntos lo pasaremos mejor. Vengan y lo comprobarán. Por ello insisto en anunciar, proclamar y pregonar las fiestas conmemorativas del Nuestro Patrono San Antonio Abad.
¿De quiénes son esas fiestas?   De un pueblo, del gran pueblo de Tamaraceite.
¿Quiénes las organizan?    Las organizan todo un fantástico grupo de vecinos, que nos representan con una gran dignidad a los tamaraceiteros.
¿Quiénes somos?   Los nacidos o los que estamos viviendo desde hace muchos años, -como es mi menda-, al igual que todos los últimamente incorporados a este impresionante y bello valle de Tamaraceite.
¿Cómo vamos a celebrarlo?
Dando y regalando la alegría, que este pueblo ha tenido a lo largo de los siglos, y sigue teniendo.
Somos un pueblo honesto. Nuestro comportamiento ha sido de suma laboriosidad, de lo que estamos muy orgullosos, porque nos lo hemos ganado a pulso. Siempre hemos sido solidarios y buenos vecinos.
El mal ajeno era nuestro, y el nuestro lo compartíamos con los buenos vecinos y se reducía a la mitad o a casi nada.
Si en algo se ha destacado este pueblo es por el amor al prójimo, no con palabras sino con hechos.
Eso es lo que ofrecemos: amor, educación, trabajo, honestidad y gozar de la libertad, y todo lo ofrecemos con alegría, que la queremos compartir, para que sean aún mayor.
Estas creencias y vivencias queremos compartirlas con quienes nos rodean, y con quienes nos vienen acompañar, para en unión festejar la festividad de Nuestro Santo Patrono San Antonio Abad de Tamaraceite.
Queremos compartir nuestra alegría con los visitantes, así seremos auténticamente felices. Lo podemos hacer porque somos un pueblo libre, que va hacia delante, con una juventud de esplendor, de armonía y valores, que camina hacia el futuro. Un brillante futuro que se ganará con honestidad, laboriosidad y hermandad.
Después de Padre Dios, están la familia, los amigos, los vecinos, la comunidad y todo con libertad.
Queremos reunirnos para gozar de ser felices y compartir, que eso es la felicidad: compartir.
¿Cómo queremos compartir la felicidad? 
Dando y entregando, con hechos, aquello que tenemos: vean el programa y se convencerán y compruébenlo después.
Son estas fiestas Patronales, y los 75 años de la Parroquia, la gran ocasión para demostrarlo y gozarlo.
Queremos seguir siendo un pueblo, aun dentro de nuestra ciudad.    
Al decir pueblo nos referimos a continuar teniendo las virtudes de la convivencia: esa preocupación por el problema ajeno, el del vecino o familiar. Queremos seguir siendo solidarios y no aislados en medio de los demás. Querernos y gozar de la amistad y la vecindad.
Queremos seguir teniendo y viviendo nuestras tradiciones solidarias y educadas.   
Queremos seguir enterándonos de la salud de la vecina y del vecino. Que son mis compañeros de toda la vida. Máxime con la experiencia que ya tenemos, los 75 años de nuestra Parroquia, aunque como pueblo somos centenarios.
Este maravilloso valle de Atamaracit, tiene sus raíces en el poblado aborigen. Somos un pueblo viejo, y nos enorgullecemos de ello.
Este valle se viste de gala, y su Parroquia y su Iglesia -lugar de encuentro personal y con Dios- se suma a colaborar en lo que puede: ofrecer la Iglesia para rezar.
Compartir que es repartir, y repartiendo le toca a todos. A usted, al vecino, al amigo y al visitante.
Queremos que sepan que seguiremos siendo los mismos después de estas fiestas, siempre les estaremos esperando.
Somos un pueblo que ha sido, es y quiere ser consecuentes con sus creencias y con sus valores, y de ellos nacen las vivencias de amor a los demás como a nosotros mismos.
Les queremos porque somos un pueblo honesto y participativo.
Rogamos a San Antonio Abad, -que bendice todo-, nos bendiga también a nosotros junto con los que nos acompañan en estos festejos.
Nos dé la plena felicidad y la plena libertad, para no sólo compartir las alegrías, también compartir los problemas.
 Así podremos arreglar  los graves temas de hoy, y los de mañana, porque la única solución es el compartir la honestidad de la mayoría con la participación y la unión, y habremos fortalecido la necesidad que nos tenemos de unos y otros, y la habremos realizado con amor.
Así brillará la luz de la solidaridad, y Tamaraceite será el faro que ilumine al visitante que nos acompaña como a mí y al vecino.
Por todo ello les aconsejamos y rogamos, no dejen de venir y compartamos lo bueno que tenemos, porque lo malo lo habremos resuelto o anulado.
Somos un pueblo agradecido que camina por el sendero luminoso de la libertad y queremos ser consecuentes queriendo y agradeciendo el bien recibido, y lo hacemos con estas palabras y con los hechos diarios de apoyo a nuestra Parroquia, y de ayuda a nuestros vecinos.
No queremos la felicidad sólo para nosotros, la queremos compartir.
¿Qué queremos?
Unas fiestas animadas, pues tenemos lo que corresponde: gente nueva con gran alegría, entusiasmo y pasión.
¿Qué necesitamos?
Mucha gente para juntos alegrarnos dándonos la bendición, porque jóvenes hoy administran la gestión.
Que estamos en fiestas y las hacemos con el corazón, llenas están de amor, para que las gocemos hoy, mañana y sean siempre plenas de alegría y pasión. Estamos en fiestas, es la gran ocasión de compartir sentimientos, alegría e ilusión. Para juntos revivir los valores de la honestidad y de la participación.
Estamos en fiestas que es la gran ocasión.
Que viva San Antonio Abad, sus parroquianos, vecinos y visitantes, y viviremos momentos de plena felicidad y amor.
Que Padre Dios y la Santísima Virgen nos acompañe e ilumine, dándonos la dicha de festejar a San Antonio, juntos y con gran ilusión.
Gracias, y les deseo la plena felicidad con libertad. Les quiero con pasión.
Felices fiestas y las sean para todos, lo deseamos con amor.
Gracias don Cristóbal, Adriana, Conchi, Carmen nuestra concejal, jóvenes y quienes nos escuchan, a todos por haber contribuido, haberme oído, y por la paciencia y bondad que han tenido, lo que les agradezco de  todo corazón
Muchas gracias y felices fiestas.

La Comisión de Fiestas de Tamaraceite 2013 les saluda


Por: Adriana Beltrán
Presidenta de la Comisión de Fiestas
Tamaraceite 2013
La Comisión de Fiestas de Tamaraceite de este año 2013 saluda a todos los vecinos y vecinas de nuestra localidad y les anima a participar en cada uno de los actos que se celebrarán desde el próximo 12 de enero, hasta el 27 del mismo, fecha en la que concluiremos nuestra fiesta.

En nombre de la comisión que presido por primera vez quiero recalcar que este año nos hemos encontrado con muchos obstáculos, sobre todo económicos. Estamos pasando por una época llena de dificultades, y es por ello que nos gustaría hacer un llamamiento a todas las personas que componen nuestro pueblo para que aporten su granito de arena con su presencia en nuestras fiestas.
 Hemos puesto todo nuestro empeño para que esta festividad salga adelante, y así seguir con una tradición que empezaron hace mucho tiempo nuestros abuelos. No queremos que nuestras fiestas se conviertan en las fiestas de unos pocos, sino en una celebración de y para todos. 
Estamos ante una de las mejores oportunidades para reunirnos, convivir unos con otros, y por qué no, conocernos. Si hay algo que mantiene un pueblo con vida es su gente, su participación y ,por supuesto, su implicación. No debemos olvidar que la chispa que da vida a Tamaraceite somos nosotros mismos, y que esa chispa no debe apagarse jamás.

¡Felices Fiestas de San Antonio Abad 2013!

Les saluda, 
Adriana Beltrán
Presidenta de la Comisión de Fiestas

viernes, 11 de enero de 2013

Don Luis García Correa pregonero de las Fiestas de Tamaraceite 2013

En la imagen en un acto en la Casa de la Cultura de Tamaraceite.
Mañana sábado 12 de enero a las 20:00 horas en la Iglesia de Tamaraceite, con el pregón, darán comienzo las Fiestas de Tamaraceite 2013. El pregonero de este año fue el primer Presidente de la Asociación Canaria para defensa de la Naturaleza "ASCAN", hoy Presidente de Honor, Concejal del Ayuntamiento de Las Palmas de GC y precursor del movimiento asociativo en nuestros barrios creando la primera federación de vecinos de España y fue Presidente de la Asociación de Amigos de la Catedral de Canarias. 
Actualmente es miembro de la Plataforma del Centenario de Jesús Arencibia, de la Fundación Tamaraceite y de Radio Tamaraceite Onda Parroquial donde realiza un programa semanal. Bloguero activo y persona siempre comprometida con los problemas de Tamaraceite. 
El pregón será retransmitido por Radio Tamaraceite Onda Parroquial.

Actos religiosos de las Fiestas de Tamaraceite 2013

 Les dejamos con un avance de los actos religiosos:


Actos religiosos de la Fiesta de San Antonio Abad. 

Domingo 13. Celebración de la Eucaristía en la Mayordomia a las 12 de la mañana.. Anima los cantos la Agrupación Aytamy.

Jueves  17. Día de San  Antonio Abad.  Celebración de la Eucaristía en Tamaraceite a las 7 de la tarde.

Domingo 20. Fiesta de San Antonio Abad. 
A las 11 Función Solemne. Preside la Eucaristía Don Venerando Novelle Guedes.  Anima los cantos el Coro Parroquial. A continuación procesión por el recorrido de costumbre

Domingo 27
A las 11. Misa en la Plaza San Jorge (en los Grupos, detrás del Centro de Salud). Canta el Coro parroquial.
A las 12: Procesión hasta la Plaza de la Cruz donde se hace la bendición de los animales.
A las 1.30: Llegada a la Plaza. 

Ser generosos con Dios y con los hombres

Por: Luis C. García Correa y Gómez
La generosidad es una de las grandezas humanas que llenan el alma y el corazón, y en muchos casos los estómagos de los que lo necesitan.


Benditos sean los generosos, de ellos es la gloria terrenal y luego, seguro, la gloria en el cielo.

Para ser generoso, sólo se necesita serlo. No es necesario tener y poseer bienes materiales – que tienen una capacidad limitada para llegar a los demás –, sólo los bienes espirituales – la ayuda, el consejo -, que son los que desbordan, pueden llegar a más gente y alejan al mal.

Recordar el pasaje de Jesús, en el que elogia a la viuda pobre que en el “gazofilacio”, en la entrada del Templo, depositó como limosna unas monedas insignificantes “todo lo que tenía para vivir”, y Nuestros Señor Jesucristo se conmovió, porque su ofrenda fue más importante, para Dios, que la de todos los que daban de lo que les sobraban.

Para ello se necesita amor. Sin amor no se puede ser generoso.

“Es más poseer a Dios en el alma que oro en el arca”. Dijo San Agustín.

Jamás nos debe reprimir hacer obras buenas en servicio de los demás, incluso tener la generosidad de sacrificar aquello que nos parece necesario para la vida.

Jamás tener miedo a ser generosos.

¡Qué poco nos es realmente necesario!

En cuanto a Dios, recordar aquel antiguo dicho: “que a Dios se le conquista con la última moneda”.

Y son de los pequeños actos diarios, que van desde el esmero de ofrecer el día, al comenzar la jornada, a Dios y a los hombres, hasta las atenciones que requieren la convivencia, en especial con los más necesitados.

Tener siempre dispuesto el corazón, el bolsillo y la participación de entrega plena, sin condiciones.

Las medias entregas acaban rompiendo la amistad y las buenas relaciones con los amigos y necesitados

Sólo una generosidad plena nos permite seguir el ritmo de los pasos de Jesucristo con los necesitados. De lo contrario, cada vez nos veríamos más distanciados de todo lo bueno que nos rodea.

Esta entrega de lo que somos y tenemos se debe realizar en la fidelidad a los valores recibidos, en especial los religiosos, incluso en pequeños detalles para con los compromisos con Dios y con la sociedad.

No temamos a la generosidad. A nadie se le pide que dé más de lo que tiene, pero si más de lo puede dar.

Sería maravilloso darnos nosotros por entero en la generosidad con los demás.

Además, el Señor que es generoso por antonomasia, nos ha prometido el ciento por uno en esta vida, y luego la vida eterna

La generosidad es la antesala de la felicidad, sin ella no se puede llegar a la sala de la plena felicidad, y para llegar se necesita usar del inconmensurable bien de la libertad y de la responsabilidad que tenemos que ejercer por la honesta participación

Dios y los humanos nos queremos felices, seámoslos por la generosidad.

Debemos ofrecer y compartir con la generosidad el trabajo, las pequeñas y grandes dificultades, de la caridad bien vivida y del tiempo gastado en favor de los demás

Esa entrega diaria a los demás y a Dios, es necesaria para andar más allá de la estricta justicia, aún de aquello que en justicia pertenecería a las propias necesidades,

Y seremos juzgados según la medida de los valores interiores, del cómo nos ponemos a la disposición del prójimo, medida según el amor con el que nos damos libremente al servicio de los hermanos.

jueves, 10 de enero de 2013

Fiesta Canaria en la Mayordomía


¿Es leve la esperanza eterna de la levedad?

Por: Antonio Domínguez

No puedo usar “la gran metáfora de la vida” porque tendría que saber con respecto a qué y es algo que ignoro absolutamente; y hablo con toda la seriedad, que no es mucha, pero juro que sí es toda la de que soy capaz. Trataremos de los que manejan y sacan a pastar diariamente el ganado humano; no se hablará aquí para nada de pastores de almas y religiones ningunas (al título del artículo se le echará de comer aparte). Sí de manejadores del mundo en general. Sí de líderes encargados de “velar” por el proceso de las cosas. Que no se confunda la metáfora oveja-pastor con su uso religioso que aquí  no se toca ni se trata, se emplea por considerarla más prospera a nuestro fin.
¡Hay que ver! Como encaminan los todopoderosos ganaderos “Dioses” de la tierra, a los borregos que conducen unidireccionalmente, desviados hacia una meta fija, físicamente acomodada al lugar más conveniente y muy cambiante, según sean los intereses del pastor de turno, conducidos por el perro de su maldad. Sabe cada pastor del singular ganado, que en cada uno de los borregos que lo componen, hay un reyezuelo potencial o rey de y en sí mismo. Me parece muy bien que un hombre no adore la figura de otro por solo este trasnochado título y quien también considere que no es miembro de una colmena para tener una reina; esto es, contemporizar alejado por siempre de todo período clásico, pero también de los mentirosos nuevos ordenes. No entrar nunca en ideas salvajes emulando a los mayas; “esperando el regreso de la serpiente emplumada, que todavía, no ha regresado de su largo exilio”. Lo que en general es pasable y difuso, en lo particular puede ser un drama; porque viendo los señores a los corderos cada uno con su manía particular de grandeza, les viene un sentimiento de pena cachonda. En ver semejantes aspiraciones se parten de la risa. Lo malo es que no es esta una risa al estilo tradicional de desternillarse, sino que era otra la alegría que sentían, con sus celebres derechos de pernada y sienten, con las vergonzantes y cavernícolas desigualdades. Sigue siendo verdad que en el más chico de los más pequeños; en cada uno de ellos, hay subyacentemente sueños de reyezuelo; y que nunca materializarán, parece ser de lógica tremenda. Solo sirven (esos sueños) y no es poco, para alegrar a los grandes, de y con, la alegría que necesita la maldad, para ser lo cruel que tiene que ser. Siendo los grandes hasta filantrópicos humanos, permitiendo, animando y apoyando se hagan planes para el futuro, ayudando incluso como parte activa, para conociéndolos, poderlos abortar, mas bien reventar, dinamitar, desde dentro. Así es la vida mientras sea (dure) su hálito. Mientras haya aunque sea uno que resuelle oxígeno, será suficiente, para que, valiéndose de él para estar vivo, intente robarlo a otro para que se asfixie; o el otro a él, es lo mismo.
El hombre; el que constituyera el primer ganado del mundo. Guiado por el propio hombre, antes de la domesticación de los animales, cuyos ganaderos congéneres (siempre se dijo “mis hombres” con pasmosa facilidad, mucho más grande que, “mis cabras”) constituidos por reyezuelos espabilados; astrólogos, predictores profetas, visionarios, fantoches, curanderos; toda clase de intrigantes y ventajistas, que los hay desde tiempos de la tribu. Siendo Nostradamus un claro ejemplo como campeón de la intriga estúpida, oportunista y lacerante de los pobres diablos de abajo; “conducidos por este sinvergüenza fresco e insolente campo a través, en pos de la hierba”. ¿Porqué traspiro este veneno? Porque estoy terminando de soltar los nudos que a mí también me tenían atrapado. ¡Ese es el rey de la creación: exactamente igual que el más ínfimo vestigio animal en sus fines na-tu-ra-les, que los principios son todos un invento!
Optimista yo, siempre me llamaron la atención las rotundidades del gran conocedor Groucho Marx. La que sigue es aquí adecuada: “procediendo de la nada, hemos alcanzado las más altas cotas de la miseria”. 

miércoles, 9 de enero de 2013

Programa de las Fiestas de Tamaraceite 2013


Feliz Año y Feliz Fiesta de San Antonio Abad



Por: Cristóbal Déniz
Párroco de San Antonio Abad
de Tamaraceite
Muy feliz año 2013 a todos los feligreses y a todos vecinos y vecinas de Tamaraceite. Somos conscientes de vivir un momento social de preocupaciones y de empobrecimiento de muchas familias en nuestro pueblo, lo que nos lleva a una mirada negativa o perpleja respeto al futuro. El cambio de año es siempre un momento para meditar sobre el camino realizado e intentar mejorar en lo que nuestra aportación supone para el futuro. Todos nos felicitamos en esta época y nos deseamos un buen año y de alguna manera soñamos en que sea así. Podemos decir que, más que nunca es necesario soñar y luchar para que este año sea mejor para todos, especialmente para aquellos que peor lo pasan por distintas situaciones.

San Antonio Abad, el patrón de nuestra parroquia nos ofrece a través de las grandes decisiones de su vida, algunos caminos para mejorar a todos los niveles. Nos viene muy bien tener en cuenta una de sus primeras decisiones comprometidas: el rechazo a dedicar su vida a gastar una gran herencia de sus padres. Descubre ante el Señor la llamada a una vida distinta con el acento no en gastar, consumir y presumir de ello, sino en más bien dar gran importancia a la austeridad, la sencillez, la acogida a todas las personas y la solidaridad con los más pobres. Este programa cristiano de vida de San Antonio Abad lo convierte en una gran referencia en su pueblo, siendo consejero y padre espiritual de muchas personas que se acercan a él para reorientar sus vidas.

En estas fiestas del año 2013 en su honor, pidamos para nuestro pueblo la lucidez de vivir como él, siendo siempre mano amiga tendida a todas las personas, especialmente si pasan por dificultad. Que la fiesta de San Abad nos ayude a encontrarnos a todos con buena disposición, superando las ideas e intereses que a veces separan y enfrentan. Que San Antonio Abad nos ayude a potenciar la unidad y la colaboración mutua en todos los espacios de encuentro de nuestro pueblo, y así nos sintamos más a gusto, sembrando en el presente un futuro mejor.  Que San Antonio Abad nos ayude y lo dejemos ser el guía para unas buenas  fiestas en Tamaraceite y para este año 2013. Felicidades y buen ánimo para todos.
                               Un cordial abrazo. 

martes, 8 de enero de 2013

Ayudar a grabar los nuevos valores.

Por: Luis C. García Correa y Gómez

No pongo en duda, lo creo, que los jóvenes de hoy tienen valores, aunque algunos sean diferentes a los de los mayores, otros no.
La diferencia no es obstáculo para la comunicación. A los de mi generación, los que entonces eran mayores, nos enseñaron valores, en especial valores religiosos. Y nos enseñaron a ser consecuentes con ellos. De igual modo, los que hoy somos mayores podemos acompañar a los jóvenes en la búsqueda y la vivencia plena de los valores.
El ejemplo es muy importante.
Nuestros actos reflejen nuestros valores.
Los actos de los jóvenes también deben ser la vivencia de sus valores, me consta que hay quien los viven hoy, y plenamente.
Los valores no son teorías. La actuación de unos y otros es lo que les da vida.
El crecimiento de ONGs pone de manifiesto que los jóvenes tienen valores, como los de un grupo de mi pueblo.
Hay integrantes del 15 M, honestos e idealistas, con valores.
¿Qué ayudó a los de mi generación a fijar los valores?
 La educación de nuestros padres, su confirmación en los colegios y en el ambiente.
Desde niños vimos, oímos y vivimos los valores. Aprendimos que aprender es necesario, pero insuficiente: hay que esforzarse por poner los valores en práctica. Y aprendimos que siempre hay tiempo para rectificar.
Los niños de hoy deben ver, oír y vivir los valores.
Vivir en y con valores no se improvisa.... Vivir en y con valores no termina nunca. 
Hay que empezar desde niños.
La mayor obligación de los padres es transmitir valores a sus hijos.
Nuestros padres cumplieron esta tarea con esfuerzo, dedicación, constancia y cariño. No conozco otra receta para los padres de hoy en día.
Ser consecuentes: la coherencia es la pedagogía adecuada para enseñar y transmitir valores.
¿Creyentes no practicantes? Los que tenemos fe, sabemos que la incoherencia es estéril. Creyentes practicantes. Cuesta, no es fácil. Pero no estamos solos: confiamos en la ayuda de la oración.Pero educar en valores y vivir con valores también obliga a los que no tienen fe.
Así, uno y otros, colaboraremos a vivir aquello para lo que hemos nacido: ser felices. Solo lo seremos si vivimos de acuerdo a nuestros valores, y para ser libres.

El Ayuntamiento pone en marcha la primera Escuela Vecinal para la formación de colectivos y asociaciones del municipio

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través del área de Participación Ciudadana ha puesto en marcha por primera vez en la ciudad la Escuela Vecinal, un proyecto que se desarrolla en colaboración con la Federación de Asociación de Vecinos el Real de Las Palmas, con el objeto de formar a las futuras asociaciones y colectivos vecinales del Municipio para que puedan beneficiarse al 100% de su labor.

El proyecto arrancó en diciembre con un taller de Informática Básica Aplicada para estos colectivos, que cuenta con 20 plazas y tiene una duración de 20 horas lectivas en su primera fase, aunque esta actividad de Informática se desarrollará durante todo 2013.

Entre las acciones formativas que se van a llevar a cabo en 2013 se incluyen cursos como Gestión Documental y Económica; Subvenciones y Elaboración de proyectos; Relaciones con las Administraciones; Buenas Prácticas de Participación; Organización de Eventos y Habilidades Sociales y de Comunicación.

Además, se pretende trabajar otros aspectos igual de relevantes como la igualdad, la diversidad cultural y el medio ambiente, llevando a cabo visitas guiadas y encuentros con otros colectivos que puedan aportar su visión.

Por otro lado, el área de Participación Ciudadana trabaja para acercar a todos los colectivos y asociaciones interesadas, actividades que complementen el proyecto Escuela Vecinal con acciones como catas de vino, exposiciones y charlas ofrecidas por expertos en diversas materias que puedan ampliar la formación que se ofrece desde Participación Ciudadana.

 
Fuente: Ayuntamiento de Las Palmas de GC

lunes, 7 de enero de 2013

La barbería de los Hermanos Domínguez Herrera

Por: Tino Torón

Cuando me adentro al Pueblo de Tamaraceite  por la carretera que viene de Guanarteme y asomo en la vuelta de Las Perreras o la bajada de la Cuesta Blanca, mi mirada se expande como un ave que quiere volarla, contemplando la actual imagen, viniéndome los recuerdos de los pasos de mi vida, de un tiempo que considero no muy lejano,  que ha quedado dibujado en mi mente y creerme que cada vez que paso se me unen las diferentes imágenes como si tuviera un libro en mis manos.
        Hoy me quiero parar cerca del antiguo y hoy histórico kilómetro 813-7, ese que parece que forma y sostiene parte del frontis de la casa, esquina a la calle Magdalena, dando la impresión y preguntándonos si estaba antes o fue la mitad empotrado por obstaculizar la acera, allí llegué a ver a gente apoyada y descansando a medio lado  como si fuera la albarda de un burro.
Kilómetro 7
(desde Las Palmas a Tamaraceite)
    Nada mas pasarla y formando frontis de la misma casa antigua y terrera, hoy  nº 72 se encuentra el bar conocido por el de Vicente y junto la barbería de los Hermanos Domínguez Herrera, Antonio, el mayor al que llamo el patriarca de la familia, escritor, artista plástico, logrando unos cuadros de pinturas clásicas, lo poco que tiene de gran valor y también con esa imagen intelectual de donde manan de su mente la compleja filosofía, de frente despejada, pelo semi-largo y gafas transparentes.
     Sindo, el menos orador, pensativo y minucioso en el arte de la pintura, pero también de gran talento, es como si estos barberos también le sacaran las ideas a sus clientes, cuando deja las tijeras pasan a sus manos la paleta y los pinceles, como si sacara el plato y la cuchara (deseos y hambre de pintar) en la actualidad ha pintado mas de un centenar de cuadros, participando en exposiciones.
     Pedro es el mas joven y el mas pequeño de estatura, también calvo (y dicen que a los barberos se les pegan los pelos, ¡sí! ¡será por los pies!) en su mente al igual que sus hermanos, lleva toda la historia del Pueblo de Tamaraceite, sintiéndome que vamos por el mismo camino literario como una yunta de bueyes arando y escribiendo en el mismo surco, tanto relatos como poesías y consejero en diferentes facetas, a pesar de ser el mas joven, desde temprana edad de unos 12 ó 13 años, mientras el padre estaba trabajando, él estaba a sus pies, me supongo que era el de los mandados al mismo tiempo que aprendía, el tal vez con pantalones cortos escuchaba las noticias y chismorreos de los mayores, por lo que a temprana edad se convirtió en un joven hombre. Pedro cuando el sillón se queda vacío el ocupa su lugar como para no dejarlo enfriar, leyendo, escribiendo, hablando etc. sin describir sus poses.
La antigua barbería 
       Antes de entrar en la barbería a la que yo visitaba, me traslado a los recuerdos de pasar por la barbería de su padre, un barbero venido de San Isidro de Teror, instándose casi frente a la que fue Sociedad hoy una casa en ruinas convertido en solar, y recuerdo de ver en aquel tramo el garaje de Don José el Medico y también usado por Don José Aguilar, un pequeño solar con unos bancos en espera de la guagua,( allí se protegían del sol, de la lluvia) un taller de motos, el salón de los futbolines, las oficinas de las guaguas verdes de Guanarteme, la barbería…
       En ese tramo entre la tienda y bar de Juan Pérez, que mas tarde se convirtió en ferretería estaban las paradas en dirección a Las Palmas de los piratas, coches de hora,  (dirección única por donde pasaban toda la circulación del norte y parte del centro de la isla) allí se veían los trajines de lecheras, fardos y paquetes y como no el pizco y dulces nada mas cruzar, te encontrabas la Sociedad, el bar de Rafael, el de Cristóbal, el de la famosa Mariquita Villegas con la panadería, ese callejón por donde entraba la levadura,  la harina y condimentos, salían los dulces y el pan, (obras artesanales) al pasar se mezclaban toda clase de olores.
Una tertulia en la barbería
        Ahora quiero entrar en la barbería que frecuentaba atraído por la cultura, allí nos dábamos cita, los hermanos Domínguez Herrera, Pepe Ojeda diseñador-publicista de grandes conocimientos artísticos, al cual le pido también consejo, aunque echaba de menos a su hermano Antonio Ojeda (Ñito) de gran trayectoria social, cultural asociativa, etc. ( del que me gustaría rebuscar todo lo que tiene-sabe en el baúl de su mente y archivos ) Ñito es un orgullo entre otros para Tamaraceite de un pasado, presente y  futuro a no olvidar, el  escritor y poeta  Pepe Juan Mujica Villegas, del que ya sus libros ocupan un espacio  de prestigio y orgullo, dentro y fuera del Distrito,  Maximino en sus visitas a su Pueblo, un personaje polifacético de gran valor y trayectoria cultural-social, viajero-explorador de la vida ….,  Calderín Liria, persona del mundo del asociativo y defensor desde su puesto, hasta donde puede de lo nuestro, coincidiendo la entrada de clientes conocidos como Elías el Taxista, Murillo,.. un personaje popular del que lo poco que hable con él y me dijo mucho, el paso callejero y vistoso de Ramón con sus bellos y llamativos ramos de flores, entre otras personas desconocidas para mí, que entraban en conversaciones diversas o pedir información, era mi casa de tertulias de la Cultura, ahora a partir de su inesperado cierre al caer enfermo Pedro, el cual se encuentra bien afortunadamente, solo me queda el recuerdo.
Ramón "el de las flores"
       Cuando entraba pasando una puerta de cristal, que evitaba los ruidos de hoy y encerrando los olores no solo del floid, jabones, colonias, polvos talcos… si no también de aceite de trementina, oleos que Sindo utilizaba para sus retoques y cuadros aun húmedos colgados unos, apoyados otros en las paredes, admirando los murales que rodeaban las paredes llenándose de luces y colores, mientras quedaba el frontal de los espejos, dividido por el lavamanos y las repisas de cristal con brochas unas en remojo en sus cuencos, tijeras, cepillos, colonias, máquinas hoy eléctricas, peines de hueso todas desgastadas y amansadas, hechas a la mano como decían los profesionales de antes por sus cotidianos usos.
         Dos sillones repintados, retapizados y giratorios considerados antiguos en esta época y que fueron renovados por los de madera y fijos de su padre, (antiguamente los barberos giraban alrededor del cliente como si fuera una trilla) sillones por donde habían pasado miles de clientes le han dejado el sabor a la ultima barbería de Tamaraceite, antes había cerrado la de Manuel Afonso que procedía de Tenoya hermanos y sobrinos de una zaga de barberos a los que he recopilado artículos por ser Tenoya un Pueblo vivero de barberos.
       Sentarme en la barbería era impregnarme en arte viendo todo lo que me rodeaba a donde quiera que mirara, aquella habitación pequeña se me hacia grande, de ella de los poros de sus paredes quería sacar e imaginar los ecos de historias, discusiones, disputas, chismorreos, alegrías, penas…habitación dividida por un cuarto a media altura, preguntándome qué se guardaba y servía ese rincón, una puerta separaba la barbería del bar, tanto es así que las conversaciones se entrecruzaban y los olores a copillas y tapas, mientras me sentaba en uno de los cuatro asientos y sobre una mesilla rectangular reposaban revistas y periódicos y en la esquina un televisor. (todo el mobiliario a juego con el ambiente)

Sindo "echando una pelada"
        Los clientes cuando entraban, (recordando lo tiempos de antes de colgar en la percha la chaqueta, el sombrero o la  boina, dejando relucir su casco ensombrecido y “reblanquido”) esperaban si o no su turno, notándose que se encontraban cómodos, ya  a media  mañana se veía en el suelo la colcha de pelos de tonos matizados blancos y negros batiéndose por los giros del barbero, era una señal de su trabajo, cuando lo consideraban sacaban el cepillo arrinconándolos como cosecha del día, al sentarse sacudían y le ponían el babi hasta media cintura escuchando el musiquear artístico del zigzag de las tijeras, cada vez hoy mas silencioso y apagado, pues los barberos de antes hacían malabares con ellas relajándolos dejándolos medios dormidos, la maquina eléctrica, antes manual, aquella que de vez en cuando daba un tirón de pelos, encogiéndonos mientras los barberos apaciguaban, el cliente se hacía el fuerte, maquinilla accionada como unos alicates con peinillos del cero, el uno, dos, del tres) recordando los pelados del cero, amadeo (deu), corte de león…, habían barberos que cuando terminaban daban un ligero pescozón a los más allegados como señal, y para los niños tenían una tabla que la ponían sobre los apoyabrazos del sillón, parecían que estaban en un trono el niño santo y si no se estaban quietos le daba un golpito con la madera de los cepillos …(vi a padres y madres llevar a niños sosteniéndolos y haciéndoles gracias para entretenerlos y que no lloraran)
Pedro Domínguez en la barbería
     En los pelados se conversaban, con la cabeza baja o media girada levantando la mirada, consiguiendo su ángulo de visión, a veces dejando los ojos en blanco, en el momento de afeitarse se suprimían las conversaciones a medias, mientras lo enjabonaban dejándolo lustrado del blanco esponjoso, (recordando el asentador de cuero, amolando con arte y destreza la peligrosa navaja) tirando a veces del pellejo arrugado, cuando pasaban la navaja iban dejando surcos descubriendo su piel, que poco a poco se empajeraban, dejándolo como decíamos, como el culo de un niño chico. (recuerdo de ver el jabón ensangrentado como si fuera un dulce merengue, una guinda en las mejillas, curada con la sabia barra pastosa)
Barbería
      También me llamaba la atención en el momento de terminar, de sacudirse a su aire dejando los últimos pelos, mientras se metían las manos en el bolsillo, mis amigos de los que les hablo tenían una caja de puros donde depositaban el cambio, el resto al bolsillo.   
       Los clientes unas veces se quedaban y otros seguían a sus ocupaciones dejando en la calle a su paso el olor, si se encontraban amigos por el camino o paseantes se daban cuenta que venia de la barbería, hasta que el rastreo se iba evaporando.                                                   
         Tamaraceite como Pueblo cada vez va perdiendo su identidad, la carretera General en tramos ha dejado su viveza, hoy la vida comercial la tiene a partir de la entrada a la Montañeta, al revés del tiempo de antes, (tiempos de hace unos 50 años) recuerdo en mi juventud que ni las parejas pasaban por lo solitario y obscuridad que llegaba hasta el Cruce “El Ovejero”
       Cuando he ido escribiendo me ha dado la sensación que he entrado peludo y barbudo y he salido pelado y afeitado, sensación que quiero transmitir a aquellos que la conocieron.   
       Quiero seguir…, teniendo que dejar tantas cosas atrás, pero tengo que aparcar para no cansarles y hacerles mas ameno, mi hoy recorrido, pero en la despedida queda con un “clamor”….
            
            LA BARBERIA DE LOS HERMANOS DOMINGUEZ HERRERA,
          DEBEMOS DE RESCATARLA, POR LO MENOS SU MOBILIARIO
                         PARA CONVERTIRLO EN UN FUTURO MUSEO.   
                         (La barbería y casa de tertulias y cultura ha cerrado) 
                                    

domingo, 6 de enero de 2013

Humor y alegrías en las iglesias

Por: Jesús Vega Mesa
Unos amigos que vinieron de Guatemala salieron desencantados después de participar en una misa en nuestra Isla. Según ellos, no había ningún gesto de alegría como si el evangelio o la fe produjeran aburrimiento. Y abundando en la conversación, criticaban la apatía de los fieles, el rollo del cura que parecía que hablaba para otra galaxia o la poca participación en los cantos. Las misas en Guatemala, me comentaban, duran bastante más, pero en ellas se respira alegría y hasta buen humor. Podemos estar más de una hora en la misa de cualquier día pero estamos disfrutando.

Casi coincidiendo con esta experiencia, llegaron a mis manos unas palabras del papa que dan la razón a los amigos guatemaltecos: "El humor, es un indicador de la fe. Una de las reglas fundamentales para el discernimiento espiritual podría ser: donde falta la alegría, donde muere el humor, allí no está ni siquiera el Espíritu Santo, el Espíritu de Jesucristo. (Benedicto XVI en su libro “El Dios de Jesucristo”).

Pero no es bueno generalizar. La experiencia de mis amigos pudo ser muy diferente, tal vez, si hubieran ido a otra parroquia. Pero su crítica vale para todos. Porque son muchas las personas que expresan su malestar por el aburrimiento que le producen las misas o por tener que aguantar los cabreos o imposiciones de los curas o las personas de su entorno. Pero sería injusto no reconocer que en la Iglesia Canaria no es ese el panorama más común.

Comenté esto a unos fieles habituales y me dijeron asombrados: ¡Se ve que no nos conocen! Entre nosotros hay siempre mucha alegría y mucho buen humor. Bastaría visitar un templo en las pasadas Navidades para comprobar que el ambiente era de total alegría. Mariano Medina es un cura canario sobrado de gracia y simpatía. Desde hace años recopila anécdotas de esas que ocurren sobre todo en bodas, bautizos y primeras comuniones. Pero no sólo se limita a contar hechos graciosos. En más de una ocasión le escuché llamar la atención a algún compañero porque lo veía demasiado serio, demasiado tieso en las misas. O a otro porque utilizaba un lenguaje totalmente ajeno a la comunidad a la que se dirigía. Y Mariano no es el único. Con todo, al comenzar el año, conviene tomar nota de la advertencia de mis amigos: Que en las celebraciones religiosas haya más alegría, más frescura, menos estiramientos, para que la fe se pueda transmitir como lo que es: un regalo que nos pone eufórico.

Y hoy, pasado ya el día de Reyes, les quiero regalar una sonrisa. Porque si los curas como Mariano recopilan anécdotas vividas entre los feligreses, algunos de éstos también han tomado nota de avisos que los curas han puesto en su hoja parroquial y dan lugar a diversas interpretaciones. Por ejemplo éstas:¡

- Para cuantos de entre ustedes tienen hijos y no lo saben, tenemos un espacio preparado para los niños.- Recuerden en la oración a todos aquellos que están cansados y desconfían de nuestra parroquia.

- Por favor metan su donativo en el sobre, junto a los difuntos que quieren recordar en la misas. - El viernes a las 7 de la tarde, los niños del oratorio presentarán "Hamlet" de Shakespeare en el salón de la iglesia. La comunidad está invitada a tomar parte en esta tragedia.

- Queridas señoras, ¡no olviden la venta de boletos para la tómbola! Es un buen modo de librarse de las cosas inútiles que estorban en casa. Traigan a sus maridos.

- El coro de los mayores de sesenta años se disolverá durante todo el verano, con el agradecimiento de toda la parroquia.

Que en estos tiempos de crisis, no matemos la alegría ni el humor. Y que se note.

¡¡¡¡Llegaron los Reyes Magos!!!


Llegó el, tan esperado, día mágico para millones de niños y adultos españoles, porque hay que recordar que el Día de Reyes es una tradición española.

Afortunadamente en la actualidad los Reyes llegan para todos, en mayor o menor medida, con más o menos regalos, para ricos y pobres, grandes y chicos, se hayan portado bien o mal.

Pero antaño las cosas eran diferentes, los pobres de antes sí que pasaban desconsuelo, porque el pobre de antes no tenía ni acceso a Cáritas, ni a la recogida de juguetes que ahora hacen muchas ongs e instituciones como la Casa de Galicia. Ahora raro es el niño que no recibe algo.

Antes, y no hace muchos años de ello aunque algunos ya no se acuerdan ni quieren acordarse, era un tiempo en que no se pedía a los Reyes Magos sino que se recibía de los Reyes Magos y por ello se valoraban más los regalos. No importaba el tamaño ni el valor, lo que importaba era que los Reyes se habían acordado.

Ayudemos a reflexionar a nuestros hijos  que lo de menos es la cantidad de regalos ni el valor de los mismos sino que lo que  importa es la intención con que nos ha llegado. Feliz Día de Reyes