sábado, 19 de julio de 2014

Al César, lo que es del César...


  
Por José Juan Mujica Villegas
Acabo de leer el más reciente artículo de Pedro Domínguez, persona con quien coincido en muchas cosas y discrepo en otras, pero al que admiro como persona y quiero como excepcional amigo. He de decir que, una vez más, Pedro, como muy pocos, demuestra su encendido amor a Tamaraceite y su sagaz aptitud para hacer incisiones que conmuevan nuestra conciencia. Yo, al menos en parte siguiendo el hilo de lo que él denuncia he de decir que:
   Nací en Tamaraceite hace 64 años. Soy de este pueblo y a él me he sentido ligado toda mi vida. Ahí lo hicieron también mis ascendientes. Lo amo del modo que toda persona bien nacida suele vincular su sentimiento con la tierra que lo ha visto nacer, crecer y, muy posiblemente, lo verá irse más tarde en su instante predestinado. En sus calles vive y ha vivido la mayor parte de la gente del mundo con la que me he relacionado y todo cuanto a su entorno, a su personalidad y a sus vecinos concierne. Por eso, haciendo una excepción, me atrevo a escribir y a publicar estas líneas, impulsado por un cierto desencanto. Soy asiduo y callado lector de esta página a la que me estoy dirigiendo. Leo  con atención, tanto las noticias, como los artículos de opinión que en ella se manifiestan. Con muchas cosas coincido y con otras no, pero trato siempre de ser respetuoso con toda idea, así que nunca he aceptado el impulso natural de aplaudir o criticar en este medio ni en ningún otro las cosas que me congratulan o las que me sitúan en el punto también razonable del desacuerdo. Sólo la amistad me ha movido a hacer alguna excepción. Hoy la excepción la motiva otra causa.
  Antes debo decir que, yo, lejos de la política en general y de la doméstica en particular -los pies de mi vida no pisan peldaños que sean aquellos que están más altos que los de mis vecinos, amigos y familiares-, siento gratitud por el esfuerzo enorme que la gestión municipal hace con la perspectiva de que nuestro Tamaraceite sea cada vez más grande, más próspero y más atractivo ante los ojos del resto de nuestra ciudad y de nuestra isla. Eso se consigue con valentía, con tesón, con generosidad y con inteligencia. Yo, analizando mil cosas, pondría una nota alta, no ya en concreto sólo a Doña Carmen Guerra y a la corporación que representa, a quienes alabo, sino en mayor o menor medida al resto de gobiernos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Con sus aciertos y con sus errores. Sin embargo, a veces me veo en la necesidad de mirar sólo de reojo algunas cosas para evitar verme convertido en estatua de sal. Llevo años solicitando personalmente a los responsables de la política municipal referida a nuestro distrito, el reconocimiento oficial de algunas personas ya extintas a las que Tamaraceite debe mucho, personas que se distinguieron como adalides del sentimiento de un pueblo, mostrando, incansables, una labor activa y generosa, meritados vecinos a quienes nosotros no hemos correspondido. Por ejemplo, está la figura de Antonio Arencibia, de quién, a todos los que nos honramos con ser tamaraceiteros, necesitamos pensar muy poco para evocar su crisol de imborrables valores. Aún no tiene con su nombre una miserable esquina. ¡Qué pena, qué dolor, qué ingratitud...!
   No menos inexplicable es el trato a nuestro más insigne artista; no voy a descubrir nada de Jesús Arencibia.... para ello igual sería necesario escribir un libro. Como todo reconocimiento tiene una calle en el Lomo de los Frailes, la cual por su ubicación, es apenas conocida por nadie. Aún esperamos por la escultura que merece presidiendo solemnemente la entrada principal de nuestro pueblo. Curiosamente, en la entrada del cementerio de San Lorenzo, se muestran  dos placas dignificando la figura de estos dos próceres tan poco reconocidos por nosotros mismos. Sin embargo, uno de los proyectos estrella de este ayuntamiento en relación con Tamaraceite - San Lorenzo, es el del “Corredor Verde”, así llamado y que pretende la loable intención de perpetuar, mejorando su estructura, los entornos aún lejos del influjo urbano, tales como nuestro barranco, sus cercanías y, con ello, todo ese angosto pasaje original que desde la lejanía del tiempo vino uniendo a los dos pueblos con todo lo bueno que, en un período posiblemente de siglos, regaló a sus caminantes, a sus pobladores y al contacto con el sinfín de fincas diseminadas por todo su entorno, un soplo de progreso y un canto histórico de unión entre sus gentes. Es, por tanto, el barranco y sus alrededores, igual para San Lorenzo como para Tamaraceite, el emblema sublime de nuestro pasado cercano y el paradigma de nuestros recuerdos comunes. Hasta ahí todo muy bien, pero... ¿qué sucede con el nombre que, al parecer, ya se le tiene asignado y, según palabras de la misma concejal, aprobado en Pleno? Yo pregunto: ¿por qué...? ¿En base a qué argumentos se opta por un nombre que, sin explicarse razones, desplaza a otros apellidos ilustres que duermen el sueño de los justos? Es más: ¿es que en San Lorenzo tampoco existe ni ha existido nadie que haya podido merecerlo también? ¿Se ha pensado concienzudamente si ese privilegio debería pertenecer a un ancestral inventor de la idea original de tan generoso camino, o al padre o padres de su realización primitiva? ¿No habrán quedado sin contemplarse las figuras de aún más gentes que ya no están entre nosotros y no son menos ciertos acreedores a esa meritada dignidad? ¿Se han contrastado objetivamente unos valores con los de tantos otros que también pudieran merecerlo?
   Ante lo visto y del modo que las apariencias fueran capaces de sugerir, cualquiera podría llegar a pensar maliciosamente que esta decisión no es más que la consecuencia de lo que pretende ser un guiño gentil y complaciente. No es que yo diga eso, porque no está en mi mente esa idea, pero cualquier malpensado podría suponerlo y hasta insinuarlo.

  ¿Por qué a la hora de tomar decisiones tan trascendentes como ésta no se convoca al pueblo, a la gente... y se le pregunta qué le parece una idea que a todos afecta y cual podría ser una propuesta no menos sugerente?

viernes, 18 de julio de 2014

Tamaraceite

Por
Espero que los sentimientos heridos que tengo desde mi raciocinio razonado, allá cuando era joven y quería y sigo queriendo a este mi pueblo, al que le tengo un cariño que nunca me he sabido explicar, casi diría que enfermizo, cuando toco los temas de mi Tamaraceite no hay ningún atisbo de notoriedad. Muchas veces he rozado el ridículo y he caído en la pedantería de denunciar a gritos sabiendo de antemano que estos gritos metafóricos no se escuchan y no se tienen en cuenta.
Normalmente en todo lo que le ocurre a una comunidad, barrio, población, están implicados los propios vecinos pero nosotros, no. Hemos sido cruelmente marginados, fuimos de San Lorenzo, ahora de las Palmas, y nuestra lealtad ha sido a cambio de nada. Aquí se ha defendido, se defiende y se añora más, que los propios vecinos del pueblo de San Lorenzo, el antiguo ayuntamiento. Ahora se acepta y se reconoce por muchos, el de Las Palmas. “ Aunque estamos divididos en estas reivindicaciones …”
 Lo que pretendo es que se nos escuche por alguna vez y que de las propuestas que hace Esteban alguna sea considerada. para ver si se cambia esta rueda de la fortuna que, cual mole, nos tiene aplastada nuestra identidad que está dando los últimos estertores.
A las diez propuestas que sugiere Esteban, en mi  experiencia por lo que observado y experimentado a lo largo de décadas desde la dictadura, el lema de las autoridades de toda índole es que “a Tamaraceite ni agua.”  Mucho se ha pedido y nada se ha conseguido. Todo se va en reuniones a las que vienen los de “abajo” con un parabién que promete, para después hacer lo contrario o mutilar la idea, o dejarla en una componenda ridícula que mejor es no acometer. Pasó con lo del Corredor Verde, con lo de la reparación de la plaza, que es el único espacio publico que tiene lo que se puede considerar el grupo de edificaciones que componen el Tamaraceite antiguo. Y así con otras muchas peticiones. Otra , por ejemplo: las  propuestas de las denominaciones de calles, con gentes relevantes y benefactoras de nuestro acervo cultural, o que han dejado retazos de convivencia y de cariñosa notoriedad, ¡De eso, nada! Para tal cosa están aquellos que desde la lejanía y con el “ derecho” que les da la usurpación para decidir por una colectividad secuestrada desde una posición ultrajante y cruel,  antes por dictadura y luego por “votos.”
Es por lo que pudiera escribir y detallar a las diez propuestas de Esteban las diez negaciones con sus altares ante los que hincar las rodillas, pero es necedad hacerse daño con propias consideraciones, si no se va a lograr nada.
A modo de pequeño apunte, la primera de las propuestas, (una comisaria), no les interesa porque habría que ampliar plantilla en la policía y el aumento de denuncias, aunque solo fueran unas cuantas más, agobiarían a la administración de justicia. La segunda, sobre un monumento o reseña en La Cruz del ovejero, también es negativa porque no interesan iconos que luego sean difíciles de desplazar por unas posibles  vías a distinto nivel allí en la zona, lo que en el futuro parece tener  todos los indicios… Es de considerar que por motivo de votos se trate de evitar todo lo que tenga conexión con lo religioso…
 A estas alturas lo que manda es vivir tranquilo. Que con su pan se lo coman. Si recapacitan y beben en la fuente de la concordia y de la justicia, que dejen caer unas migajas de comprensión para que la democracia también llegue a Tamaraceite.

jueves, 17 de julio de 2014

Apuntes...Soñadores

Por Jesús Vega Mesa
Sueño casi todas las noches. O al menos cada día despierto con una historia en donde se mezclan realidad y fantasía. Unas veces me hacen reír y otras despiertan en mí emociones diversas. Anoche por ejemplo, el sueño me regaló un encuentro casi real con un hermano. Al despertar sentí la alegría de haber visto y hablado con R. y la pena de que aquello no era cierto. La pena de que había sido sólo un sueño. 
Y esta tarde, como si fuera la continuación del sueño, mientras caminaba (y cojeaba) por estos alrededores, un señor me paró para preguntarme si conocía a M.
-Claro que sí, le contesté. Lo veo algunas veces por aquí.
-Pues tenga cuidado, pues es un soñador.
-¿Qué tenga cuidado? Pero si a mí me gusta la gente soñadora, que cree en las utopías, que es arriesgada y no se amilana por nada…que es idealista
No acabé de hablar y el vecino me interrumpió:
-No, no. Me refiero que es un fantasioso, que imagina mucho, que no puede uno fiarse de él…que inventa cosas… Por eso le digo: Tenga cuidado.
Y, como si de un mal sueño se tratara, intenté no creérmelo. Porque soñar es bonito y es necesario. Pero aquel hombre insistía en decirme lo peligroso que es ser soñador. ¿Peligroso? Peligroso es no soñar. Peligroso es quien no mira el horizonte ni cree que es posible cambiar uno y cambiar el mundo. Peligrosos son los conformistas y los que no ambicionan progresar y ser mejores.
No hice caso a aquel amigo. Pero me ayudó a reflexionar. Porque yo, como tantas gentes, no solamente sueño por las noches. Cada día, cuando termina la jornada reviso los sueños que he tenido y por los que me he esforzado. Es verdad que la mayoría no llegan a cumplirse. Es verdad que algunos pueden ser demasiado utópicos. Y por eso deseo que pase rápido la noche para mañana seguir intentando lo que hoy no pude conseguir.
Y al despertar de nuevo, repaso lo soñado para empezar la aventura, siempre nueva, que se me pone delante.
Soy un soñador. ¿Seré peligroso?
El mundo hay que hacerlo y transformarlo cada día.
¡Pobres de aquellos que no saben soñar!
¡Pobre de mí el día que amanezca o anochezca y no descubra ningún sueño nuevo!

Nueva propuesta de senderismo

Nueva propuesta del programa "Haciendo Camino" en la que hará el recorrido desde la Cruz de Tejeda a Artenara con una visita guiada e interpretada por un arqueólogo del programa de difusión del Cabildo de Gran Canaria al yacimiento de Cueva Caballero. El recorrido tiene unos 8 km y la dificultad es baja.

miércoles, 16 de julio de 2014

Gala Solidaria organizada por la Obra Social Alimentación y Bienestar de Tamaraceite



El próximo sábado 19 de Julio de 2014, a las 20:30 H, en el Auditorio del CC Las Terrazas, tendrá lugar la Gala Solidaria "Contra La Pobreza Cero". Ésta ONG quiere seguir apostando por el bienestar, la solidaridad y el compromiso ante los que más nos necesitan en esta sociedad. Con esta gala y tu ayuda conseguiremos mantener los proyectos sociales que estamos realizando, principalmente la ayuda al plan de alimentos. Por una pequeña y simbólica ayuda de 5 € ayudarás a muchas familias y además obtendrás un boleto para la rifa solidaria que se celebrará en la misma gala. Los premios son los siguientes:

* Binter Canarias: 2 pasajes para 2 personas para cualquier isla
* Talasoterapia Las Canteras: Un bono para 2 personas
* Restaurante El Punto: Una cena para 2 personas más 8 Invitados de la pareja que lo gane.
* Restaurante El Tirandillo: Tres Cenas.
* Relojería Daniel del Pino: Un Reloj.

Para adquirir puedes hacerlo a través de nuestro face por mensaje privado o los días 15, 18 y 19 en el stand que estará ubicado en frente de Media Mark del CC Las Terrazas en horario de 16:00 a 20:00 H.

martes, 15 de julio de 2014

Semana de taller radiofónico en Radio Tamaraceite


Este lunes, Radio Tamaraceite comenzó a impartir el Taller de radio 'Emocionar' en el salón parroquial de Tamaraceite. El Taller cuenta con 29 participantes y finaliza el jueves 17 de julio. Este lunes tuvo lugar la primera sesión a cargo de Raúl Arencibia, director de Radio Tamaraceite. Este martes, fue el turno de Eduardo Hernández, profesor de la ULPGC, que abordó todo lo relacionado con la parte técnica. la Alta y Baja Frecuencia, del Equipamiento técnico en una emisora y otros aspectos técnicos. Este miércoles continúa el Taller con Raúl Arencibia para trabajar el guión radiofónico y algunas técnicas de comunicación.
                                                Fuente: Radio Tamaraceite

La Banda Municipal la próxima semana en San Lorenzo


El Hombre

Por Luis C. García Correa
Los hombres somos buenos por naturaleza, por educación, por creencias y por valores. Hemos nacidos para ser buenos, felices y libres. Pero nunca para utilizar la libertad con perjuicio de un tercero, que ya no es libertad.
¿Por qué hago estas disquisiciones? Porque algunos hombres, últimamente, somos los grandes detractores del bien y generadores del mal. Lo que unido a los pasotas e individualistas fortalece al poder perverso.
La gran fortaleza y autoridad del hombre está en hacer el bien participando honestamente, y sin pedir nada a cambio.
Se necesita, urgentemente, la participación honesta de la mayoría de los hombres, para contrarrestar al citado poder perverso.
Necesitamos, urgentemente, la participación honesta de todos los que están en el paro, en especial de los que están cobrando una paga. Y no digamos los jubilados, que tienen tiempo disponible. Nadie puede ni debe vivir sólo para él.
El cuerpo humano necesita la actividad. La paralización de un miembro lo termina anquilosando. Lo mismo nos pasa con la mente y con la actividad.
Si nos paramos nos anquilosamos esperando aburridos, tristes e inactivos, a la muerte, que llegará asombrada, viendo el tiempo que hemos perdido.
Los hombres hemos sido abusadores del poder. Ahora, afortunadamente, con la libertad presumida - aunque no real - tratamos de vivir acorde a nuestras obligaciones…:ser honestos, solidarios y participativos.
La santidad y la grandeza las hemos vivido a lo grande. ¡Qué enorme cantidad de hombres han marcado la historia, los adelantos y el progreso! Hemos seguido avanzando, pero ahora acompañados - ya casi al mismo nivel - de la mujeres, afortunadamente.
Aún no hay la verdadera igualdad entre la mujer y el hombre. Cuando llegue, este mundo será lo que tiene que ser, un paraíso.
Los hombres tenemos la ineludible obligación de ser solidarios y participativos, porque el poder y autoridad que podamos tener no es nuestro, es de todos, y a todos tiene que ser devuelto, a todos tiene que volver en forma de buenos hechos.
La felicidad está en compartir. Hemos sido grandes creadores de ideas, y ahora debemos serlo de hechos.
Benditos sean los hombres que dedican su vida a trabajar por los demás sin pedir nada a cambio, de ellos es la autoridad, el bien, presente y el futuro.
Colaboremos en el bien, repartiendo el bien, y con ello habremos cumplido con la inestimable y necesaria honesta participación para la plena felicidad y la plena libertad.
Las mujeres y los hombres, somos los privilegiados de la creación.
Correspondamos con nuestra honesta participación en el bien, y la gloria, la felicidad y la libertad serán la compensación.
Y tendremos nuestro hábitat y convivencia natural, por ser unos honestos y participativos hábitatistas.

lunes, 14 de julio de 2014

Llegó internet y mandó a parar.

Por Antonio Domínguez
1 Eran tres periodistas del régimen (“trabajaban  por y con el régimen, no digo que para el régimen, aunque mantengo que la inmensísima mayoría sí. Nadie del pueblo podía expresarse por escrito más allá de una carta pá La Bana. ¡Se había de ser periodista!, que ahora avergonzados “de las gestas” que han protagonizado en la dicta hierro y habiéndose dado cuenta de su condición y naturaleza de cotillas con título universitario  y en su defecto alcahuetes remunerados, han decidido últimamente hacerse llamar escritor y periodista, como si la escritura periodística fuera pintar con el culo. Metabolicen su herencia movimientil señores, calladitos que están más bonitos, guapos y todo. Sigan contando sus cuentos azucena, sus carnavales, sus romerías al santo arriesgando vidas con fuertes explosivos, con manadas de toros sueltos entre el gentío. Cuando habían de haberse dedicado a combatir semejantes salvajadas y no haberles dejado tomar la fuerza imposible de combatir ahora, ya en la era del gol, penalti y fuera de juego; en estos fangos metidos (por su culpa de ustedes) absolutamente nada tiene arreglo.
2 Sin grandes expresiones épicas. Sin grandes aspavientos. Sin manoteos demandadores. Sin avisar gritando: ¡¡cuidado!!.
Con el disimulo mayor posible; como si el periódico (papel) no hubiera de ser un negocio; por lo menos para los padres de familia que sí trabajan manipulando las pesadas bobinas venidas de la selva, o, devenidas. Las pobres personas lectores grises, amilanadas, aturrullados, apabullados (y no me venga con el demagógico recurso político de que si creo tonto al pueblo, porque le contestaré que sí sobre la marcha, y ¿sabe porqué?, ¡porque lo es! y porque no tengo nada que vender ni votos que disputar!) les inoculan “Marcial Lafuente Estefanía y cuentos azucena, sin que se nos quede atrás Vizcaíno Casas” el grandísimo Goethe español… el extraordinario Dickens latino; y la homónima al marca; en nuestro caso, que fue, El Canarias Deportiva. Estamos de acuerdo qué, “Bien de pobres no viene a Canarias”. Nos agradan y adulan diciéndonos que aquí pegó el grito Alfredo Kraus. Nos cuentan que Galdós dijo solo grandezas y descubrimientos psíquicos; y no se dice nada de sus estupideces y de las flojeras humanas consustanciales y congraciadas con la desgracia humana y hasta con la gracia canaria humana.
3 Con todas las anteriores frases establezco un preámbulo que va de no agresión a nadie (en particular). Sí va de aviso para que se contengan en el mentir; o hagan opiniones aclaratorias de lo que dijo el que pagó para expandir una mentira, o si no, hagan un periódico deportivo, con el que venderán todo el papel que arrejundan a tiznar ¡y nadie de los que les lean estarán en condición de cuestionar, porque, según recientes investigaciones, las manchas de tinta china se tiran a frenar el desarrollo cerebral ¡y no solo eso sino que el manchón le va dando para atrás al reloj cerebral hasta dejar al individuo, rápidamente, en una edad mental de diez años. Imposible que pueda ser inocua la tinta; tanto como que tengan razón sus defensores y usuarios.

domingo, 13 de julio de 2014

Radio Tamaraceite celebra el fin de temporada.

Terminó la temporada radiofónica 2013/14 y un año más volvieron a  reunirse para compartir un rato diferente con los colaboradores de la emisora. Fueron unas horas dedicadas a celebrar los logros alcanzados esta temporada y dar gracias por el trabajo de nuestros colaboradores. Son muchos los que no pudieron estar y se les echó de menos. Gracias a todos los voluntarios por el servicio que prestan en Radio Tamaraceite. Seguimos avanzando. Ya están trabajando en la nueva temporada.