sábado, 14 de enero de 2017

Se busca a Gustavo González González, desaparecido en Almatriche

Gustavo González González salió de su casa de Almatriche este viernes por la mañana a pie, sin llaves ni documentación. La familia pide la colaboración ciudadana para encontrarlo.
Si lo ve, puede ponerse en contacto a través de los teléfonos 655 90 38 81, 685 11 94 03 y 637 14 89 74.

Plátanos amasados con gofio

Por Jesús Vega Mesa
Me hizo mucha gracia cuando me lo contaron. Un vecino de mi pueblo participó hace unos meses en un concurso de postres canarios. Se presentaron más de cien concursantes con recetas muy  elaboradas:   Mezclas insólitas de productos de nuestra tierra a cual más sofisticada. Para sorpresa del concursante de mi pueblo, su receta, plátanos amasados con gofio,  fue la premiada. Los ingredientes eran plátanos y gofio. Así de sencillo. Y este fue el postre o la merienda de muchos canarios en los tiempos que por aquí  no se conocía el yogur ni el mus ni todas esas delicateses  que nos ofrecen ahora en cualquier restaurante. Me supongo que el jurado valoraría la sencillez del postre y su autenticidad. Qué más se puede pedir.
Como en casi todo, nada mejor que lo sencillo. A mí, por ejemplo, me cansan   los discursos, homilías o reuniones con lenguaje  rebuscado, infinitos,  no hechos para ser disfrutados  sino para el lucimiento de quien lo hace. Me molestan los escritos que hay que leer tres veces para entenderlos. Cuando era estudiante en Colonia, cuenta una profesora, tuve que preparar,   en una ocasión, un trabajo largo y difícil  para una clase en la Universidad. Antes de entregarlo al profesor, lo enseñé a un compañero mayor, que lo leyó con interés, y después me dio un consejo amistoso que nunca he olvidado: Está bien, me comentó. Pero si quieres tener una buena nota, tienes que decir lo mismo, pero   de un modo más complicado.
Así suele ocurrir. Se confunde muchas veces lo complicado con lo inteligente. Cuántas veces hemos oído a alguien que dice: Qué homilía tan buena. O qué inteligente la persona que habló. Y si uno le pregunta cuál era  el tema  responde que no  lo entendió  mucho, pero que hablaba muy bien. Si se habla es para que el público a quien uno se dirige lo entienda. Lo siento, pero hay predicadores –a lo mejor yo soy uno- que son maravillosos…para dormir a la feligresía. Nos olvidamos que Dios, que es la suma verdad, es también la suma sencillez. San Pablo, en la primera carta a los Corintios (14,1) dice que “Si no hablamos con palabras que se entiendan, estaríamos hablando al viento”. Y es que, para ser auténticos hay que empezar por ser sencillos. Sin demasiado decorado, sin afectación. La forma hay que cuidarla. Pero lo que realmente importa es el mensaje que se quiere transmitir-.
El papa  Francisco tiene la difícil virtud de la sencillez. Generalmente no ha sido fácil  leer los discursos o encíclicas de los papas. Sin embargo ahora nos estamos acostumbrando a escuchar o leer  las homilías de Francisco. Hace poco  hacía él mismo este comentario: “En nuestra imaginación –se lamentó- la salvación debe venir de algo grande, majestuoso. Como si sólo pudieran salvarnos los poderosos, aquellos que tienen fuerza, que tienen dinero. Sin embargo la salvación solo viene de lo pequeño, de la simplicidad de las cosas de Dios.”  
El lenguaje engolado, falsamente erudito y rebuscado puede valer  para el lucimiento personal. La forma de hablar llana, sencilla, humilde, auténtica, es como los buenos postres. Fáciles de entender y gustosos al paladar y al corazón. Como los plátanos amasados con gofio. 

viernes, 13 de enero de 2017

Domingo de fiesta en Tamaraceite


Querer y no poder

Por Luis C. García Correa
Son muchas las ocasiones en la vida que queremos y no podemos.
Querer y no poder tiene una solución: querer y aceptar la realidad.
Durante mucho tiempo he intentado, y sigo intentando y queriendo, escribir temas que ayuden a muchas personas.
La falta de humildad es una rémora que ata sin cesar y arrastra al mal.
Mi oración frecuente es: Padre Dios dame fe, humildad, sabiduría y santidad. Esas cuatro peticiones las necesito con urgencia, pues cuanto más de ellas tenga seguro que escribiré aquello que ayude más a muchas personas. Hasta entonces seguiré rezando.
Querer y no poder es la otra cara de mis oraciones.
Seguiré rezando y pidiendo alcanzar la sabiduría que con humildad y fe me conduzca camino de la santidad y pudiendo ayudar.
Aprovecho para felicitarles, una vez más, en este año de 2017 y desearles que la fe, la humildad, la sabiduría y la santidad las tengan a raudales y la repartan con gran prodigalidad.
El tiempo -que por mi edad no me queda mucho en la Tierra de los vivos– quisiera aprovecharlo al máximo y para ello necesito la ayuda de usted y de los demás.
Sin usted y los demás mi vida –como la de todo el mundo– no tiene sentido ni valor. A usted le debo el valor de mi vida y espero que la suya aumente de valor por la ayuda de los demás, en donde también  quisiera estar yo.
El estar en la vida de los demás tratando de ayudar es una gran responsabilidad, oportunidad y obligación, que no debemos olvidar y  sí aprovechar.
Usted es tan importante que sin usted yo valgo menos. Y así toda la humanidad.
¿Qué pena no ver la realidad de la necesidad que tenemos de los demás?
Somos únicos e irrepetibles, y actuamos como si fuéramos seres aislados e independientes de la necesidad de los demás.
Que estas palabras “querer y poder” sirvan para reiterar mis felicitaciones y que veamos y comprendamos el valor y la necesidad que tenemos de ayudarnos.
Gracias y un fuerte abrazo fraternal para usted con la ayuda nuestra y de los demás.

jueves, 12 de enero de 2017

Así se vive en "Venezuela 2"

LPDLP. Hace dos meses que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria anunció el inicio de las obras del ARRU de Tamaraceite donde se construirán 84 viviendas nuevas que esperan estar terminadas el próximo año. Sin embargo, todavía queda casi una veintena de familias en la barriada que espera ser realojada antes de que empiece la demolición y que actualmente vive con miedo por los robos que se cometen en los inmuebles que ellos aún habitan.
La barriada de San Juan de Ávila, conocida como la de ´las casas baratas´, está muy lejos del país que gobierna Nicolás Maduro y, sin embargo, sus habitantes se sienten como él. "Esto es Venezuela 2", comentan en una mezcla entre broma y resignación ante la situación que, a día de hoy, muchos se enfrentan. Y es que de los más de 300 residentes de la zona, alrededor de una veintena todavía vive en ella a la espera de ser realojados para que dé comienzo la demolición de los edificios y la posterior construcción de las viviendas de Área de Renovación y Regeneración Urbana (ARRU) de Tamaraceite. Las condiciones en las que lo hacen son, cuanto menos, temerarias. Y es que al hecho de contar con la mayoría de sus pertenencias empaquetadas desde hace meses, cuando les avisaron desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria de que se iban a mudar, hay que sumarle la continua amenaza de robo que sufren a diario. "Han tirado ventanas, han arrancado puertas, se han llevado las chapas de los balcones y hasta los contadores de la luz y, todo ello, con nosotros dentro", aseguran a la espera de que todo cambien lo antes posible. Por lo pronto, mañana está previsto que se reúna con ellos el concejal de Urbanismo, Javier Doreste.
Miedo
El zaguán en el que reside África Cordón Santana parece haber salido de una película americana inspirada en el Bronx. La suciedad se acumula en las escaleras en cuyo ascenso aparecen pisos que pueden ser escudriñados desde el rellano porque tal y como habían advertido un grupo de vecinas, carecen de una puerta que los proteja de la indiscreción ajena. A media tarde casi no entra luz, pero todavía hay suficiente como para ver el estado desolador del interior. "A mí me da mucho miedo", confiesa Cordón Santana en el único territorio seguro que parece tener el edificio: su propio hogar. Una casa de poco más de 40 metros cuadrados en las que convive con sus dos hijos, su nuera, su nieto y su marido que está en cama. "Llevamos toda la vida aquí", relata, antes de invitar a pasar a unos desconocidos para mostrarles cómo no miente cuando cuenta que tiene casi todas sus pertenencias embaladas "desde septiembre", especifica. "Tengo los mis muebles nuevos guardados porque aquí ya no los quiero meter", explica mientras señala alguna de las humedades que se han acomodado en las paredes del salón donde ella duerme. "Yo todos los años he pintado y hecho mis reformitas, pero como nos avisaron para la mudanza no he querido hacer nada y al final todavía seguimos aquí", añade para quien también es una problemática la valla que colocaron alrededor de la calle cuando se inició el proceso de obras ya que la enfermera que trata a su esposo tenía problemas para acceder a su vivienda.
Cordón no es la única que se queja sobre este tema. Con indignación, Lidia Esther Montosa Viera recuerda cómo tuvieron que sacar a su madre también enferma en brazos por encima del vallado metálico para poder meterla en una ambulancia tras sufrir una recaída. "Cuando vinieron a ponerla todos los vecinos salimos a impedirlo porque nos encerraron aquí dentro y no podíamos acceder con los coches ni para traer la compra, y hasta los mismo obreros nos dijeron que pensaban que ya no quedaba nadie en estos pisos", apunta Dolores Almeida Marrero, secundada por María Jesús Saavedra Robaina.
Ambas son vecinas del bloque 1 y ambas aguardan la misma suerte, si bien sus casos son distintos. Saavedra, que lleva en el barrio desde 1968, espera poder mudarse a otra vivienda "un poco más arriba", pero no tiene claro poder hacerlo cuando la llamen del Consistorio capitalino porque es propietaria junto a tres hermanos más del piso y "los dos varones no quieren que me beneficie del alquiler social porque lo quieren para ellos". Almeida Marrero, por su parte, lleva diez años, los mismos que tiene la pequeña Yudeyma Mendoza Almeida, en el edificio. En su piso de la cuarta planta, viven también su marido, otros dos hijos y cada quince días, su nieta. "Hace unos días me llamaron para que me fuese a una casa pero dije que no porque está en una zona que no me gusta para la niña y, además, es muy pequeña y somos seis".
La misma postura comparte Mari Jiménez quien, a sus 69 años, no ve oportuno trasladarse a una casa más pequeña que la suya, donde vive desde hace medio siglo. "Me ofrecieron irme aquí al lado, a un piso que han arreglado y que tiene solo dos habitaciones, cuando el mío tiene tres y si hay casas nuevas para unos las tiene que haber para otros y yo no pienso moverme a una vieja". Adoración Díaz Rodríguez, a quien todos llaman cariñosamente Dorita, tampoco está por la labor de irse de su vivienda con tres cuartos a una de menos espacio. "Somos seis, no puedo coger una casa con dos habitaciones porque no cabemos, ¿dónde nos metemos?".
Esa misma pregunta podrá hacérsela Dorita mañana a Javier Doreste, quien comentó ayer que aunque el proceso de realojo se ha ralentizado, se espera que en dos o tres meses todos los vecinos estén reubicados en las casas de alquiler en las que vivirán los dos próximos años antes que hayan finalizado las obras de los 83 hogares nuevos que se construirán en "Venezuela 2" dentro del ARRU de Tamaraceite que se llevará a cabo en dos proyectos presupuestados en más de 6,6 millones de euros. De la demolición del primero se encargará la Constructora San José, mientras que de la cimentación de los edificios lo hará Constuctia Obras e Ingeniería SL. "La primera fase es la única que se verá ralentizada por el realojo, pero no el resto de la obra", apuntó el concejal de Urbanismo. Una situación que se podría haber evitado según los dirigente de la plataforma vecinal Platamaraceite 354, si se hubiese iniciado la reubicación de los residentes de la zona contando con las viviendas suficientes para ello. Y es que entre otras cosas, la puesta en marcha de esta iniciativa por la que llevan luchando en el barrio "desde 2005" se ha traducido en una oleada de robos que se ha extendido por la mayoría de los edificios del Patronato donde han arrancado chapas y ladrillos de los balcones, han arrancado puertas enteras y se han llevado contadores de la luz sin cortarse ni un pelo, aunque varias familias siguen viviendo en los ahora fantasmales portales. "Yo pillé a uno intentando llevarse nuestros cables del agua", cuenta María Jesús Saavedra. Por lo que han optado en su portal en poner un candado al contador. No obstante, el mayor miedo es que les pueda pasar algo ya que a algún vecino se les han metido en la casa. Para evitarlo, han decidido turnarse para vigilar desde las azoteas, ya que la entrada y salida de los maleantes no cesa ni de madrugada. "Mi hijo está obsesionado con cada ruido y yo tengo temor de que le vaya a pasar algo", apunta preocupada Dolores Almeida. Una situación de "constante peligro", también para los menores que se meten a jugar en los bloques, en la que todos coinciden que no pueden seguir viviendo durante mucho más tiempo.

¿EUROPA NO PUEDE INTERVENIR EN PAISES DE JUSTICIA HERIDOA DEL ALA?

Por Antonio Domínguez
De la primera parte de “los orígenes del problema de San Lorenzo” he hablado en otras ocasiones, pero todavía queda la segunda parte. Si recuerdan algo de lo que dije en aquel momento, dichos orígenes se asentaron en las acciones de los saqueadores cuyo Dios Verdadero es el Caudillo.

En definitiva, nuestro Excmo. Ayuntamiento “desapareció” y ya nada funciona en el cantón de San Lorenzo de Tamaraceite. Mientras tanto, las mayorías de aquí nos peleamos con las mayorías de abajo, que no nos quieren devolver lo que nos han quitado; y las minorías de aquí –esquiroles; hay otras palabras, pero son peores– se pelean con las minorías de abajo, claramente étnicas, que no quieren quemarse las manos poseyendo algo que no les pertenece y que, para colmo de males, es de vil procedencia. En resumen, nos peleamos todos a la vez en una guerra sórdida, mental y silenciosa, aunque cualquier cosa lo es después de la convulsa noche de armas. Y así seguiremos hasta que amanezca y la tangana aparezca en los periódicos junto a las altisonantes declaraciones de los bandidos, que están a punto de perder esas propiedades que adquirieron movidos por la avaricia y que desencadenaron el robo de nuestro municipio al completo. Entonces, y solo entonces, no habrá quien calle a los periódicos, que escupirán en un instante toda la información que no han querido revelar en ochenta años. Eso sí, todo esto acontecerá cuando La Haya se pronuncie a nuestro favor.

Aun así, y si tenemos un poco de esperanza, puede que algún día aparezca aquí un juez de honradez admirable por la enorme empatía que profesa a los que son huérfanos de la tierra, o sea, han quedado desposeídos de sus raíces y su cultura. Alguien, por ir un poco más allá en mi retrato moral, que tenga el don de sensibilizarse con el damnificado, el dañado, el atropellado. Creo que no es mucho pedir un juez que sea, como mínimo, un ser humano de verdad, bien hecho y bien acabado; como lo fuera el juez de jueces, Garzón, que le paró los pies al sanguinario Pinochet en esa gran cloaca –pues no sirve para beber– llamada Támesis.

Y mientras esperamos y rezamos por el advenimiento de un juez elogiable, los de abajo se degradan todavía más y se bañan en su creciente decadencia, ultimando nuevos planes para nuevas grandes urbanizaciones en las que, más seguro que supuestamente, se olvidarán de más del 50% de los servicios y equipamientos esenciales; y todo ello ante las mismísimas narices de la fiscalía, que ni siquiera tiene valor para actuar de oficio y que detendrá cualquier proceso hasta que los hijos del Excelentísimo Ayuntamiento se pronuncien para decir en alto qué es lo que quieren y el asunto se arregle por sí solo. Pero no harán caso alguno a ninguna reclamación y por eso aquí seguimos, sin que el Ayuntamiento nos haya sido devuelto. Sabemos que la Justicia se eterniza, y más si tenemos en cuenta que los de abajo tocarán en todas las puertas posibles y recurrirán a todas las sentencias perdidas, pruebas de los abusos judiciales cometidos.

De hecho, que recurrirán a todos los tribunales europeos a los que se pueda es algo de lo que no cabe duda, desde donde serán machacados por nuevos y multimillonarios porrazos jurídicos, aunque no antes de ser desplumados como gallinas japonesas. Así seguirá este entuerto, pasando por muchas manos defensoras hasta que llegue al fin el cirujano que tenga los recursos médicos necesarios para amputar lo que haya que amputar, y que, ya de paso, sea hábil para transportar personalmente al cementerio los desechos quirúrgicos que queden, que van a ser gigantescos si trabaja con la precisión que el asunto necesita. Aun así, lo dicho: en lo que esperamos, con o sin paciencia, esos que ya he mencionado terminarán de cargarse nuestros hermosos valles tropicales a base de mastodónticas tiendas multigénero al más puro estilo americano (del norte); y para muestra un botón, pues el barranco grande de Tamaraceite discurre hoy por hoy por una tubería que se extiende bajo muchas de esas megaconstrucciones.




Por otro lado, de aquí a que llegue a satisfacerse nuestra memoria histórica ya nos habremos mezclado con personas de las cinco razas que nos habrán inyectado todo tipo de problemas, y las contribuciones y demás impuestos se los llevarán del modo y la forma que les dé la gana; y es que, como comentan los gauchos argentinos del Martín Fierro, “las penitas pa' nosotros las vaquitas son ajenas”. Pero lo peor será que se erigirá una cucarachil fila de enormes construcciones que se sumará a las ya obsoletas, y ninguna será gestionada ni con inteligencia, ni con determinación. Por eso mismo involucionarán hasta transformarse en áreas marginales que, como es natural, contaminarán los alrededores de tercermundismo.

¿Resultado?, que la magnificencia de la legítima y futurista visión de nuestro Excmo. Ayuntamiento, en la que no había cabida para desastres de este calibre, se empaña cada vez más con los fantasmas, muy reales, de la fragmentación social y de las actividades parasitarias que nada tienen de la antigua nobleza de nuestro cantón. Si nos hubiesen dejado seguir gobernando en él... Porque, de habernos dejado, nuestros desastres culturales, ya sean los relacionados con el aspecto económico o social, estarían hoy en día reducidos a su mínima expresión; y no como ahora, que están en su punto álgido y son inaguantables. Porque, para una persona seria que ha recibido un mínimo de formación, la torturante bulla de la banda de Agaete y el estridente ruido que machaca a todas horas son peores que los de una película de acción de mala calidad.

Eso sí, está clarísimo que, en su fuero interno, los de abajo ya se han movido para llevar a cabo multitud de estudios, análisis y reflexiones de lo que se les viene encima por la vía de los tribunales; solo que, obtusos en su estrechez de miras, han optado por el astuto, medroso y absoluto silencio y por esconder la cabeza bajo el ala. Es por ello que todos los alcaldes que se han ido sucediendo unos a otros desde el comienzo de la usurpación histórica son, cuanto menos, dignos clones de esos primeros usurpadores; aunque, como siempre, supuesta y presuntamente. Pero no debemos olvidar una circunstancia fundamental: las motivaciones que les animan a conservar lo que una vez fue expoliado son distintas entre sí en tiempo y contexto pero exactamente iguales en todo lo demás. Cierto, los de ahora no han asesinado ni depositado ninguna pistola sobre la mesa, pero sí que perpetúan el delito original y la mentira.

Porque yo considero delito lo que una vez un alcalde, en un acto de cinismo manifiesto, exclamó a los guardias que lo rodeaban: “San Lorenzo fue muy generoso anexionándose a Las Palmas!”. ¡Habrase visto tamaña cara de cemento y mayor despliegue de manipulación...!

A pesar de todo, son las voces de esta gente la que tienen peso, mucho más que la liviana y maltratada memoria histórica que tan fundamental es para los hijos de San Lorenzo y para el ser humano en general. Recuerden esto: la memoria histórica nos da libertad de pensamiento.

miércoles, 11 de enero de 2017

Comienzan las Fiestas de Tamaraceite 2017

El domingo 15 de Enero 2017 será la apertura de las fiestas de San Antonio Abad 2017. 
A las 12:30 h.: Eucaristía en honor a San Antonio Abad en la Ermita de la Mayordomía. A continuación, convivencia interparroquial en la plaza de la Ermita de la Mayordomía. Se invita a todos, a traer la comida para luego compartir y pasar un día de fraternidad y amistad.

martes, 10 de enero de 2017

Avisos Parroquiales de Tamaraceite y Lomo los Frailes

Viernes 13 de enero 2017.
A las 17:30 h., Exposición del Stmo. Sacramento en la Parroquia de San Antonio Abad. A las 19:00 h., Eucaristía.
Sábado 14 de Enero 2017.
Encuentro de niños y padres del Despertar Religioso de la zona interparroquial.

Belén del Lomo los Frailes


Durante estas pasadas navidades se pudo disfrutar de un bonito belén recreado en la zona de La Mayordomía.

lunes, 9 de enero de 2017

El líder UD Tamaraceite tuvo que sudar para llevarse los tres puntos del Manuel Pablo.

                                                                                    Fuente: Infonorte digital

El CD Bañaderos vendió caro el acabar con su imbatibilidad como local y planteó un partido muy serio a la todopoderosa UD Tamaraceite que acabaria llevándose la victoria por el resultado final de 1-3.

El partido comenzó con dominio visitante pero los azulones estaban bien situados tácticamente y sabian controlar el empuje del líder de la categoría, que con  un disparo al larguero seria el preambulo de la jugada del 0-1.
Ésta llegaría en el minuto 22 en una combinación en la frontal del área que acabaría Eros con un zurdazo que nada pudo hacer el meta local José Antonio.
El CD Bañaderos se repuso del gol y tuvo varios acercamientos a la meta de Jonay pero el gol llegaria de nuevo a favor del Tamaraceite ya que sobre el minuto 35, David Figueroa enganchaba cerca del punto de penalti un derechazo que tras golpear en el larguero, el juez de línea dio como gol al interpretar que el balón traspasó totalmente la línea de meta. Con el 0-2 se llegaría al descanso.
En la segunda mitad los pupilos de Rafa Galván empezaron muy fuerte presionando al líder en su propio campo. Fruto de esa presion sobre el minuto 50" de partido, un robo en campo contrario proporcionaría una contra llevada por el capitan local Aday que mete una pelota rasa al área visitante y Aarón que llegaba desde atrás fusila al meta Jonay y pone el 1-2 en el marcador. Después del gol hubo unos minutos de presión azulona y Cristian pudo haber puesto el empate en el marcador por dos veces, pero primero el central que cortó un balón cuando ya se iba mano a mano con el guardameta y después el propio portero al salir del área con la cabeza, en un pase al hueco, que se quedaba solo, mantuvieron la ventaja del Tamaraceite en el marcador.
Cuando mejor jugaban los costeros llegaria el 1-3 en un cabezaso de Eros a centro desde la derecha de David Figueroa que el meta José Antonio llegó a tocar pero el balón se coló ajustadísimo al poste derecho del portero aruquense.
A pesar de ello, los aruquenses no dieron el brazo a torcer y acabaron el partido en el área rival, primero Kilian en un remate en el área chica que se fue por encima del larguero, despues Eric en un disparo dentro del área que se fue alto y por último el juvenil Aridane que remató en el area pequeña a las manos del portero visitante. Finalmente una falta lateral lanzada por Aday pudieron reducir distancias en el marcador pero al final el resultado seria el ya mecionado de 1-3.

La UD Tamaraceite comienza el 2017 ganando


La UD Tamaraceite se desplazó el pasado sábado, en su primer partido de la temporada, hasta el campo de Bañaderos, que lleva el nombre del excelente jugador de aquel lugar y que militara en la UD Las Palmas y el Depor, donde consiguió una nueva victoria ante el Bañaderos por 1-3. Esta jornada lo mantiene en lo más alto de la tabla y lo convierte matemáticamente en campeón de invierno a pesar de que sus perseguidores ganaron en sus respectivos partidos. 
El equipo blanquiazul lleva 16 partidos jugados, 15 victorias y 1 empate, un palmarés que se ha visto recompensado por el gran esfuerzo económico que ha realizado el equipo de Héctor Ramírez y el Grupo Ralons por reflotar a la entidad deportiva tamaraceitera.

Recuperar el tiempo perdido

Por Luis C. García Correa
Terminó un año y ha comenzado otro, y así ha venido sucediendo desde la creación.
Creo que es un buen momento para hacer balance del año pasado y, a partir de ese balance, sacar propósitos para este año.
Es un buen momento para pedir perdón por los pecados y errores que hemos cometido y el daño causado a los demás y a uno mismo.
Meditar en el amor que hemos dejado de dar, y dar gracias y alegrarnos por el amor que dimos y que recibimos.
La vida no es fácil, ni difícil: es complicada. Para vivirla plenamente necesitamos de la fe, humana o divina, que nos ilumine el camino a recorrer.
La vida es una maravillosa peregrinación hacia la meta final, que, para los creyentes, es Padre Dios. Supongo que los no creyentes sentirán la tristeza que todo se acabe con esa meta final de todo.
La vida es corta en el tiempo y larga en los hechos.
¿Cómo recuperar el tiempo perdido? Siendo conscientes y tratando de ser sabios y fieles al momento.
La brevedad de la vida es una llamada a aprovechar el tiempo ayudando y ayudándonos. Aprovechar el tiempo sacándole el mayor partido, el mayor rendimiento.
¡¡¡Recuperar el tiempo perdido!!! Para compensar el que hemos perdido.
¿Cómo recuperarlo? Los creyentes viviendo el Primer Mandamiento: amar a Padre Dios sobre todas las cosas y al prójimo, a usted, como a mí mismo.
Supongo que los no creyentes si son fieles al momento cumplen con la finalidad de la vida. Y por ello les felicito.
“¡La honestidad de la fidelidad a cada momento es la gran virtud del comportamiento, y con esa fiel honestidad conquistamos el mundo!”.
Ni un solo día se escapa a la realidad que hemos vivido y vivimos.
Este momento de reflexión es un gran momento para profundizar y reflexionar en el pasado y tratar de programar y de fortalecer el año que ha comenzado en ayudar con honestidad, luchando y pidiendo que tengamos la plena felicidad y la plena libertad, siendo fieles sin descansar.
Espero y les deseo que tengan un año pleno de felicidad, por no tener contratiempos, y pleno de libertad, por ser fieles a la realidad.
Este nuevo año nos traerá hechos desconocidos y muchos serán consecuencia de nuestro comportamiento.
Un año será bueno, para los creyentes, si servimos mejor a Padre Dios y a los demás. Y para los no creyentes creo que será servir mejor a los demás.
Todos, creyentes o no, tenemos un año para santificarnos, y con ello llenaremos nuestra vida de fidelidad al momento y así al año completo.
No desperdiciemos ni un solo día, ni un solo momento.
Feliz año y feliz vivencia y feliz convivencia con los demás y con uno mismo y habremos recuperado el tiempo pedido.

domingo, 8 de enero de 2017

El Cabildo crea en Tamaraceite el centro de control de transportes de toda la Isla

Jesús Montesdeoca  LPDLP.

Tamaraceite se convertirá dentro de tres años en el centro neurálgico del transporte público de Gran Canaria. El Cabildo invertirá más de tres millones de euros en el actual intercambiador de guaguas para instalar allí el sistema de control de tráfico de toda la Isla, según informó ayer el consejero de Transportes y Movilidad, Juan Francisco Trujillo, quien precisó que ese centro se coordinarán las actividades de todos los operadores de guaguas y, en un futuro, también los ferrocarriles y los taxis.
El Centro de Control y Gestión del Transporte de Gran Canaria, a similitud de los que existen en las grandes ciudades del mundo, se instalará por fases en unas oficinas ya existentes junto a la estación de guaguas de Tamaraceite. El Presupuesto del Cabildo para este año 2017 destina tres partidas para su puesta en marcha: una de 405.000 euros para la rehabilitación de las instalaciones del intercambiador, ahora infrautilizadas por las filtraciones de agua; una de 30.000 euros para la redacción del proyecto; y otra de 450.000 euros para la compra de los primeros materiales tecnológicos y el equipamiento de las oficinas. El resto de la inversión, más de dos millones de euros, se incluirá en el Presupuesto del año 2018.
Entre las razones para elegir Tamaraceite como epicentro del transporte público, Trujillo resaltó la proximidad a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria sin estar dentro del casco urbano, la equidistancia entre la capital y las comarcas del Norte y de Medianías, o la altitud para facilitar el funcionamiento de antenas y equipos de medición, aparte del ahorro económico al utilizar un edificio público ya construido.

El centro de Tamaraceite controlará el transporte público en las carreteras de la Isla a través de cámaras y de las propias guaguas, que ofrecerán información al instante sobre los horarios de paso de todas las compañías, incidencias de tráfico o atascos. Incluso habrá una sala de crisis para accidentes que obliguen a coordinar los dispositivos de emergencia en el transporte público, como ocurre con el Cecopin en el área de Medio Ambiente del Cabildo.
El operativo de Tamaraceite también estará conectado a la Dirección General de Tráfico (DGT), a la Guardia Civil, las Policías Autonómica y Locales, el 112, la Agencia Estatal de Meteorología, el Consejo Insular de Aguas o el centro de control de tráfico del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (Cemelpa) , el único que existe actualmente en la Isla.
El consejero del Cabildo, en compañía del director gerente de la Autoridad Única del Transporte (AUT) de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez del Pino, visitó recientemente el Centro Integral de Gestión del Transporte Público de la Comunidad de Madrid (Citram), y se reunió con sus directivos para conocer las características y funcionamiento de sus instalaciones.
Desde el Citram se coordina a más de 40 operadores de transporte público y privado, desde trenes, metro y autobuses urbanos e interurbanos. En dispositivo de Tamaraceite será mucho más modesto, pero suficiente para coordinar a las seis compañías de guaguas que prestan servicios públicos en Gran Canaria (Global, Guaguas Municipales, Gumidafe, Guzmán, La Pardilla y Telbus).
Trujillo apuntó que la misión del centro de control de Tamaraceite es "recibir en tiempo real los datos del sistema de transporte público de Gran Canaria y convertirlos en información de apoyo a la toma de decisiones y la coordinación de la explotación". Esa información también se suministrará a los viajeros que utilizan más de una linea de guaguas en sus desplazamientos, una práctica cada vez más extendida en la Isla.
En el futuro, cuando se implante el tren, también se integrará en este operativo. Otra de las ideas que se barajan en la Autoridad Única del Transportes es coordinar los servicios de guaguas y taxis, especialmente en los municipios rurales donde los horarios son más espaciados.
Intercambiador
La rehabilitación de la estación de guaguas de Tamaraceite, construida por el Gobierno de Canarias e infrautilizada por las numerosas deficiencias en su estructura, se realizará durante este año con un presupuesto de más de 400.000 euros. Además, se espera licitar durante 2017 la creación del centro de control, con el objetivo de que esté plenamente operativo antes de tres años.
La AUT también reformará el intercambiador para que se convierta de verdad en el punto de enlace entre las dos estaciones de guaguas de la capital, San Telmo y Santa Catalina, con los municipios de Arucas, Teror, Firgas, Moya, Valleseco o Artenara. La intención del Cabildo, adelantó Trujillo, es crear lanzaderas de autobuses para conectar una docena de puntos de forma directa. Eso permitirá viajes sin paradas a un amplio número de usuarios.
El Plan de Movilidad de Gran Canaria, encargado por el Cabildo, estará concluido durante este año y permitirá conocer la situación real del transporte en la Isla, pues hasta ahora no ha habido un estudio riguroso de trayectos y horarios por parte de las administraciones ni de las propias compañías. Las empresas reciben una subvención por el número de trayectos, muchos de ellos deficitarios.