sábado, 23 de septiembre de 2017

El callejero de Tamaraceite para nuestra gente

Por Esteban G. Santana Cabrera
Esta semana nos enterábamos por la prensa que  el Consistorio capitalino en la Comisión de Pleno de Organización, Funcionamiento y Régimen General asignaba una calle de Tamaraceite el nombre de los Hermanos Domínguez Santana, concretamente en el vial de prolongación de la GC-308, la antigua Carretera a San Lorenzo desde Tamaraceite, como todos la conocemos.

Con todo el respeto para los Hermanos Domínguez, ejemplo de emprendiduría en Canarias, cuyos méritos no hay quien los ponga en duda, pero en Tamaraceite nos preguntamos: ¿y qué pinta una calle con el nombre de los Hermanos Domínguez en Tamaraceite? Vuelvo y repito, con todos mis respetos, si fuera en Schamán, barrio donde empezaron su negocio, pues me parecería bien. Aunque eso sí, habría que preguntarle a los de Schamán.

Y eso es lo que reivindico, participación. Que los nombres de nuestras calles deben ser para nuestra gente, para nuestros topónimos, para que no se olvide en la memoria los lugares por donde paseaban nuestros antepasados.
 Cómo me gustaría pasear por mi pueblo y hacerlo por las calles Agustín Murillo, Don Ignacio Domínguez, Antonio El Padrino, Santiago el Cantaor, Benjamín Saavedra, Mariquita Serapita, Chona la negra, Don Félix el practicante, Alcalde Don Juan Machado, Don Manuel Balbuena o la de Chanito el Cojo!¡Cómo me gustaría que los nombres de la gente "importante" de nuestro Tamaraceite no quedaran en el olvido! Hace unos años ya que hablaba con un técnico del Ayuntamiento y me decía que los nombres de las calles las podían proponer los naturales de allí y así no tener que dejar en mano de "desconocidos" por las que presumiblemente luego iremos a pasear o a realizar alguna compra.

Por lo que se ve,  nuestros dirigentes vecinales y políticos otra vez  están mirando para otro lado. ¿O esto se ha hecho "a traición"? Porque para algo está la Junta de Distrito y no la Comisión de Pleno de Organización, Funcionamiento y Régimen General, donde seguramente no hay nadie de Tamaraceite. tanto que criticamos a la Junta de Distrito que si no es "rentable" o lo que es lo mismo, que no sirve para nada. Para esto sí que puede ser una herramienta increíble.

Sugeriría a esta Comisión a que  se dedique, aunque sea, a buscar nombres para que la historia de Tamaraceite quede grabada en la lápida de los mamotretos que nos contruirán dentro de poco tiempo en Tamaraceite Sur. Ya que esto es una realidad, aunque nos pese a muchos, ésta podría ser la oportunidad para reconocer a diversos personajes que ha tenido nuestro pueblo de Tamaraceite y puedan tener una calle que los reconozca.

Pasear por  Tamaraceite Sur si tuviera nombres de nuestros vecinos , personas que dejaron su huella entre nuestra gente por diversos motivos, a buen seguro que la impresión y el rechazo a lo "desconocido" y "nuevo" por lo menos se atenuaría.

Qué ilusión nos haría pasear por las calles Antonio José Medina, Don Manuel Balbuena, Don Juan Roque, Chona la Negra,  Don Ignacio Domínguez, Mariquita Serapita, Antonio Arencibia Villegas, Don Félix "el practicante", Manuel Cazuela, Maestro Pedro el Barbero,Mariquita García "la partera", Murillo, Los Covina, Agrupación de Vecinos Las Medianías, ... y tantas y tantas personas y grupos sencillos que llevaron Tamaraceite siempre en el corazón.

Tenemos una oportunidad estupenda para que, como ha ocurrido de aquí para atrás, los lugares de nuestras calles no los ocupen nombres de "fuera", porque aquí los hay de sobra, como la recientemente inaugurada con el nombre de un ilustre de nuestro barrio, Luis García Correa. ¿Tan difícil es?

viernes, 22 de septiembre de 2017

Un vuelco en El Toscón

LPDLP. Una gran cola se produjo pasadas las 08.00 horas de ayer en la carretera de Teror, la GC-21, con dirección a la capital, por el vuelco de un turismo a la altura de El Toscón Alto, en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria. El conductor resultó ileso. Fueron Bomberos Municipales y del Consorcio, la Guardia Civil y la Policía Local. M. Á. M.

La apertura del MediaMarkt del c.c. 'Alisios', en Tamaraceite Sur, se prevé para finales de año


MediaMarkt estará en el c.c. 'Los Alisios', en Tamaraceite Sur' (Las Palmas). Dicho punto de venta ocupará una superficie de 2.300 m2 y su apertura se contempla para antes de las navidades de este año. Se da la circunstancia de que dicho centro será en realidad un traslado de otro punto de venta de la cadena en la isla, concretamente la que explota en el c.c. 'Siete Palmas'.

La apertura del MediaMarkt del c.c. 'Alisios', en Tamaraceite Sur (Las Palmas), se prevé para finales de año. Para antes de navidades se contempla la apertura de MediaMarkt en el c.c. 'Alisios', en Tamaraceite Sur (Las Palmas de Gran Canaria), apertura que en realidad será un traslado de su actual punto de venta del centro comercial 'Siete Palmas'. 

Situado en la isla de Gran Canaria, el c.c. 'Los Alisios' ha sido diseñado por la firma de arquitectos Chapman Taylor Madrid, está ubicado en Tamaraceite, en el norte de la isla y a escasa distancia de Las Palmas y es propiedad del Grupo Hermanos Domínguez (a través de Yudaya). Con un total de 120 locales comerciales disponibles y 64.000 m2 de SBA, el centro comercial, con un diseño abierto, dispondrá a su vez de un hipermercado de 5.000 m2, explotado precisamente por 'Hiperdino' (solicitó en abril-2017 la licencia comercial) además de un complejo de cines de 4.000 m2 gestionado por Yelmo. Otro de los operadores cuya presencia en el mismo también está confirmada sería la de Conforama España.


Fuente: Alimarket

El despilfarro

Por Luis C. García Correa
Pocos cuestionan que el despilfarro sea un mal y como tal, algo reprobable. Pero hay determinadas actividades y estamentos en los que merece una condena enérgica y contundente.
         El diccionario dice que despilfarro es derrochar, malgastar, malbaratar. Todas y cada una de estas acepciones es dañina y tóxica.
         Quien despilfarra su patrimonio personal se arruina. Él mismo se condena. A veces, merece el reproche social de la prodigalidad, del derroche.
        Quien despilfarra el patrimonio público debería ser juzgado y condenado de forma enérgica: el dinero público es sagrado, porque es de todos.
         El ser humano ha despilfarrado desde de siempre. Y desde siempre, sus consecuencias han sido nefastas, ya sean a particulares como a una comunidad.
         Por su puesto, la gravedad del despilfarro está en relación directa al número de personas que afecta y a la cantidad despilfarrada.
         Hay muchas formar de despilfarrar, no sólo con dinero, y voy a dar algunos ejemplos:
        -  El enchufismo.
        - No dedicarle el tiempo obligado a un trabajo, público o privado.
        - Despreocuparse de las propias responsabilidades.
- "Pasar"; el pasota despilfarra no por sus acciones, no, lo hace por no hacer nada.
         - Creerse que uno se lo sabe todo, o creerse que su puesto es una propiedad particular en política, es despilfarrar.        
         Insisto que el despilfarro en política, el despilfarro en la actividad de los bienes de la comunidad, es tremendamente perjudicial porque afecta a muchas personas. A mayor número de personas que afecta, mayor el daño y mayor debería ser la pena o castigo al delincuente. No hay que olvidar el valor o dimensión ejemplar de las penas.
         No creo que haya lugar a la duda: quien despilfarra los bienes de la comunidad es un delincuente; el despilfarro debería ser un delito notorio, porque es un delito que se comete públicamente y afecta a muchas personas.
         A ello hay que añadir que en la época que nos ha tocado vivir, los despilfarros son más dañinos. Hoy todos los recursos son pocos, y el despilfarrar causa un daño enorme.
         Pero hay un despilfarro aún más demoledor y espantoso: desperdiciar la propia vida y en cosa que nos ha convencido y lo hemos creído.
         La vida de cada uno de nosotros es tan sumamente impresionante que somos únicos e irrepetibles, y nuestra vida es de un valor incalculable.
Desperdiciar la vida, despilfarrar la vida es algo que debemos tener muy presentes, porque el tiempo pasa y no es recuperable jamás.      
         El ayer ya no vuelve más.
Todos, creyentes como no, todos tenemos que ser conscientes de nuestras obligaciones particulares, familiares y sociales, y no podemos despreocuparnos de ellas.
Cualquier forma de despilfarro es funesta, y nunca es tarde para enmendarse.
¡Qué me lo digan a mí!
Seguro que alguna vez he despilfarrado en mi vida, y ruego a Pâdre Dios y a la Virgen del Pino que me perdonen, y me hagan consciente para no volver a despilfarrar.
Mi esperanza es la misericordia infinita de Padre Dios, y, por supuesto, en mi arrepentimiento y en actuar ahora en consecuencia.
En la espera deseada que desparezca de la tierra el despilfarro, y si lo hay sea condenado en la medida del daño causado, para que sirva de ejemplo y nadie se le ocurra volver a cometerlo
 Roguemos, como siempre, por todos nosotros para que Padre Dios nos conceda la gracia de ser, a los no creyentes: buenos ciudadanos, y a los creyentes: buenos ciudadanos.

jueves, 21 de septiembre de 2017

«Me da miedo entrar en mi zaguán"

C7. Josefa Tejera es la presidenta de la comunidad de vecinos de un edificio del antiguo Patronato en la calle San Daniel, en Tamaraceite. De las ocho familias que los habitaban solo quedan tres. El resto se ha trasladado al inmueble conocido como el de las 72 viviendas, dentro del plan de reposición que se enmarca en el área de renovación y regeneración urbana de esta zona.
El Ayuntamiento tapió el acceso a las moradas que quedaron vacías, pero esos muros fueron derribados por quieres, posteriormente, procedieron a «desvalijarlas», asegura.
Ante esta situación, pidió la actuación del Ayuntamiento capitalino, pues el trasiego de gente que entraba en su portal era tremendo. «Se llevaron el aluminio y todo la que pillaban», explica otra afectada que no quiere que su nombre trascienda.
Así las cosas, la representante de los vecinos explica que mantuvo un encuentro con el edil de Urbanismo, Javier Doreste, en el que le reclamó la intervención del Ayuntamiento para acabar con una situación que genera inseguridad a quienes aún habitan éste inmueble y que ahora conviven con una pareja de okupas. «Le pedí que tapiaran no solo las puertas, sino también las ventanas y me prometió que lo haría. Esto fue hace más de 20 días y me dijo que empezarían en 10, pero no lo han hecho», denuncia.
La falta de respuesta municipal es la que le ha llevado a hacer pública la situación que viven en su edificio. «Después de 51 años, por primera vez en mi vida tengo miedo de entrar en mi zaguán porque no sé lo que me voy a encontrar», dice. Añade que «ahora, cuando entro, le grito a mi hermano para que abra la puerta y subir, y mis dos hijas no entran si no lo hago yo primero».
La presidenta de la comunidad de propietarios de este inmueble ubicado en la calle San Daniel señala que nunca antes tuvo temor de residir en un barrio como Tamaraceite, «pero ahora lo tengo».
Además, se queja de que ella cumple con sus obligaciones como contribuyente pero que el Ayuntamiento no le corresponde. «Yo pago mi impuestos, pago mi contribución», indica.
Critica, asimismo, que la Policía Local no haya atendido sus demandas de ayuda. «He llamado a la Policía mañana, tarde y noche y lo único que me dijeron es que esto está abandonado de la mano de Dios». Además, dice que la animaron a denunciar ante los medios de comunicación. Respecto a las personas que okupan una de las casas, «me dijeron que no los podían echar».

Tres gotas y revientan las alcantarillas en Tamaraceite


La Calle Melchor de Tamaraceite, en la trasera de la Cruz del Ovejero, tras la construcción de los aparcamientos recientemente inaugurados, parece que en el alcantarillado algo marcha mal ya que como muestra la fotografía las aguas residuales salen a raudales. El olor, según los vecinos, desde que se hizo la obra es nauseabundo y era una cosa que se veía venir. 


La acera, cuarenta años después

C7. Hay en Los Giles un sendero marcado por una hilera de piedras. Hasta ahora era la alternativa que tenían los peatones para salir del barrio sin jugarse el físico compartiendo asfalto con el coche, por una carretera oscura y que invitaba a la velocidad. Desde hace menos un mes, en cambio, los caminantes del barrio tienen ya una acera, que ayer fue inaugurada de modo oficial.

«Antes no se podía caminar», resume Manuel Pérez, quien durante veintitrés años repartió el pan en las casitas del barrio, las que se iban haciendo «cuando había un puñito de dinero».

Cuarenta años después, la longeva aspiración de Los Giles por una acera que condujera a Tamaraceite toma cuerpo gracias a un manto de hormigón de 2,5 metros de ancho y 1,5 kilómetros de largo en el que el Ayuntamiento y el Cabildo se han gastado 228.258 euros. La obra también ha permitido instalar tres pasos de peatones con bandas de rodadura para reducir la velocidad de los coches y dos paradas de guagua nuevas. En algunos tramos se ha colocado barandillas. Queda por rematar, ya en una segunda fase para la que se está buscando dinero, la instalación de luminarias.

Tanto el presidente del Cabildo insular, Antonio Morales, como el alcalde, Augusto Hidalgo, destacaron la importancia de acometer obras que acercan los barrios a los núcleos centrales de la ciudad.

FRASCORRO SIN GOFIO POR SU INCAPACIDAD

Por Antonio Domínguez
La justicia “murió” con la llegada de Frascorro (Pacuco) y hoy tras cincuenta años de su muerte le falta un filito de brillo; para sacándola de esa ligerísima opacidad, no pueda decir nadie sin cometer delito, que aun hoy, ella, no tiene fundamento ninguno (¡¡¡Exagerados, más que elefantes, que les arrastra!!!). 
Ni en su valle de los matados y todo aledaño, allegado religioso + guerrero + exaltado + visionario + llorón que se muere por volver  ¡¡¡Y volver, volver, volver!!! Peligroso es todavía lanzarse a hablar porque quedan –de aquél Paquismo- paquistas en perfecto uso, y otros recauchutados; algunos de los que comieron de escribir en él, se han vuelto vividores y lameculos con los dignificados y huyen como exhalación de su antaña connivencia con el régimen, echando leches de él en todos sus escritos de ahora. Que tienen como es lógico, natural, consustancial, inherente, intrínseco, connatural y hasta congénito, el dinero, todos ellos “que ganaron”. Las comillas no tienen nada que ver (lo digo radical explicita y sinceramente) con insinuaciones consunas y consuntivas respecto de saqueos y robos ; solo significan interrogación del porqué en su totalidad los nostálgicos, todos, tienen perras. Los hay que no tienen perras pero ya esos son los de encerrar.
Si vamos a hablar de las secuelas del Paquismo propiamente dichas  (de las más grandes golferías y gamberradas) no hay ninguna que se haya arreglado; ni el asunto de nuestro querido y sagrado MUNICIPIO DE SAN LORENZO; ni lo del valle de los matados; ni lo de las viejas guardias organizadas e ilusionadas con ¡¡¡Gol ver, gol ver, gol ver!!!
Con ánimo de rellenar un poquito, puesto que aun no estando todo dicho, lo que yo puedo decir (que no es poco) casi se resumió en los renglones de arriba. ¡Qué diferentes son los tiempos! ¿Porqué? Porque al decir tiempos en plural se admite su heterogeneidad. Es mentira que los tiempos no son mejores ni peores. Es verdad que unos tiempos son peores que otros, y, hasta muchísimo peores.
Un pelín asqueado estoy por la artificiosa artificialidad del zigzagueo obligado, premeditado a la finalidad de este articulo Y de todos mis artículos. Los temas de los cuales se pueden decir cosas, son inacabables, pero han de presentarse al cerebro por conducto reglamentario, en la prioridad del momento; si no, solo se puede hablar por hablar y divagar por todos los peligros de la no aceptación y de la diferencia: que siempre es diferente, solo sea, por llevar la contraria. Del diferente nato y neto, a mí me da pena. Perdonen la perogrullada: sé que a todos los diferentes, yo, les doy pena ¡¡ES ASÍ!!. Claro, nadie contestará porque ya no pueden pegar patada trasera para fusilar gente por la cárcel para adentro. ¡¡eso es lo bueno de lo malo de estos tiempos de tránsito a la democracia!!; con la cáscara del Paquismo –todavía- pegada al culo; muy realmente y muy mortalmente lamentable ¡¡¡Ojalá fuera mentira!!!
Así es que haciéndola a la salida , digo que quizás me dedique largo tiempo a preparar mi pintura para exponer; a la espera que se pronuncie el tribunal canario; a lo que está mandado por tribunal peninsular superior a que, así mismo lo haga, a cerca del pronunciamiento elevador de NUESTRO MUNICIPIO DE SAN LORENZO, que ya sí sobraría materia para escribir un artículo diario de cómo va el asunto <>
Si es el Cabildo el que tiene que pedir justicia aquí por mandato de justicia superior allí, hay antecedente de opinión aciaga hecha en público por un hidalgo y por otro que no lo es, tras calentárseles la boca (como si fueran magistrados) en el sentido de declarar “repugnarles” la desanexión. Por eso los fiscales han de demandar de oficio, porque los dichos señores ya han previsto ¡¡públicamente!! la desanexión, la ley y la legalidad como un auténtico disparate. Ignoro si se ha facilitado toda la documentación a los juzgados, para que dé comienzo la causa, porque los tebeos ahora están haciendo periodismo social; de carreras pedestres que valen para todo, y demás chorradas, y nada del asunto SAN LORENZO¡¡¡ Que ya es hora!!! ¿No le parece?. 
Es muy importante el no aforamiento porque es privilegiado- perdonador de las grandes deyecciones. Es importantísimo no aforar a nadie, para cuando un tipo se mete, se lanza, a las correrías y el desorden: <> para no dejar pasar a la ley y al orden, sea procesado. ¡¡Sea quien sea!!. Quien no ceda el paso expedito para que la justicia se pronuncie, dejando de aportar la documentación de que dispone (presuntamente) ignorando la pertenencia pertinente a mas de la mitad de la ciudadanía (que es de SAN LORENZO) tiene que brincar el fiscal de oficio a procesar.
Espero que con lo dicho no haya hecho uso-abuso de la tan cacareada “libertad de expresión”. Si así fuere el abuso, estoy dispuesto a aflojar un punto para que puedan cambar el pescuezo. 

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Hidalgo asegura que el impago de las 23 casas de Tamaraceite es un caso puntual

LPDLP. Los impagos a una constructora por parte del Ayuntamiento se tratan de un caso "aislado y concreto". Así lo recalcó ayer Augusto Hidalgo, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria. Además, aclaró que su grupo de gobierno se encuentra en fase de negociación con la empresa, Constructia Obras e Ingeniería S. L., quienes tenían adjudicada la obra de 23 viviendas de protección oficial junto a la rotonda de Lomo los Frailes. "Se trata de un caso concreto con un contrato específico que se está negociando, además en buena lite de forma amistosa, entre el Ayuntamiento y una pequeña constructora de Madrid, por lo que no se puede extrapolar al resto de obras", explicó Hidalgo.

La obra, que se adjudicó en octubre de 2016 por 1,84 millones de euros, forma parte del plan de reposición de las casas baratas de Tamaraceite, denominado Área de Renovación y Regeneración Urbana (ARRU). Hasta el momento se han comenzado a construir 60 viviendas en el solar que ocupaban los antiguos edificios del Patronato; se han licitado 37 en La Galera; y se han entregado ya otras 27.

La próxima promoción que se tendría que haber entregado son estas 23 viviendas. Aún así, según Hidalgo, las obras se encuentran "en tiempo y forma". "La previsión es que se acaben a finales del primer semestre de 2018, nuestra intención es que sigan cumpliéndose los plazos", señaló.

El Ayuntamiento intenta ahora que otra constructora se haga cargo de estos edificios, por lo que están negociando con la empresa madrileña para que dejen la obra "de manera amistosa".

Después de las acusaciones de "morosidad" por parte de la Asociación de Empresarios Constructores y Promotores de Las Palmas, el socialista señaló que el Consistorio está asumiendo una gran cantidad de obra pública por lo que esto "genera tensiones". "Pero pagar se paga, este Ayuntamiento tiene solvencia y paga sin ningún tipo de problema", apuntó. Según el regidor, la ciudad afronta la mayor cantidad de actuaciones de su historia.

Hidalgo también dio una respuesta a Juan José Cardona, portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento, por sus acusaciones del lunes. "Aquí nadie está pagando ninguna dejación. Pagan los vecinos cuando tenemos cosas pendientes del pasado, como la que nos hemos tragado de los 20 millones de euros que estamos pagando por setencias en los juzgado de recursos humanos", indicó.

El alcalde hizo estas declaraciones durante su visita de ayer al barrio de Los Giles, también en el distrito de Tamaraceite San Lorenzo Tenoya. Allí estuvo acompañado por Antonio Morales, presidente del Cabildo; José Eduardo Ramírez, edil de movilidad y Mercedes Sanz, concejal del distrito.

Hidalgo destacó que las obras en este barrio son un fiel ejemplo de la gran inversión pública que está llevando acabo el grupo de gobierno. Los dirigentes conocieron de primera mano las actuaciones que ha realizado Urbanismo, con cargo al Plan de Cooperación del Cabildo, en los márgenes de la GC 201, la vía que une Los Giles con la antigua carretera de Tamaraceite a Arucas. En esta carretera se han colocado aceras de hormigón con dos metros y medio de ancho, han pintado pasos de peatones y han incluido dos nuevas paradas de guagua de la empresa Global.

De esta manera se cumple una histórica reivindicación de los vecinos de Los Giles. La actuación, con una inversión final de 228.258 euros, tiene una logitud de kilómetro y medio, la distancia que separa el núcleo de población de la carretera general. Además, para mejorar la seguridad de los viandantes la velocidad estará limitada a 40 kilómetros por hora.

En la segunda fase, en proyecto, se colocará el alumbrado público. Los vecinos entonces celebrarán una gran fiesta tras más de 40 años reclamando estas actuaciones.

Inaugurados los márgenes de la carretera de acceso al barrio de Los Giles

El Alcalde Augusto Hidalgo y el presidente del Cabildo, Antonio Morales Méndez, han realizado hoy un recorrido por el barrio de Los Giles, acompañados por la concejala de Distrito Tamaraceite-Tenoya-San Lorenzo, Mercedes Sanz, además de por una representación de los vecinos, para comprobar los trabajos realizados por ambas instituciones para dotar de aceras transitables, hasta ahora inexistentes, en los márgenes de la GC-201, la carretera del acceso al barrio.
La actuación recién finalizada estuvo impulsada por el área de Urbanismo del Ayuntamiento y financiada con cargo al Plan de Cooperación del Cabildo de Gran Canaria 2017 mediante una inversión final de 228.258 euros. Gracias a esta intervención se ha creado una acera mediante una plataforma de hormigón transitable, de dos metros de ancho y 1.400 metros de largo, en paralelo a la GC-201. La plataforma es ligeramente más elevada que la calzada y con un borde de separación para dar mayor seguridad a los peatones.
La obra también ha contemplado la instalación de tres pasos de peatones con bandas de rodadura para reducir la velocidad de los coches y la instalación de dos paradas de guagua nuevas.
Además, en algunos tramos se han instalado barandillas y se han habilitado las canalizaciones y arquetas para la futura instalación del alumbrado público en la vía, que se llevará a cabo en una segunda fase. El Ayuntamiento ya ha realizado el proyecto para instalar las luminarias y en este momento se busca la financiación para ejecutarlo entre finales de 2017 y comienzos del 2018.
El presidente del Cabildo, por su parte, subrayó que “en estos momentos están programados para esta anualidad inversiones por alrededor de 80 millones de euros, en la totalidad de los casos son obras consensuadas con el Ayuntamiento encaminadas a intervenir en los distintos barrios de la ciudad”.
“La semana pasada –prosiguió-, fue el corredor de Tamaraceite y ahora se añade Los Giles con un vial de acceso al barrio que elimina los riesgos de la población a la hora de acceder de sus viviendas a las vías principales, una demanda del barrio que ha sido atendida y para lo que el Cabildo aportó los fondos”.
El alcalde, ha asegurado que “esta intervención responde a una reclamación histórica de los vecinos de Los Giles que llevan solicitando desde hace muchos años un acceso peatonal en condiciones a su barrio. Hemos vuelto a utilizar una herramienta que consideramos fundamental como la participación ciudadana para responder con acciones a las peticiones que nos hacen los vecinos y mejorar así las condiciones de barrios en los que no se ha actuado en los últimos años en el Distrito de Tamaraceite como Los Giles”.
Por parte de los vecinos habló Sebastián Padrón, de la asociación San Juan Bosco, que recordó que el acceso ahora terminado fue una reivindicación de Los Giles desde hace más de 40 años que ahora se convierte en realidad, por lo que agradeció la implicación del Cabildo y del Ayuntamiento con el barrio.
La mejora de la accesibilidad de la GC-201, que comenzó el pasado mes de abril, ha tenido un período de ejecución de cuatro meses.

Fuente: Ayto de Las Palmas de GC