sábado, 31 de diciembre de 2016

Feliz Año Nuevo


Un hombre de 56 años resulta herido al ser atropellado en Tamaraceite

C7. Un hombre de 56 años tuvo que ser hospitalizado este viernes viernes debido a las lesiones sufridas al ser atropellado en el barrio de Tamaraceite, en Las Palmas de Gran Canaria, según ha informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2.

  El suceso se produjo poco después de las siete y media de la tarde, cuando la sala operativa del 1-1-2 recibió una alerta comunicando que una persona había sido arrollada por un vehículo cuando cruzaba por un paso de peatones en este barrio de la capital grancanaria.

  Una vez en el lugar, personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) asistió al afectado y lo trasladó en una ambulancia de soporte vital básico al Hospital San Roque al presentar un traumatismo en miembro superior de carácter menos grave. 

Diario de un cura: A quien Dios no le da hijos...

Por Jesús Vega Mesa
Hace unos días  recibí el correo de Teresa, una lectora de La Provincia. Además de algunas llamadas de atención y algunos piropos (todo se recibe muy bien), ponía una pregunta: Ya que usted publica su diario,  me gustaría saber cómo celebra un cura las Navidades.   Podría contestar a mi lectora que, probablemente, no hay demasiada diferencia entre ella y yo si los dos tenemos fe. Habrá algunos matices pero en general, seguro que hay muchas coincidencias. Bastaría hacer un cóctel donde se mezcle  familia, fe y solidaridad. Es una mezcla formidable que produce una gran dosis de  paz y de alegría.  
Pero voy a ser más explícito. En los días previos a la Navidad, muchos curas participamos en actividades como éstas: un encuentro de oración personal, visita a los enfermos de la parroquia, o acompañar en la acogida que Cáritas hace a las familias necesitadas.  Y en mi caso, además, celebrar la eucaristía en el centro de mayores que hay en el pueblo. Por cierto que  en esta ocasión participaron también  los jóvenes que están en catequesis de confirmación y contaron a todos cómo les gustaría vivir esta  Navidad. Fue un buen regalo para los acogidos en el centro sentarse junto a los muchachos  y escuchar sus mensajes espontáneos y alegres.
Y ya en la Nochebuena, nos toca a los curas celebrar el nacimiento de Jesús intentando que la misa no fuera un simple rito, sino transmitir de la mejor forma posible el mensaje siempre nuevo del evangelio. A veces no resulta fácil, sobre todo cuando debemos  estar en más de una parroquia y, por tanto,  celebrar dos o tres veces seguidas el nacimiento de Jesús. Una tentación, es caer en la rutina. Por supuesto que intentamos evitarla.
La misa de Nochebuena procuramos que sea viva y muy participada. No es fácil acertar con la hora adecuada para que todos podamos compaginar la misa y la cena. En mi parroquia hemos procurado  que los niños y los jóvenes tuvieran su espacio en la eucaristía escenificando el pasaje del evangelio de Navidad.  Acabada la misa,  con el besapiés o la caricia a la imagen del Niño  Jesús terminamos con el compromiso de transmitir esa “caricia” a quienes necesitan un gesto de amabilidad, de cariño o  de escucha. Como ves, una primera parte muy semejante a la de cualquier otro cristiano que no se conforma con sólo estar en misa.
Y después,  como la mayoría de las  personas,  vivimos el encuentro familiar. El mío fue con algunos hermanos, sobrinos y cuñadas. Dicen algunos que a quien Dios no le da hijos, el diablo le da sobrinos. No creo que sea así. La familia de los curas suelen ser los sobrinos y los padres de los sobrinos. Y también la parroquia. Normalmente  nos sentimos acogidos, comprendidos y apoyamos por las buenas familias que acuden a la iglesia. Y cuando un cura no tiene aquí familia como son los de otra Isla o de la península o de lugares más lejanos, siempre encuentran entre los feligreses quienes le inviten a cenar y pasar un rato en cálido ambiente familiar. 
Cuando me tocó estar lejos de mi familia siendo  párroco  en Tías (Lanzarote) o Antigua y Betancuria (Fuerteventura), nunca me faltó una familia, y más de una,  con quien compartir estas fiestas del Nacimiento de Jesús y el fin de año.
Como ves, Teresa, la Navidad de los curas no tiene mucho de extraordinario. Ojalá aprendamos también los sacerdotes  a que nuestras casas parroquiales estén disponibles para algún hermano que pueda sentirse  solo en estas fechas. Por cierto que ayer, Día de la Sagrada Familia de Nazaret,  celebré con algunos de mis actuales y antiguos feligreses, los cuarenta y cinco años de sacerdocio. Fue una ocasión para fortalecer los lazos familiares con todos ellos. Por eso me gusta corregir el refrán y decir más bien que,  A quien Dios no le da hijos, Él mismo le  multiplica las familias.
P.D. Que el nuevo año 2017 traiga mucha paz, más trabajo,  más solidaridad y familias acogedoras para todos.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Especial Fin de Año en Radio Tamaraceite


A partir de las 11.00 horas de este sábado, Radio Tamaraceite ofrece, como es habitual cada 31 de diciembre, un programa especial para despedir el año. En esta ocasión, la emisora diocesana ha preparado una edición especial de ‘El espejo’ de más de dos horas de duración. El programa presentado por Mónica Rodríguez y Raúl Arencibia comienza con una entrevista al Obispo para repasar los asuntos más importantes de la vida de la Diócesis de Canarias. Francisco Cases Andreu hablará de cómo se ha vivido el Año de la Misericordia, la autorización del Papa Francisco para que los sacerdotes puedan perdonar libremente el pecado del aborto y los retos de la Iglesia en torno a la familia, los jóvenes, las vocaciones y también sobre la transparencia de la Iglesia en los asuntos económicos.
Además, ‘El espejo’ cuenta con la participación de Cáritas y algunas de las secciones habituales del programa con Óscar Méndez, Saúl Santana, Debora Peredo, Jotabé Gallego y Samuel López.

¡Felicitarle deseándole lo mejor!

Por Luis C. García Correa


Se acerca, y a una gran velocidad, el nuevo año 2017, y antes de que termine deseo y necesito agradecerles el haber leído mis escritos que, con tanto cariño y responsabilidad, he tratado de ayudar aportando  información y opinión, ideas, propuestas, propósitos, ánimos.
El gran logro universal del siglo XXI es la globalización.
La globalización, como todo, se puede usar para el bien como para el mal, dependiendo de quién es el comunicador y sus creencias y vivencias.
La unión y la honesta participación siguen siendo la solución de los problemas personales y sociales, tanto de los locales como de los nacionales o universales.
La globalización nos ha unido como nunca antes. Ahora es posible enterarse de lo que sucede en las antípodas en segundos.
Si este poder de la globalización se usa para ayudar, el camino del mal es desaparecer y el bien de progresar.
Pero si la globalización se usa para el mal –que la siguen usando los poderes perversos y la corrupción– y si no hay una mayoría habitatista que respete la naturaleza y al ser humano en su hábitat, caminamos certeros al mal de forma normal.
Que sean estas palabras de gozo y alegría, sin dejar de decir la realidad del momento, para que la felicidad y la libertad las gocemos plenamente y las compartamos con los demás para que esa felicidad y libertad duren y se prolonguen en el tiempo.
Muchísimas felicidades a todas y a todos.
Que el próximo año 2017 se cumplan sus deseos y les conduzcan al bien. Que ese bien lo compartamos con los demás, para que la felicidad tenga continuidad y se expanda por todo el mundo y por igual. Y que a la felicidad le sumemos la vivencia plena de la libertad, y así seamos seres humanos felices y libres, para compartirlas y ver el futuro con claridad.
Como honestos habitatistas protejamos el hábitat natural y respetando y amando convirtamos el 2017 en esplendoroso para usted, familia, amigos, vecinos y para el mundo entero. Ese es mi deseo.
Le felicito deseándole lo mejor, para hoy y siempre, y que ese bien lo compartamos para que la felicidad sea plena y eterna.
Le felicito y le deseo que el 2017 goce de la plena felicidad y la tenga en la plena libertad.
Muchísimas felicidades y gracias por tanto.

jueves, 29 de diciembre de 2016

El programa "El Andén" de Radio Tamarceite, entrevista al presidente de la Casa Galicia

Este jueves, día 29 de diciembre, estará en el programa “El andén” de Radio Tamaraceite, el Presidente de la Casa de Galicia de Las Palmas de Gran Canaria, Albino Aneiros Blanco, quien nos hablará del desarrollo de la Campaña Benéfica de Navidad 2016-2017 y de los preparativos para la Cabalgata de Reyes,del 5 de enero,para la que solicitan ayuda a voluntarios y muchos juguetes para las familias más pobres de la provincia. Tras 65 años de campaña, la Casa de Galicia tiene los ánimos renovados como el primer año,allá por 1951.

“El andén” se emite los jueves a las 11 de la mañana y se repite los viernes a las 9 de la noche.

DESMORALIZADO CREYENDO QUE UN DÍA …

Por Antonio Domínguez
La Justicia, un término con el que a todos se nos llena la boca pero con el que pocos tenemos amistad sincera. El asunto legal, o más bien ilegal, del Excelentísimo Ayuntamiento de San Lorenzo con el de Las Palmas, está llegando a extremos nada agradables. Por eso, nuestro objetivo es luchar para desviar el cauce hacia la dignidad que San Lorenzo merece.

Y, como en cualquier empresa en aras de la Justicia, necesitamos aliados. Podría ayudarnos, por ejemplo, aquella jurista argentina que quiere limpiar la inmundicia del planeta con o sin ayuda. A esa extraordinaria magistrada le pido, aunque estemos tan lejos de ella, que, por favor, haga algo por nosotros; y que repita aquí los grandes servicios que ya está haciendo allí contra la injusticia de los holocaustos, indignándose por igual tanto ante veinte muertos como ante cuatrocientos. ¡Qué bello corazón el suyo! Sí, le imploro que haga algo por nosotros, pues, aunque haya por ahí vocingleros que se atreven a afirmar que el robo carece de interés periodístico, los gobernantes pueden y deben indemnizarnos por la violencia sufrida.

Y aun con todo, aun con nuestro Excmo. Ayuntamiento resucitado del todo, sufrirá mucho por la que se le viene encima después: barrancos y barranquillos sobrecargados de casas enormes como montañas y caminos insuficientes, con entradas y salidas a la altura de las calzadas romanas; eso sí, con menos hoyos. Pero, a pesar de todo ello, ganaremos nuestras legítimas reivindicaciones; y lo digo con la confianza de los que pertenecemos al primer mundo y de los que sabemos que esto no es Venezuela, gobernada por el chófer de la guagua que, a su vez, es ayudado por el chiquillo que no ha leído a Kant. Y los de abajo recurrirán a todo lo que se puede recurrir, ya lo creo; eso nunca falla. Por ello, seguramente estaremos condenados a asistir al tribunal especialista en desenterrar crímenes de lesa humanidad y que, al menos en nuestro caso, ha funcionado gracias a la asquerosidad de la extorsión y la fuerza de las armas.

En teoría, o eso dicen, el cabildo puede arreglar el asunto de un plumazo; y es que, con permiso de Tenerife, que gobierna las siete, es el cabildo el organismo competente para establecer las fronteras de los dos ayuntamientos. A ver si para variar un día tenemos un presidente que tenga lo que hay que tener y proponga al fin soluciones acertadas, y no uno que juega a las casitas, planta tuneras y cuya  neurosis “gasítica” ha acabado derivando en clarísima locura; que yo a estas alturas, por cierto, optaría por ponerle de una vez la camisa de fuerza y llevarlo a Psiquiatría en el Doctor Negrín. Mire usted, presidente, le recuerdo que esta isla no solo es sólida y líquida, sino que, entre esos dos estados, está también el del robo, pues hay un ayuntamiento impunemente robado por el otro. Y en dicho estado, el atacante, que es el Ayuntamiento de Las Palmas, lleva ya la friolera de ochenta años escacharrando al Excelentísimo Ayuntamiento de San Lorenzo, que malvive atrabancado sobre sus barranquillos. ¿Por qué no deshace ya este entuerto? ¡Haga algo y dé órdenes, hombre, que para eso está!

¿Se dignará el señor presidente a atender mis demandas, que son el reflejo de las demandas de muchos indignados que están deseando que cambie un poco la situación? Ojalá. La esperanza es lo último que se pierde.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Radioteatro de Navidad en Tamaraceite

El programa del 20 y 21 de diciembre, ¡Qué viva la vida! de Radio Tamaraceite, regresó con su ya tradicional obra radiofónica de Navidad, para la que se reunió un elenco de 20 personas en los estudios de Radio Tamaraceite.
Ellos dieron vida a una obra que reunió a colaboradores de tres generaciones para que nuestros oyentes disfrutaran en familia de este programa de Navidad. Deseamos que sea un bonito regalo para ustedes, hecho con mucho cariño y que pasen una feliz y entrañable Navidad, de parte del equipo de ¡qué viva la vida!. Pueden escucharlo en los PODCASTs de Radio Tamaraceite.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Felicitarle a usted y al mundo entero desde la fidelidad

Por Luis C. García Correa
Aún sigue una parte de los seres humanos - nuestros auténticos y necesarios hermanos - viviendo guerras, miseria, sufrimientos y muertes, y otra parte vive con una enorme tranquilidad y pasividad olvidando a los demás.
El olvido no quita ni resta la realidad.
La realidad define y condiciona la felicidad y la libertad.
No hay derecho a unos con tanto y a otros con tanta necesidad.
La realidad la formamos y condicionamos con nuestro comportamiento, y de acuerdo a los valores heredados y practicados, y así  conformamos y vivimos nuestra realidad.
No quiero ni deseo ser derrotista porque no conduce a nada. Deseo y lucho porque vivamos y seamos fieles, felices y libres y esa sea nuestra realidad.
Que la fidelidad, la felicidad y la libertad sean la vivencia plena de la realidad de cada uno de nosotros, lo que les deseo de alma y corazón.
La realidad es solo una, y si somos fieles y consecuentes con ella, tendremos esa ambicionada felicidad y libertad, que al compartirlas las ampliamos de forma exponencial.
Muchísimas felicidades para hoy y para siempre al mundo entero, para usted, su familia, amigos, vecinos y el resto de la humanidad.
Muchas felicidades y, como creyente, que Padre Dios les bendiga como les bendigo yo.
Ustedes son formidables y les necesito imperiosamente, hoy y siempre, como también les necesitan los demás.
Compartir y ayudar es pura felicidad y lealtad.
Feliz Navidad.

Guaguas intensifica sus conexiones en Navidad

LPDLP. Guaguas Municipales refuerza durante el próximo fin de semana, en el marco de su campaña de Navidad, los servicios de las líneas 12 (Puerto-Hoya de La Plata), 17 (Teatro-Auditorio), 32 (Guiniguada-Auditorio, por San Antonio), 33 (Guiniguada-Puerto, por Ciudad Alta) y 91 (Teatro-Tamaraceite), al objeto de facilitar el acceso de los ciudadanos a las principales zonas comerciales de la capital grancanaria.
Durante la campaña especial navideña, que se desarrollará hasta el próximo 5 de enero, la compañía incrementará en diez unidades durante los fines de semana la dotación de vehículos destinados a las líneas 12, 17, 32, 33 y 91 para dar respuesta a la alta demanda de movilidad prevista durante las jornadas festivas, que también incluirán servicios especiales durante la Nochevieja y adicionalmente en la víspera del Día de Reyes, cuando miles de personas acudan a dar la bienvenida a la ciudad a sus Majestades de Oriente.
La Línea 12, la más utilizada de toda la red, reforzará durante los fines de semana sus rutas con vehículos adicionales que se sumarán a las expediciones realizadas por los servicios regulares. Esto permitirá asegurar una frecuencia de paso de entre 10-15 minutos y facilitar a los usuarios del transporte público el acceso a las zonas comerciales del Puerto y Triana, con parada en Mesa y López.
La Línea 17 también incrementará su asignación de guaguas, lo que posibilitará una frecuencia estimada de paso no superior a 15 minutos durante los fines de semana, para cubrir las necesidades de movilidad entre el área de Vegueta-Triana, la zona comercial Mesa y López, el barrio de Guanarteme y el centro comercial Las Arenas.
La Línea 91, que también se reforzará con unidades extra durante esta etapa navideña, cubre en su itinerario el casco antiguo de la ciudad con Tamaraceite y también tiene paradas en la puerta del centro comercial La Ballena y en distintos puntos del área comercial de Siete Palmas.
Por su parte, la Línea 33, que conecta el Guiniguada y el Puerto a través de Ciudad Alta, también tendrá refuerzos de unidades durante los fines de semana hasta el 5 de enero, lo que facilitará optimizar la frecuencia del servicio regular entre las zonas comerciales de Triana-Vegueta, CC La Ballena, Pedro Infinito, Mesa y López y Puerto-Canteras.

domingo, 25 de diciembre de 2016

La verdadera Navidad

Por: Esteban Gabriel Santana Cabrera
Hace alrededor de dos mil años, cuentan las Santas Escrituras, que  estando en Belén una pareja, José y María, a ella le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenían  sitio en la posada. ¡Quién les iba a decir a ellos, que no tenían ni donde cobijarse, que aquel acontecimiento iba a tener una relevancia tal como la que ha tenido y tiene hoy día en todo el mundo! Al margen de creencias religiosas, lo que hay que tener claro es que  algo tendría aquella familia y ese niño llamado Jesús, para levantar tal revuelo entre los habitantes de este planeta. Porque no hay  personaje público que haya tenido tanta relevancia social como la de Jesús. ¿O ustedes conocen a alguno que después de dos  mil años tenga millones de seguidores y celebren su nacimiento y lloren su muerte? ¿Pero a Jesús le hubiera gustado que su nacimiento se convirtiera en lo que es hoy en día? A buen seguro que no. Hemos convertido estas fiestas entrañables y familiares en las fiestas de las compras, los agobios y los centros comerciales, olvidándonos de la esencia, compartir, solidaridad, amistad,... Muchas familias como la de Nazaret vagan hoy en día por nuestro mundo  sin un techo que cobijarse y el mundo mira para otro lado. El informe anual de ACNUR Tendencias Globales, que analiza el desplazamiento forzado en todo el mundo basándose en datos de gobiernos, agencias socias, y en los datos del propio ACNUR, aporta unos datos  escalofriantes 65,3 millones de personas se encontraban desplazadas a finales de 2015, en comparación con los 59,5 millones de tan sólo 12 meses antes. Este mismo informe Tendencias Globales remarcó que en el 2015, unas 24 personas por minuto, se vieron obligadas a huir de sus hogares y buscar protección en otro lugar, ya sea dentro de las fronteras de su país o en otros países. Unos 12,4 millones  de personas se convirtieron en nuevos desplazados por los conflictos o a la persecución en 2015.  Además, ACNUR  calcula que al menos 10 millones de personas eran apátridas a finales de 2015. Sin embargo, los datos recabados por los gobiernos y comunicados a ACNUR se limitaban a 3,7 millones de apátridas en 78 países. Y estos datos no los aporta cualquiera sino nada más  y nada menos que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.
Muchas familias como las de José y de María siguen buscando techo para cobijarse a pesar de haber pasado más de dos mil años mientras otra parte del planeta solo anda preocupada de las compras, la cena de Navidad y los regalos de Reyes. ¿Pero qué estamos  celebrando? ¿No deberíamos pararnos a reflexionar sobre este hecho? Estas fechas son el momento más adecuado para hacer un hueco en nuestras vidas a aquellos que más lo necesitan, para ser voluntarios de las cientos de actividades solidarias que se celebran para que nadie se sienta abandonado y solo o para colaborar con nuestro granito de arena para que las cientos de ONGs que trabajan en el mundo puedan seguir haciendo su labor humanitaria. Esos que nos anuncian que otro mundo es posible y que trabajan por los más necesitados desde las ONGs para que la Navidad siga teniendo el sentido real y literal, y no el que marca el poderoso caballero don dinero. 
En aquella región de Belén había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño, de pronto un ángel se les presentó y la gloria del Señor los envolvió de claridad y se llenaron de gran temor. Ojalá que esta Navidad nos podamos quitar la venda y ver más allá, pensar en los demás, en los más necesitados y brille la estrella de la esperanza de la Navidad en nuestros corazones.¡Feliz Navidad!