viernes, 30 de diciembre de 2016

¡Felicitarle deseándole lo mejor!

Por Luis C. García Correa


Se acerca, y a una gran velocidad, el nuevo año 2017, y antes de que termine deseo y necesito agradecerles el haber leído mis escritos que, con tanto cariño y responsabilidad, he tratado de ayudar aportando  información y opinión, ideas, propuestas, propósitos, ánimos.
El gran logro universal del siglo XXI es la globalización.
La globalización, como todo, se puede usar para el bien como para el mal, dependiendo de quién es el comunicador y sus creencias y vivencias.
La unión y la honesta participación siguen siendo la solución de los problemas personales y sociales, tanto de los locales como de los nacionales o universales.
La globalización nos ha unido como nunca antes. Ahora es posible enterarse de lo que sucede en las antípodas en segundos.
Si este poder de la globalización se usa para ayudar, el camino del mal es desaparecer y el bien de progresar.
Pero si la globalización se usa para el mal –que la siguen usando los poderes perversos y la corrupción– y si no hay una mayoría habitatista que respete la naturaleza y al ser humano en su hábitat, caminamos certeros al mal de forma normal.
Que sean estas palabras de gozo y alegría, sin dejar de decir la realidad del momento, para que la felicidad y la libertad las gocemos plenamente y las compartamos con los demás para que esa felicidad y libertad duren y se prolonguen en el tiempo.
Muchísimas felicidades a todas y a todos.
Que el próximo año 2017 se cumplan sus deseos y les conduzcan al bien. Que ese bien lo compartamos con los demás, para que la felicidad tenga continuidad y se expanda por todo el mundo y por igual. Y que a la felicidad le sumemos la vivencia plena de la libertad, y así seamos seres humanos felices y libres, para compartirlas y ver el futuro con claridad.
Como honestos habitatistas protejamos el hábitat natural y respetando y amando convirtamos el 2017 en esplendoroso para usted, familia, amigos, vecinos y para el mundo entero. Ese es mi deseo.
Le felicito deseándole lo mejor, para hoy y siempre, y que ese bien lo compartamos para que la felicidad sea plena y eterna.
Le felicito y le deseo que el 2017 goce de la plena felicidad y la tenga en la plena libertad.
Muchísimas felicidades y gracias por tanto.

No hay comentarios: