sábado, 16 de noviembre de 2013

Los Adivinos

Por: Pedro Domínguez Herrera
Hace mucho tiempo aquí en Tamaraceite y muy parecido en el resto de la geografía nacional, para los niños eran tesoros los trocitos de cristales de colores, las tapas de las botellas para jugar a la Chapa, (Las mas codiciadas eran las de Coca Cola), las gafas de cartón y celofán rojo o verde, pelotas y muñecas de trapo, con el aderezo de la imaginación y la candidez que llegaba y sobrepasaba a la edad adulta.
Muchos de los mozos que eran llamados a filas se enteraban mientras jugaban al boliche. Por un “becerrío” (Vocerío contundente de las enrabietadas madres de La Montañeta: - “El cartero trajo la carta pal cuartel”
Los jóvenes eran inocentes del Señor. Muchas púberes creían que por un beso podían quedar embarazadas. Había una especie de terror incrustado en la grutas del alma por el pecado.
Fue una época aciaga muy cruel con la juventud, en que los padres eran arengados a que castigasen a los hijos, los maestros saciaban sus problemas con los niños, (“La letra con sangre entra”) y en Los tomateros acababan muchos a los doce años. Los militares remataban la faena con disciplina y castigos degradantes a la dignidad humana. Podría seguir enumerando y dando los perfiles, pero el que lo vivió, lo sabe. Los mas jóvenes no creen que hace unos cincuenta años estuviésemos tan atrasados por lo que pongo…
Se preguntarán a qué viene esto de los adivinos con lo escrito hasta ahora. Es que por esta “ no sana ignorancia” aconteció en la Plaza de San Antonio Abad del muy noble pueblo de Tamaraceite: la plaza estaba llena con gente expectante hasta en las balconadas y las azoteas, y era que un gitanillo aprovechó que estábamos en fiestas para hacer su espectáculo. En el rellano de la escalera cual tarima o atalaya para hacer sus adivinanzas mientras unas pu… que le asistían pasaban unos sombreros de pedida vestidas con sedas vaporosas baratas y de colores extraños. Actuaban con todo el descaro y atrevimiento que el decoro impuesto permitía, dejaban ver y entrever las asillas del sostén y esto era pólvora que llenaba los gorros de lascivas perras. Había uno que al instante se enamoró de una partenaire que pasaba la “regoleta”; se arrancó con una peseta de papel que tenia cual tesoro en una carterilla que se había encontrado en el estiércol del Puerto. Ella le sonrió y le acaricio el mentón, el cual tenía la barba mas dura que las púas de un puerco espín. La miró candorosamente con ojos de niño asustado. La pérdida de la peseta hizo que estuviese toda la semana siguiente fumando de gorra, aparte de alguna colilla que tiraba el encargado de los tomateros
El gitano con un pañuelo de lunares en la cabeza, que era posiblemente un espabilado de la Isleta, dijo solemnemente:  “Voy a adivinar ciertas cosas de ustedes.” Previamente había comprado información a los chiquillos, tales como edades, nombres o parentescos con los que maravilló a casi toda la muchedumbre.
Hoy todo sigue igual con pequeñas connotaciones; los engaños son mas sofisticados. Antes, las mujeres guapas ejercían y las feas se casaban. Ahora es al revés. Lo digo sin generalizar y con mucho respeto. Antes, maduraban jugando al boliche y con las muñecas de trapo. Hoy con los móviles. ¡Están enganchados como totorotas!
Los adivinos de ahora saben más de nosotros que nosotros mismos y no nos pasan el sombrero y no nos sonríen metiendo sus manos en nuestros bolsillos. Hoy estos prestidigitadores ejercen sabias directrices sobres las masas que les permiten vivir como marajás.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Conferencia sobre Prevención de incendios en la Casa de la Cultura de Tenoya



Esta noche se va a realizar en la Casa de la Cultura de Tenoya una conferencia  con el tema "Prevención de incendios",  de 19.00 a 20.00 horas.

Algunas consideraciones de la honestidad

Por: Luis C. García Correa
Uno de los valores necesarios para una convivencia feliz, es la honestidad.
Sin la honestidad la convivencia se vuelve amarga, desesperada y agresiva.
La honestidad nace con el niño y se desarrolla por la educación. La llevamos de forma implícita en nuestra alma y así como crece y reluce con la educación en valores, de la misma manera mengua y se apaga cuando falta esa educación.
La vida de cualquier pueblo tiene que estar fundamentada en la honestidad, si quiere la felicidad brille e ilumine a todos sus integrantes.
La honestidad se hace realidad cuando nos comunicamos con valores. La deshonestidad arraiga cuando borramos esos valores éticos o religiosos. Es el "humus" ideal para el materialismo y la mentira.
No hay vida feliz si no está basada en la honestidad.
Por eso es tan importante.
Lo "material" nunca llena el vacío de lo "espiritual". Si no respeta los valores morales, éticos o religiosos, la felicidad se marchita: dura apenas un momento, es un breve destello. Por desgracia, muchas veces confundimos la felicidad con los fuegos artificiales: estallan, deslumbran y mueren.
Caminar por el camino estrecho de los deberes es lo que lo es lleno de esplendor. Produce, a la corta y a la larga. la felicidad.
Cumplir no es sólo hacer lo que debemos, es ir un poco más allá.
El final del deber cumplido llegará en el momento de la muerte. Hasta entonces tenemos que esforzarnos, día a día, hora a hora, minuto a minuto. Es la única receta para sentir la dicha que produce lo que está bien hecho. Y esto sólo  se consigue cuando, además, la meta última, no es la obligación misma, sino su cumplimiento por amor a Padre Dios. Él nos dirige, pero cuenta con nuestra libertad. Si ponemos el fundamento de este regalo en el amor a Dios y al prójimo, la libertad se convierte en el bien más preciado: todos nuestros actos quedan orientados a Padre Dios, quien los acepta y los bendice con cariño. Y por si fuera poca esta recompensa, cuando crucemos la frontera del Más Allá, nos esperará con los brazos abiertos y estaremos en su presencia, contemplándole eternamente.
Vivamos siempre dispuestos a servir y a aceptar, con profunda humildad, ser servidos.
Lloremos nuestros pecados y enjuguémoslos en el amor a Dios y al prójimo. Entonces viviremos la recompensa debida al buen trabajador, que se merece su paga.
Probablemente me haya quedado corto al explicar la grandeza de la honestidad y la belleza del buen hacer. Otros lo harán mejor que yo. En todo caso me gustaría añadir que todo lo dicho es posible si está presidido por la humildad.
Para acabar estas palabras, roguemos a Padre Dios que siempre ilumine nuestras mentes y nuestros corazones para que de ellos brote la bondad del bien hacer y todo esté coronado con la corona imperial de la honestidad.
Doy gracias a Padre Dios y a la Santísima Virgen por haberme dado la riqueza de la palabra y del buen hacer, para que siendo honesto la felicidad sea nuestro estado natural para hoy y siempre, y la podamos repartir a todos. A los más cercanos y a los más lejanos. 

jueves, 14 de noviembre de 2013

Los vecinos de Los Giles denuncian el estado de su acceso al barrio.



Los vecinos de Los Giles están que trinan por la peligrosidad de la carretera de acceso al barrio. En este documento de la TVC podemos ver su planteamiento.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Un nuevo acceso a Tamaraceite intenta evitar los atascos del centro comercial

LA PROVINCIA. Un nuevo acceso que partirá de la rotonda de Lomo Los Frailes, ampliando el ramal de Tenoya, conectará el centro comercial de Tamaraceite Sur con la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria y evitará los atascos en la zona cuando el complejo se ponga en marcha. Al menos, eso es lo que aseguraron ayer los concejales de Urbanismo, Martín Muñoz, y del distrito de Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, Carmen Guerra, durante la presentación de los nuevos accesos al centro comercial, en el que ya se está construyendo la macrotienda de Leroy Merlin, que tiene previsto abrir en el segundo semestre del próximo año. Unos 15.000 vehículos circulan actualmente por la circunvalación en la zona de Tamaraceite, cifra que según el Ayuntamiento aumentará hasta los 18. 600 cuando esté funcionado a pleno rendimiento el centro comercial.
Según explicó Martín Muñoz, el Ayuntamiento se encargará de construir este nuevo acceso, que forma parte de los trabajos de urbanización del plan parcial Tamaraceite Sur, que están ejecutándose en este momento. "Vamos a ejecutar un acceso directo al centro comercial sin ningún tipo de obstáculos desde la GC-3 que va a ir paralelo a la circunvalación, desde el este hasta el oeste. El ramal que sale desde la rotonda de Lomo Los Frailes hacia Tenoya va a ser objeto de una reforma y ampliado con otro carril que dará acceso directo al centro comercial".
Lea la noticia completa en la edición impresa de La Provincia, en el PDF del periódico o en Orbyt


GALERÍA FOTOGRÁFICA

Fotografías de Los Sabandeños en Tamaraceite

martes, 12 de noviembre de 2013

La dignidad del trabajo

Por Luis C. García Correa
El trabajo es un don de Padre Dios y un gran bien para el hombre.
Es un bien digno y útil, que corresponde a la dignidad humana.
La vida sin trabajo, sin hacer nada, corrompe. El trabajo es el medio para alcanzar la propia santidad y la de los demás.
Por eso la inactividad, o la chapuza, generan toda clase  de males.
“El que no trabaja, pudiendo, que no coma”.
Los cristianos tenemos el maravilloso ejemplo de N. S. Jesucristo, en sus años de vida oculta en Nazaret. Ejemplo de la importancia del trabajo y de su perfección, tanto humana como sobrenatural.
Debemos examinar, con frecuencia, la calidad humana de nuestro quehacer, de nuestro trabajo. Si lo hacemos como debemos. Si tiene la hondura y calidad que nos pide Padre Dios, por la necesaria honestidad.
Hemos de amar nuestro trabajo y cuidarlo. Así desarrollamos nuestra  personalidad, además de ser el medio que tenemos de ganar el merecido sustento.
El trabajo es uno de los más altos valores del hombre. Medio para perfeccionarnos y contribuir al progreso de nuestra sociedad, y ser camino de santidad.
No nos santificamos a pesar del trabajo, sino a través del mismo.
Esta crisis y el espantoso paro son causas para un profundo análisis personal y social.  Saber quién, quienes y por qué se ha originado todo este mal, y ver la parte de responsabilidad que nos corresponde.
El trabajo es un medio en el que se ejercitan las virtudes humanas y las sobrenaturales. Por eso no debe ser ocasión de intranquilidad, ni perturbación.
En nuestra profesión, en nuestro trabajo, desarrollamos y perfeccionamos nuestra personalidad. Sirve para ayudar a los demás y al progreso personal y social, en donde debemos encontrar a Padre Dios.
Sea cual sea nuestra posición en la sociedad, hemos de ganarnos el pan con nuestro trabajo. Además sirve para acercar a otros a Cristo, aunque seamos o estemos impedidos. Tratar de ser ejemplo y luz que ilumine el camino de los demás.
Trabajar en un derecho y un deber. Exige nuestra honesta participación. Y esto se demuestra con nuestro comportamiento
No basta con querer o exigir, hay que hacer.
La participación es la solución.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Desde Tenoya a Tamaraceite llegando a San Lorenzo Cap. IV.

Por Tino Torón
  Cuando cogíamos la recta  y llegar a la Cruz del Ovejero ya nos sentíamos en  Tamaraceite, al llegar al surtidor veíamos con frecuencia bicicletas de la época dándoles aire a las gomas, las cámaras y las válvulas eran muy malas o arreglando algún pinchazo  que también era muy frecuente, tanto que llevaban siempre de repuestos en el mini maletín que llevaban colgando bajo el sillín y el fuelle trabado en el bastidor.
    Recuerdo que en esa recta tuvo un grave accidente Antonio Afonso Ojeda, un vecino de Tenoya que iba en dirección a Las Palmas a trabajar en un taller de carpintería.     
    En aquel cruce conocido también por el Cruce de Teror se ponía de forma inesperada  el Inspector de Consumo  y Sanidad conocido por “El Palomo”  posiblemente le llamaran así por la vestimenta, recuerdo de verlo en las inspecciones de pesas y medidas en las tiendas de Tenoya vestido de blanco o trajes claros, en estas ocasiones y sin teléfonos se comunicaban todas las tiendas advirtiendo de su presencia para que no les cogieran desprevenidos, venía en una furgoneta. Me viene a la mente que era con carrocería de madera, marca Austin con chófer y  me han contado que en ese cruce esperaba haciendo controles a los lecheros que venían de la zona norte y los de Teror y altos, toda la leche que no encontraba en condiciones sobre todo por muy aguada, la mandaba a derramar según dicen llegaba la leche en ocasiones a las primeras casas, otros exageran diciendo que llegaba hasta el almacén de plátanos de Verdugo y por último del Sindicato Verde.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Israel Tejera Falcón en los medios de comunicación


 Nuestro amigo Israel Tejera Falcón galardonado por la Nasa por realizar la mejor fotografía del eclipse del pasado domingo, ha sido entrevistado por distintos medios. Podemos verlo y escucharlo en algunos de ellos:




Más vídeos en Antena3

Antena3 a partir del minuto 28.


 Buenos Días Canarias a partir del minuto 2.



¿No vio el concierto de los Sabandeños?



 Si no pudo asistir al concierto de los Sabandeños del viernes en el IES Cairasco de Figueroa, puede verlo en diferido, cortesía del IES Cairasco de Figueroa.

Los Talentos

Por: Luis C. García Correa
¡Qué responsabilidad tenemos con respecto a los incontables dones, gracias y bienes recibidos! ¡A los talentos recibidos! Tenemos, entre otros, la vida, la inteligencia, la voluntad, la participación y la libertad.
Los católicos tenemos la Comunión de los Santos. Los Sacramentos, la Gracia, los dones y frutos del Espíritu Santo, el Ángel de la Guarda, y como madre a la Santísima Virgen María, la Madre de Nuestro Señor Jesucristo.
Somos los administradores de todos esos bienes. No dueños. Hay dos maneras de vivir y entender la vida: o sentirse administrador y tratar de hacer y rendir esos talentos a Dios y a los hombres; o vivir como si fuéramos dueños, haciendo nuestra vida en beneficio de nuestra comodidad, del propio egoísmo y del propio capricho. Caprichos como la pereza, la comodidad, haber gastado la vida en la mediocridad, la dejadez… O quizás omisiones, pérdidas de tiempo, no sacarle provecho al tiempo.
Quizá estemos usando los talentos en otras cosas de menos importancia. Nos lo debemos preguntar. Dios y los hombres esperan el rendimiento acorde a los talentos recibidos. Tratemos que dar frutos de santidad. Hacer nuestro trabajo familiar, empresarial o social de forma ejemplar. Examinar, constantemente, la calidad de nuestros servicios, en especial el que hacemos a los demás, y con énfasis a los verdaderamente necesitados.
Pidamos a Padre Dios las fuerzas necesarias para tener luz que ilumine el camino de los demás y el nuestro. Pongamos en juego todos los talentos recibidos. Evitando falsos respetos humanos. Transmitiendo el deseo de mejorar la vida espiritual y profesional, como familiar. ¿Nos sentimos verdaderos administradores de los bienes recibidos? Intentemos que sirvan al bien de los demás y al propio. “Tuve hambres y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estaba desnudo y me vestiste”. Recordemos que es escaso el tiempo que tenemos para realizar nuestras obligaciones personales, familiares, sociales y con Padre Dios.
No desaprovechemos los momentos que se nos presentan para servir. Tengamos decidida voluntad de lucha contra la desidia, las omisiones, fomentando la voluntad de la lucha consciente en contra de los debilidades y pecados. Los no creyentes que sientan la natural satisfacción de hacer, de dar y recibir el bien, y los católicos la plena producción de los talentos recibidos, y así llegar a oír “Venid benditos de mi Padre…”

Las Orquestas Los Covina y la Tropical recordadas en la Sociedad La Estrella de Valleseco

Su impulsor y fundador fue David Viera Rivero, donde a principios del siglo XX ,se reunían con unos amigos acompañados de guitarras y laúdes se iba a bailar a casa de Emilio Quintana, donde Arsenio Domínguez puso la tienda. Poco después se trasladaría a casa de Pinito Rita Santana para más tarde pasar donde hoy los hermanos Santana. 

Cada semana iban a Teror y Valleseco a cargar las baterías del tocadisco al que se le daba manivela y como cada domingo hacia las cuatro de la tarde amenizaban los asaltos a los cuales acudía público de todos los barrios y de otros municipios, San Mateo, Las Lagunetas, Firgas, Moya. Incluso de Utiaca venía a tocar con su rondalla, Eduardo, que casó con Lucrecia así como la rondalla de Valsendero donde tocaba Angelito el Guardia, etc. Hacia las ocho de la noche una vez terminado el asalto era habitual el paseo por la calle de Lanzarote.
Más tarde se pasaría a la casa de tío Julio, donde se comenzó a tocar las orquestas como las de Tamaraceite llamadas los Covina o la orquesta Tropical. Los Rialto de Las Palmas. Los Sotos de Gáldar. La Hispania de Guía. Los Diamantes, entre otros. Ya aquí el horario se ampliaba, desde las nueve de la noche hasta las dos de la madrugada.