domingo, 10 de noviembre de 2013

Las Orquestas Los Covina y la Tropical recordadas en la Sociedad La Estrella de Valleseco

Su impulsor y fundador fue David Viera Rivero, donde a principios del siglo XX ,se reunían con unos amigos acompañados de guitarras y laúdes se iba a bailar a casa de Emilio Quintana, donde Arsenio Domínguez puso la tienda. Poco después se trasladaría a casa de Pinito Rita Santana para más tarde pasar donde hoy los hermanos Santana. 

Cada semana iban a Teror y Valleseco a cargar las baterías del tocadisco al que se le daba manivela y como cada domingo hacia las cuatro de la tarde amenizaban los asaltos a los cuales acudía público de todos los barrios y de otros municipios, San Mateo, Las Lagunetas, Firgas, Moya. Incluso de Utiaca venía a tocar con su rondalla, Eduardo, que casó con Lucrecia así como la rondalla de Valsendero donde tocaba Angelito el Guardia, etc. Hacia las ocho de la noche una vez terminado el asalto era habitual el paseo por la calle de Lanzarote.
Más tarde se pasaría a la casa de tío Julio, donde se comenzó a tocar las orquestas como las de Tamaraceite llamadas los Covina o la orquesta Tropical. Los Rialto de Las Palmas. Los Sotos de Gáldar. La Hispania de Guía. Los Diamantes, entre otros. Ya aquí el horario se ampliaba, desde las nueve de la noche hasta las dos de la madrugada.

Y ya definitivamente se ubicaba la sociedad la estrella en el local de Ángel Padrón que por cuenta propia construyó el local, para organizar los asaltos y verbenas.

Otra época dorada de la historia de la Sociedad La Estrella fue a finales de los años 60 hasta principios de los 80. Cada 15 días había baile oficial, donde se colocaba una pizarra en su fronte, anunciando qué orquesta amenizaba la verbena esa noche, junto a la bandera canaria con una estrella. Para poder asistir a dichos bailes, las jóvenes debían ser acompañadas por sus madres y aquellos jóvenes interesados al invitarlas a bailar tenían que pedir permiso a sus madres. Como cada domingo a las cuatro empezaba el asalto, y que antes, durante y después los enamorados solían pasear por toda la carretera hacia los Picos, porque antes de oscurecer las señoritas tenían que recogerse en casita.

A partir de mediados de los 80 fue decayendo su actividad. En 1990 se cerró y disolvió la Sociedad La Estrella. También decir, que Gracias a la sociedad la Estrella, se creó las fiestas de Lanzarote
Destacar la labor a Francisco Viera Montesdeoca, hijo del fundador David Viera. Por sus 20 años como presidente y vicepresidente de la Sociedad la Estrella.

Así como a Ángel Padrón como presidente y vicepresidente y el de construir su local para que el barrio de Lanzarote tuviera donde bailar y compartir.

Así como a Israel Quintana, Bernardo Rivero, José Arencibia Rivero, Manuel Sánchez, Manolo Santana el de Acusa, Candito Rodríguez, Normando Ortega y todos aquellos que formaron parte en la directiva, socios y colaboradores a lo largo de la historia de la Sociedad La Estrella.

No hay comentarios: