sábado, 26 de enero de 2013

Este domingo la tradicional Bendición de los Animales


A las 11. Misa en la Plaza San Jorge (en los Grupos, detrás del Centro de Salud). Canta el Coro parroquial.
A las 12: Procesión hasta la Plaza de la Cruz donde se hace la bendición de los animales.
A las 1.30: Llegada a la Plaza. 

viernes, 25 de enero de 2013

Después de Dios, el hombre.

Por: Luis C. García Correa y Gómez
Después de Dios, el hombre es lo primero. Si esto no fuera así se produciría un grave desorden, social y personal. Por desgracia, la buena disposición del mundo en el que vivimos está algo alterada, quizá mucho.

El valor del hombre es inconmensurable.

La grandeza humana tiene su cimiento en la realidad espiritual del alma, en su filiación divina y en su destino eterno. Es lo que distingue cualitativamente a las mujeres y a los hombres de los demás seres creados. Lo cual, como es lógico, no les da derecho a dañarlos o a destruirlos. Al contrario, les hace responsables de su aprovechamiento razonable, esto es, de un uso y disfrute que sea compatible con su conservación.

La dignidad del hombre comienza con la concepción y se concreta en la inviolabilidad de toda vida humana.

Todos los seres humanos -sin excepción- somos necesarios. Todos somos dignos del mayor respeto y consideración.

La dignidad del hombre se debe expresar en todo quehacer personal y social, sin dejar a un lado ningún ámbito de nuestra existencia: el trabajo, el ocio, la familia, la economía … No puede haber compartimentos estancos, espacios impermeables a ese valor primordial.

Todo debe facilitar y promover el perfeccionamiento espiritual, tanto en el orden natural como en el sobrenatural.

Las Leyes tienen que ser justas. Si no lo fueran, si hubiera Leyes que violentaran la Justicia, los ciudadanos tendríamos la obligación de imponerla con nuestro honesto comportamiento cotidiano, sin cesiones, aunque nos cueste, todos los días de nuestra vida.

No podemos ni debemos rehuir los deberes. Tampoco podemos dejar de exigir nuestros derechos.

La finalidad del desarrollo económico no es única y exclusivamente el crecimiento de la producción, del lucro, o del poder. El verdadero desarrollo económico está al servicio de todas las mujeres y de todos los hombres en todas sus dimensiones, porque tiene en cuenta sus necesidades materiales y espirituales.

Esto no significa negar la autonomía de la ciencia económica.

Creía que el camino hacia una sociedad justa era más corto. La meta sigue siendo la misma: la dignidad de la persona humana. Una meta necesaria porque sin ella es inimaginable la justicia. Una meta todavía, desgraciadamente, lejana, pero no imposible de alcanzar, todo lo contrario.

Por eso son tan necesarias las personas de buena voluntad, educadas y con valores.

No ama la justicia, no es capaz de imponerla con su comportamiento, quien no la quiere para los demás.

No pienso que sea lícito encerrarse en una religiosidad cómoda, que se olvida de los problemas de los demás.

Debemos vivir con todas sus consecuencias nuestras creencias, teniendo misericordia, humildad y bondad, y, sobre todo, siendo honestos. Siendo buenos en todo lo que hacemos: cuando trabajamos, en nuestros ratos de ocio, en la familia, al planificar la economía ...

Todo debemos ordenarlo a Dios y a las personas. Porque ningún bien terreno es superior al hombre.

Fiesta Infantil este sábado.




Este sábado con motivo de las Fiestas de San Antonio Abad 2013 y de 10 de la mañana hasta las 14:00 horas en el CEIP Adán del Castillo, se celebrará la Fiesta Infantil con castillos hinchables y diversos juegos, talleres, animaciones y desayuno para los más pequeños. Una oportunidad para que nuestros pequeños disfruten de una mañana distinta y divertida.

jueves, 24 de enero de 2013

Anoche se presentó el libro "San Lorenzo a mano"


Anoche en el Salón del Club de Prensa de la Provincia se presentó el libro San Lorenzo a mano de Antonio Cardona Sosa que nos ofrece a través de su publicación un pequeño viaje a través de nuestra geografía e historia. Editado por la Asociación Canaria para la Defensa de la Naturaleza (ASCAN) y la Asociación de Vecinos Lugar de Lugarejo, estuvo presentado por el periodista Tristán Pimienta. Les dejamos con unas imágenes cedidas por Tino Torón.

Este domingo Verbena del Solajero en Tamaraceite


El próximo domingo a partir de las 13:30 horas se celebrará la Verbena del Solajero, como colofón a un día en el que se celebrará el acto más popular de nuestra fiesta como es la Bendición de los animales.
Un rato para divertirnos y para compartir al son de la buena música de Güira Latina.

Pobres lacerados. Y piden perdón con la actitud y el gesto.

Por: Antonio Domínguez

Mientras entre las personas no sea una sola cosa pensar y decir la verdad sin recatos y conveniencias, de una a otra parte o de parte y parte que parta; sin hacer venia para rendir culto al vil metal; será todo igual a como estuvo, está,  incluso sin temérmelo, ¡seguro!, estará.
Viejo es ya el saber que nos ha enseñado la connivencia de los poderes para intercambiarse favores. Las sacras  leyes-códigos del hampa y axiomas por el estilo.
Han quedado estatuidos por los estudiosos, los alcances de los estados de vileza y degradación a cotas de esquizofrenia absurda, a tal punto alocada, que los sujetos apuntados se solazan y arrullan en una amistad que al fin y al cabo es contra naturaleza; porque entregan esa especie de honra al metal por el metal, de cariño, amor amistoso al vecino más hacendado, sin tener la posibilidad de usufructuar un solo euro de su fortuna, ni en cien años que para ello solo viva. Este disloque acontece también en “las amistades más corrientes, a saber: los amigos de copas (es de lo que quiero hablar. Lo anterior se usó como entradilla) cuando van entrando en el camino siempre sin retorno del alcoholismo; aunque lentamente, pero en continuo e inexorable avanzar. El caso es que a estos sí es verdad que no se les puede llamar miserables y hasta bandidos como equivocadamente a veces se les llama, porque no siendo los únicos padecedores de la controversia humana, sí son las verdaderas víctimas de una situación, (me da lo mismo en la que estén metidos) son las de ellos, todas, horriblemente malas. Estas pobres personas son la carnaza, que a la inversa es sorroballada por los verdaderos bandidos. Son los que están siempre a dos copas de las que le hacen falta, el único cebo que no sirve para atrapar a grandísimos potentados malhechores. Los miserables que son otra cosa; tienen todos casa, abrigo y comida.
Los pobres desgraciados de todo grupúsculo de desheredados ¡digan lo que digan! Los demás, se les tiene por podredumbre hedionda en el cosmos bacteriostático de sus horrores. Así se desinhiben en opinión adversa los socios de los elegantes clubes, para no tener que ensuciarse las manos “rescatándoles”. No obstante los bebedores de oficio (son difíciles, pero no imposibles) aman en el otro la desgracia que él mismo padece y que en sí mismo no reconoce. Yo he visto a un embriagado intentando conducir a su domicilio a otro menos ebrio que él. Le he visto incluso argumentar las técnicas punta del buen beber, para no llegar a situaciones desinhibidoras de la personalidad, destrozadoras de la amistad, y sobre todo, atención, ponedoras en sobreaviso a familiares y parientes, del estado que va tomando el problema; cosa de la que el vicio no quiere saber nada; le horroriza emparentar; no queriendo dar trabajo al sentido, ni oír una sola vez más los sermones y consejos que han venido oyendo de sus familiares. Siempre fueron reacios a admitir su estado y por lo tanto los consejos a estas personas no solo resultan baldíos, sino ofensivos como la más grande ofensa. Esa es la grandísima dificultad; a la que se agarra la opulencia para neutralizarles y ¡ojos que te vieron ir por esas mares a fuera!
Habida cuenta de la religiosidad con que tragan y el regocijo placentero de autosuficiencia del cerebro que tuvieron, las convicciones a que llegaron, formas que inventaron, el dominio que ejercieron, pero todo en pasado y que en el presente los fogonazos “en sanlorencinos fuegos de las neuronas”, que bajo los etílicos ataques de los macanazos de ron, van reventando en explosión cósmica como los astros y estrellas que revientan, se apagan y acaban en el universo; cerebral en este caso. ¿A que viene lo que ya está más que dicho? Es para recordarlo y que la gente no se olvide ¡hombre!

miércoles, 23 de enero de 2013

Los vecinos de la Carretera General están hartos de tanta "mierda"


Los vecinos de la Carretera General de Tamaraceite están hartos de la "mierda" que algunos dueños "incívicos" de perros dejan  en medio de la acera a su suerte. Ya no es una caca ni dos, es algo asqueroso. Algunos vecinos se han visto obligados a echar "azufre" en las puertas y en los parterres que se han convertido en un cagadero. Las aceras  presentan un estado lamentable porque, aunque las recoja el servicio de limpieza, la marca y pisadas con el consiguiente olor, permanece en el tiempo.

La falta de educación de algunos ciudadanos incívicos lo pagamos el resto, aún así, los vecinos piden que se retome el baldeo en dicha vía, ya que según ellos desde hace meses no se ve una cuba de agua por la zona. Para muestra un botón.

martes, 22 de enero de 2013

Don Benito Pérez Galdós y los bizcochos lustrados de Tamaraceite


Dentro de las fiestas de San Antonio Abad del barrio de Tamaraceite, en Las Palmas de Gran Canaria, el pasado domingo tuvo lugar la bendición de los bizcochos lustrados. Pero ¿sabían ustedes que hasta la casa de Pérez Galdós en Madrid llegaban puntualmente estos famosos dulces, así como otros muchos productos canarios?. Con él vivían, en torno a 1912, dos de sus hermanas, Carmen y Concha, que también habían fijado su residencia en la capital.  Hoy vamos a colarnos en la despensa de don Benito de la mano de Ambrosio Hurtado de Mendoza Sáenz, nieto de su hermana Carmen, que, con sus propios recuerdos y testimonios familiares, presentó una comunicación en el I Congreso Internacional Galdosiano, que tituló"Don Benito Pérez Galdós jamás olvidó su tierra natal", de la que extraemos la siguiente cita:

« De Las Palmas le enviaban todos aquellos productos de la cocina canaria que entonces podían desplazarse a Madrid, con los medios de transporte utilizables, sin llegar hechos una porquería, dentro de cajas de galletas herméticamente soldadas. En la despensa de la casa de don Benito no faltaban nunca las rapaduras isleñas en sus variedades de huevo, azúcar, café o achocolatadas; el gofio de millo, los bizcochos lustrados de Tamaraceite, los higos pasados herreños, el millo molido en forma adecuada para preparar el frangollo, morcillas viejas, secas; almendras de Santa Lucía de Tirajana, para preparar toda la gama de dulces canarios a base de ellas; los quesos 'curados' y picones como papel de lija, carne de cerdo salada, etc., etc.
Las hermanas de don Benito, me decía mi madre, sobre todo mamá Carmen, o sea mi abuela paterna, a base de estos ingredientes puramente isleños preparaban platos y postres típicos de la cocina isleña, que don Benito comía con sumo gusto.

La primera vez que mi madre [era madrileña] se tropezó con la morcilla canaria frita, para ser servida con arroz blanco y salsa de tomate, se quedó asombrada y no pudo evitar que lanzara una agresiva pregunta:
 - ¿Qué clase de chorizos negros son esos?

Pero su agresiva pregunta debió incluso ir acompañada de un irreprimible gesto de repulsa, porque don Benito, inmediatamente, complaciente y bondadoso, le aclaró:

- No, Elisita, no dejes de comer estas morcillas de mi tierra, porque verás que son riquísimas y no te arrepentirás de haberlas comido...».

Fuente: Casa Museo Pérez galdós

¿Cuál es la solución?

Por: Luis C. García Correa

¿La participación honesta de la mayoría es la solución que necesita este mundo mediatizado por el poder perverso?
Sí, sin duda, pero ¿por qué los que luchamos por ello tenemos tan poco apoyo?
Lo vivo en mi propia carne: ¿por qué tengo tan pocas visitas en mi blog?
¿Acaso no sé explicar los temas con la claridad necesaria y ser, al mimo tiempo, convincente?
Lo intento con toda mi alma, con todos mis conocimientos y ... pidiendo ayuda.
Busco apoyos y encuentro pocos.
No quiero cejar en el intento, aunque confieso que me entristece la poca aceptación y la falta de capacidad de convocatoria de mi llamada.
En los albores de este año, quisiera que mis acciones tuvieran más aceptación. Mi única intención es ampliar el número de personas que hagan suyo este proyecto: “un mundo donde los honestos impongan su comportamiento a los deshonestos”.
Entre los deshonestos está el poder perverso que nos tiene maniatados: coarta la libertad y consigue incrementar el número de personas que pasan y el número de individualista a quienes no les importa ser esclavos.
No quiero que esta petición de ayuda y mi subsiguiente queja sean consideradas egoístas, el lamento personal de quien, al no sentirse entendido y apoyado por la mayoría, se considera despreciado.
Nada más lejos de mi intención. Mis palabras no deben manifestar debilidad. No me siento abandonado, aunque si poco entendido.
Jamás me rendiré, por una única razón: para mí es una obligación ineludible.
Es la consecuencia directa de mis dos creencias o valores principales: el amor al ser humano y la pasión por la libertad.
Reconozco, sin embargo, que mi eficacia es limitada. Me gustaría que fuese mayor y mejor.
Se que el mundo no se conquista en unos días, en unas semanas, en unos años ... Probablemente hagan falta unas cuantas vidas. Pero al final la conquista es segura.
Al afirmar todo esto, quiero borrar cualquier duda sobre si estas letras son el llanto de quien no ha alcanzado lo que buscaba. La pataleta rabiosa y plañidera de quien al final se rinde. ¡Jamás! Seguiré mientras Padre Dios me dé las fuerzas necesarias.
Solo deseo ser más eficaz. ¡No creo que se pueda culpar por eso! Quiero ayudar al máximo ... porque me queda poco tiempo. El Registro Civil y la partida de Bautismo no perdonan. 
Tampoco espero ver el resultado. Me conformo con ayudar.
¿Cómo lo estoy haciendo? ¿Lo hago correctamente, tratando de informar y convencer? ¿Debo mejorar algo -las formas, los objetivos ... cualquier otra cosa- para ampliar mi ámbito de influencia?
Espero haber expuesto mi necesidad de ser eficaz para el beneficio de todos. Solo deseo que la participación individual honesta supere al poder perverso y que todos consigamos la felicidad a la que tenemos derecho a disfrutar, y vivamos la maravilla de la plena libertad.
Estoy atento a sus noticias. Aquí van las mías con los mejores deseos de paz, salud, felicidad y libertad, y todas con el apasionado cariño que les tengo.
Feliz año nuevo. Que a todos les bendiga Padre Dios, que la mía la hago con toda el alma.
Y, por favor, no me olviden: ¿Cuál es la solución? ¿Cómo alcanzarla? ¿Qué debo hacer?

lunes, 21 de enero de 2013

Bizcochos benditos para la fiesta


El barrio de Tamaraceite celebró ayer, en las fiestas en honor a San Antonio Abad, la bendición del bizcocho lustrado. Unas doscientas personas presenciaron esta singular tradición que se realiza todos los años y degustaron un alimento para muchos 'divino' creado hace ya un siglo por Mariquita Villegas.

ALBERTO GARCÍA SALEH. La Provincia
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
Los vecinos del barrio de Tamaraceite se apelotonaron ayer alrededor del mostrador situado en la plaza Ceferino Hernández para, como todos los años, probar los famosos bizcochos lustrados que, después de recibir la bendición del párroco del lugar, se reparten gratuitamente entre todos los asistentes.

Esta tradición, que lleva celebrándose ininterrumpidamente desde hace doce años en el marco de las fiestas en honor a San Antonio Abad, y siempre antes de introducir la imagen del santo en la iglesia, es un homenaje a los famosos bizcochos que Mariquita Villegas hiciera populares a principios del siglo XX en toda la isla y cuya re- ceta especial se hacía a base de mucho huevo y azúcar, bañados en almíbar y un poco de cáscara de limón.

El furor que creó en su momento fue tan grande que llegaba coches de todas los municipios para repartirlos por todos los puntos de las islas. La jornada de ayer había arrancado a las 11.00 horas, en la Parroquia de San Antonio Abad, con la celebración de la Eucaristía, para continuar con la procesión que recorrió las calles del barrio.

Unas doscientas personas, junto a la banda de músicos, los miembros de una pequeña orquesta, y varios puestos de comida, se apiñaban en la pequeña plaza para oír al cura del barrio la bendición. Tras este acto solemne, el padre Cristóbal Déniz deseó a todos los vecinos que el bizcocho les dejara "un sabor agradable" y la gente se quedara contenta "después de compartir la misa con nosotros", y que "se reparta entre todo para que recuperen energía".

El párroco finalizó con un "¡buen provecho, viva San Antonio Abad y viva el pueblo de Tamaraceite!" a lo que siguieron los trompetas y tambores de la banda municipal. Gente de todas las edades elogiaron el peculiar sabor del bizcocho de Tamaraceite que, si bien ya no mantiene la misma esencia artesanal de antaño, si se hace cuidando escrupulosamente los elementos con los que los bañaba Villegas. Posteriormente, y durante varias horas, tuvo lugar en la misma plaza la verbena del Solajero. Aunque el bizcocho es uno de los momentos álgidos de la fiesta, el próximo domingo tendrá lugar la bendición de los animales en la plaza de La Cruz con la que se cierra la fiesta y que se termina con el sorteo de un animal. En esta ocasión, cada persona acude con su propia mascota.

El programa de actos ha sido organizado por una serie de jóvenes universitarios que integran las asociaciones Tamaraceite Cultura Viva y Cuenta Conmigo en colaboración con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Presentación del libro "San Lorenzo a mano"


El próximo miércoles a las 20:00 horas en la Sala de prensa de La Provincia en la Calle León y Castillo se hará la presentación del libro "San Lorenzo a Mano" de Antonio Cardona Sosa que ofrece a través de su publicación un pequeño viaje a través de nuestra geografía e historia. Editado por la Asociación Canaria para la Defensa de la Naturaleza (ASCAN) y la Asociación de Vecinos Lugar de Lugarejo.

Salvar el Camino Viejo es posible.


Por: Pedro Domínguez
Herrera

Salvar el Camino Viejo de Tamaraceite San Lorenzo, en su totalidad, me parece causa difícil; pero es posible. Los que se apropiaron del “solar”, para expandir sus negocios, trataran que el terreno sea “lo más útil y aprovechable para sus intereses”. Al Ayuntamiento le surge la ingrata tarea de contentar a todos. Si no se ha hecho la desafectación, como bien publico; existiría la posibilidad legal, de evitar que esta vía de tanta historia, sea expropiada, vendida o   cambiada por otros terrenos, en alguna parte del municipio…

 “No es obligación del ciudadano, enterarse de lo que se va a hacer, que parece que lo ocultan”. Es obligación de un ente publico, informar muy clara y detalladamente de lo que pudiera ir contra derecho. Todo lo dicho, obedece al temor de lo consabido en estos casos, ceden, pero con el anzuelo metido, para tirar y cansar hasta la extenuación.

Es por lo que ya, en documento si es posible, se zanje este asunto. Lo negativo seria la intransigencia, el todo o nada, ni todo lo que se va a hacer es malo ni todo es bueno y en mucho nos vamos a beneficiar como colectividad.
He leído con mucho interés el estudio que hizo esteban (cronista oficial de Tamaraceite; a mi entender ) y he sentido la tristeza propia del que sabe, que hay poca solución para peticiones que no son económicamente interesantes, pero algo se podría hacer.
 En esta pagina se ha apuntado, que como de todas formas hay que hacer vías. Lo mas acertado sería, hacerlas coincidir todo lo que se pueda, con el trazo de histórica, CARRETERA VIEJA DE SAN LORENZO, dejando partes adoquinadas que hagan referencia a este espacio de unión.
Hay otras peticiones entendidas, tenidas en cuenta y fiscalizadas por algunos. Es por lo que salvar algún trozo de este camino, es como salvar un mínimo de ecología, de historia…Habría contento para casi todos; “la consabida mayoría”. Bastaría con unos pequeños espacios adosados, a los trozos de camino que se salven, con plantas autóctonas, tabaibas, tarajales…que ni siquiera hace falta regarlas
Considerando que un vocero y defensor como yo, no beneficia, a causa menesterosa de defensa, más cualificada y admitida, por una sociedad con raíces feudales, en la que por algunos muchos, el valor de lo que se dice, es quien lo dice, es por lo que opto en adelante por callar. Si no lo remedian, que con su pan se lo coman.

domingo, 20 de enero de 2013

Galería Fotográfica del Día Grande de San Antonio Abad 2013


Carta al Viento: Hotel para perros.

Por: Jesús Vega Mesa
Estoy perplejo. Acabo de leer que en Manhattan se encuentra el hotel de lujo más caro del mundo para perros. El hotel, dicen, es un paraíso de arquitectura, diseño, moda… donde los perros pueden ser tratados como auténticas estrellas de Hollywood. Por unos 150 euros de nada, el perro puede pasar un día de hotel con gimnasio, spa, peluquería, habitación individual con TV, sauna, masajes y alta cocina. Además, un empleado del hotel se hace cargo de ir a buscar al perro a la casa de sus dueños. Por supuesto, en un coche de alta gama, tipo Ferrari o Audi.

Yo, que en mi infancia viví el cariño a perros de la familia como Polo o Piloto… o desde un poco más lejos a Rin Tin Tin, no salía de mi asombro. Y no sólo por ese hotel de lujo. Es que no imaginaba que los perros tuvieran ni necesitaran ningún tipo de hotel. Ni de cinco estrellas ni de una. Pero cuando comenté la noticia con mi vecino me dio otras informaciones por las que, de verdad, sentí vergüenza.

-No te extrañes, me dijo. Hoteles como ese lo tendremos por aquí en poco tiempo. De hecho ya hay guarderías para perros en nuestras islas que ofrecen muy variados servicios para que el animalito viva mejor que la mayoría de los niños del barrio. Basta ver los mimos y hasta los regalos de reyes que algunos hacen a sus mascotas. Y hasta cosas que no les permitimos a los hijos en nuestras casas se les permite con toda naturalidad al gato o al perro. ¿No te sorprende, por ejemplo, que mi vecina tenga dos perros que se llaman Lucas y Elena y unos nietos que se llaman Polki y Colin? El mundo al revés, desde luego.

Tengo claro que el amor a los animales, como el amor a la Naturaleza, es algo positivo que dignifica a la persona. Tengo claro que hay que proteger a los animales indefensos. Pero los excesos nunca son buenos. El perro es sin duda un buen amigo y un buen compañero para las personas. Lo malo son las excentricidades. Cuando hay personas que deciden destinar todos sus bienes a un animal o dedicar todo el tiempo del mundo a la atención de su mascota, es que algo no funciona bien en la sociedad. Y escribo todo esto, les confieso, con cierta inseguridad. Porque al mismo tiempo soy un admirador de San Francisco de Asís, aquel que se dirigía a todos los seres vivos llamándolos hermano lobo, hermano sol, hermana luna. Aquel que decía que “cada criatura en desgracia debe ser protegida” o que “todas las cosas de la creación son hijas del Padre y hermanas de los hombres”. Y también admiro a san Antonio Abad , aquel ermitaño rodeado de animales a los que cuidaba con verdadero cariño. Pero todo tiene sus límites.

Precisamente el próximo domingo, en la fiesta que cada año se celebra en Tamaraceite con motivo de San Antonio Abad, se bendecirán los animales. Y mucha gente acudirán con sus mascotas (perros, gatos, serpientes, iguanas, conejos, tortugas, pájaros…) para recibir la bendición, los buenos deseos de Dios y de la comunidad. Es una fiesta simpática, familiar y expresiva del amor a los animales y el amor en la familia.

El domingo iré a Tamaraceite a pedir una bendición para todas las mascotas. Y una muy especial para sus dueños, para que no hagan tonterías y traten a los animales y a las plantas con mucho cariño y respeto. Nunca mejor que a las personas.

Imágenes de la Gala Artística



Les ofrecemos las imágenes de la Gran Gala artística que se celebró anoche en el Centro Cívico de Tamaraceite y que reunió a un nutrido grupo de artistas de nuestro pueblo. Las imágenes son cortesía de Armando Hernández.

La corrupción que hace política

Por: Tomás Galván Montañez

Siempre me han molestado las generalizaciones, pues, como sabrán, es posible a través de ellas estigmatizar a todo un colectivo por muy escasos que sean los responsables de llevar a cabo actitudes injustas o deshonestas dentro de una determinada organización. Así me ha pasado con los políticos, de quienes he escrito que no es nada bueno agruparlos en el banquillo de los señalados por el hecho de que “unos pocos” ejecutaran actos indignantes aprovechándose de su condición.
Pero esta semana, por primera vez, me he preocupado porque se me ha empezado a nublar la capacidad de distinguir los límites entre quienes hacen una política honrada, veraz, justa y ciudadana, de quienes se aprovechan de sus cargos en partidos políticos para acometer -con orgullo y soberbia, por cierto- una realidad tan lamentable, como es la corrupción.
Desde sus blindadísimos escaños, quienes se erigen como representantes de los ciudadanos –ostentando tal título para aquello que les interesa- se afanan por extender un mensaje de salvadores de la patria, de hacedores de superpolítica, para intentar tranquilizar, sin éxito, a la marea ciudadana cada vez más harta de engaños, fanfarronerías y algaradas absurdas.
En otro momento, los ciudadanos hubiéramos agachado la cabeza, pero ahora, concienciados del poder que ostentamos, podemos exigir lo que merecemos, que no es más que unos políticos serios, honestos y coherentes. Los españoles merecemos esto y no una tropa vacilante que al tiempo que se acusan son capaces de guardarse las espaldas unos a otros con tal de no enfangarse por motivos similares o peores. El panorama está crudo.
Es así, que cada vez se vuelve más necesaria una hecatombe de conciencias, una auténtica metamorfosis capaz de devolver el honor y el respeto a unas instituciones que se van a pique, y de cuya destrucción se han encargado, personalmente, quienes las forman. Los políticos, a quienes hemos elegido para representarnos, ignoran la importancia y el valor de esta tarea, que se toman ahora como un divertimento que les proporciona una ingente cantidad de dinero por hacer no sabemos muy bien qué.
Los dirigentes de los partidos políticos deben respetar a su electorado y no faltarle reiteradamente al respeto, como está de moda. Son ellos, y no otros, quienes tienen que tomar cartas en el asunto para cortar de raíz un problema como la corrupción, en vez de perder el tiempo temiendo a las nuevas generaciones de los partidos, que, al tiempo que se forman, están comprometidos con unas ideas, para convertirse en personas con sensibilidad, de estudio, con conocimientos, cultura, experiencia, centrados en una política en mayúsculas, real, y no en un vertedero de residuos altamente tóxicos, cuyos olores son camuflados para evitar que se note el intenso hedor a podrido que se respira en las calles; un tufo desagradable, vomitivo, que nos quieren vender como una romántica fragancia de calidad suprema. Y por ahí, señorías, no pasamos.