sábado, 17 de noviembre de 2012

Perico


A ti que te conocemos con el pollino nombre de Perico y el pueblo en peso te lo aplica, porque ve que de cualquier forma que se te dirija sientes felicidad, porque lo llevas en el alma y lo amas con todo tu corazón. A ti que siempre a todo Tamaraceite -en el que cada familia te considera un miembro más de ella; por lo que eres la persona con la familia más grande del mundo- has tenido vigilante, a ver si es verdad la inteligencia de amplio espectro que se te atribuye en cosas de pá fuera. Lo que es aquí no he visto a nadie que no se crea el mejor jugando al futbolín aun empuñando sus barras con dificultad; solo te tienen perdido el respeto en este arte ¡que tan bien dominas!
Siempre fuiste tu mismo, los que te han rodeado no han podido ayudarte. Todos los que asistieron a tu misma escuela, no creo disparate decir que no tienen tu escuela. Así es que has tenido que habértelas solo ante la vida, ¡solos estamos los hombres en medio de la vorágine! Pero tu has tenido que enfrentarte con la noche de la soledad y el aislamiento interior; del ideal bien ideado; que cuando lo explicas provoca rechazo, y no te dicen, ¡oh Perico! que estás loco o equivocado; por si acaso fuera verdad el gran talento que otros te atribuyen y no se nota por fuera de la ropa y algún día podría el aludido ese, que ve poco, y lo sabe, beneficiarse de lo que él con su muy simple vista no ve. Astuto, no hace sino lo que hacemos todos: extraerle los beneficios que podamos a la prudencia.
No eres un equivocado Perico. Como todos, estás saliendo de dificultades menores para entrar en dificultades mucho mayores; esa es la madurez y la experiencia que en tu caso y andando con Darío: “plural ha sido la celeste historia de tu corazón” y no importa que te quiten lo bailado porque tú no has venido a bailar (no se justificaría para qué el Señor te dio los pies planos)  has venido a estar despierto cuando de dormir te levantas y a emplear los cinco sentidos congratulados sosegadamente.
Si porqués me preguntas, “este exceso” ha sido por comentar un par de flecos de tu parecer que expusiste en “LOS DEMÁS” a pluma ligera, pero profunda que tiene la condescendencia de la persona buena. Hay un par de puntos donde deberías hacer de tripas corazón y ser duro. Cuando se escribe sin compromiso en el todo incluido, todo el mundo es bueno y no se despierta una enseñanza o una pasión, pasa la intelección como cuchillo mantequilla para llegar al vacío límbico del santaceciliano éxtasis que persigue, pero nada enseña. Cuando como tú, se escribe con compromiso, vertiendo enseñanzas filosóficas, no queda más remedio que ¡sí! emplear el hacha, con cuidado que no rompa; pero que pula la barca. Schopenhauer y Nietzsche (el más grande educador) eso hicieron y hoy continúan siendo mirados como perros sarnosos; porque hay una insalla de “talentos desparramados” encargados de que no saquen cabeza a echarles a perder sus montajes. ¡Perico! Sigue escribiendo como escribes que así consolidas a tu pueblo como tu hermano. Si te desvías solo un poquito para enseñar y aprender de tu hermano, (el pueblo) es cosa tuya. No te descuides de lo que les ha pasado a los sabios y grandes hombres. No olvides que para escribir quitándose aunque sea la chaqueta (no hablemos ya de desnudarse) se ha de pagar caro peaje; o lo que se escribe no sirve absolutamente para nada.
Tu hermano; mi hermano; hermanos de todos los hermanos de nuestro muy querido, idolatrado Tamaraceite.      

Antonio Domínguez Herrera.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Querer ser honestos.


Por: Luis C. García Correa y Gómez
La honestidad espiritualiza y perfecciona al ser humano.
Honestidad es decencia. Es moderación en la conducta. Es querer hacer el bien.
Crecer en honestidad: ésta debería ser la meta de cada uno. Querer ser honesto y llevarlo a la práctica.
Y la honestidad incluye la participación.
No se puede alcanzar el bien de uno mismo sin contribuir al bien de los demás.
Honestidad y participación son dos vivencias absolutamente necesarias para el progreso moral y material, para ser más libres y más felices
El deseo de ser honesto abre el alma y el corazón: libera lo bueno que somos capaces de ser y realizar, y lo ofrece a los demás. Bondad compartida.
Compartir es la consecuencia de la honestidad.
El grado máximo de la honestidad es el amor. Es la cumbre que tenemos que escalar a diario. En la medida que somos honestos, en la medida que compartimos, en esa misma medida, el amor aumenta y se desborda, se reparte.
Honestidad y honradez son sinónimos. Ambas significan tener recto comportamiento, tener un comportamiento probo.
“La honestidad es estar al servicio por amor”.
El poder de la honesta participación es tan grande que anula cualquier intento de ser subyugado, de ser sometido. Por eso reclamo, constantemente, la honesta participación de la mayoría para imponer, pacíficamente, normas de convivencia que nos den la plena libertad, para la plena felicidad.
No conozco otro medio de anular al poder económico perverso.
Según el Espasa Calpe: El bonum honestum (el bien honesto) es el bien que tiene razón de fin y que por lo mismo ha de considerarse expresión del ideal humano.
Ser honesto ¡Qué maravilla! Además es contagioso y eleva las virtudes y valores éticos o religiosos, tan necesarios para una vida normal y feliz.
No hay honestidad sin valores. No hay valores sin honestidad. Sin valores no hay felicidad. Vivir sin valores anula o disminuye la libertad.
La honestidad nos hará libres y felices.
Pero ¿hasta cuándo estaremos esperando? ¿hasta cuándo?
¿Hasta cuándo dejaremos de ser esclavos y podremos gozar la felicidad de la plena libertad y del pleno amor, conseguidos a través de la honestidad?
No sé si he sabido explicarme: ¿Qué es ser honesto y querer serlo?
Se es honesto cuando uno se pone al servicio del amor. Esta disposición fortalece la libertad y aumenta la felicidad.
Por eso hay que ser honesto, y querer serlo.

El Ayuntamiento abre el plazo de solicitud para la organización de fiestas el 24 y 31 de diciembre

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria informa de la apertura  del plazo de solicitud de los permisos correspondientes para celebraciones especiales en establecimientos del municipio capitalino los días 24 y 31 de diciembre.

Las solicitudes, que se dividen en tres categorías administrativas –local sin licencia, local con licencia para actividad musical y local sin licencia para actividad musical– deberán ser presentadas antes del 5 de diciembre, además de estar acompañadas por la documentación correspondiente que indique el nombre de la persona solicitante y responsable de la fiesta, así como el emplazamiento de la actividad.

Entre otros requisitos, se señalan los de disponer de seguro de responsabilidad civil en vigor hasta el 1 de enero de 2013 para responder, si fuera necesario, a las indemnizaciones a terceros y a los daños al dominio público que pudieran producirse. También se requieren exigencias básicas de seguridad en caso de incendio o insonorización, si fuera requerido.

En caso de instalaciones desmontables, es imprescindible justificar la adecuada estabilidad de la misma. En ningún caso obstaculizarán las maniobras de evacuación ni la utilización de los medios fijos de extinción que hubiera en la zona. También deberán respetar los alcorques de los árboles, elementos de jardinería y alumbrado público. Las fiestas de fin de año que cuenten con un aforo menor a 300 personas, serán habilitadas mediante comunicación previa y declaración responsable, mientras que las que superen las 300 personas, serán objeto de autorización administrativa previa.

Las instancias y requisitos exigibles están a disposición de cualquier interesado en la página web municipal (www.laspalmasgc.es) y en el Servicio de Actividades Comerciales e Industriales ubicado en las Oficinas Municipales.
Fuente: Ayto de Las Palmas de GC

jueves, 15 de noviembre de 2012

Galería Fotográfica Jesús Arencibia 100 años.

Les dejamos con las fotografías realizadas por Tino Torón el pasado martes con motivo de la inauguración de la Exposición de Jesús Arencibia en el Cabildo Insular. Muchas gracias a Tino y le felicitamos por este precioso material gráfico.


¡Les quiero con toda el alma!

Por: Luis C. García Correa y Gómez
Mis queridos lectores, -razón fundamental de mi existencia-, y de una vivencia feliz, porque me siento realizado.

Estoy dando todo lo que sé y puedo en la búsqueda del bien de los demás.

Les informo que se me está produciendo un proceso de envejecimiento rápido y no sé el tiempo que me permita tener lucidez, si antes no muero.

Por esta realidad y queriendo decirles y contarles mis inquietudes en la búsqueda de un mundo mejor, a partir de ahora iré publicando, según vaya terminando los trabajos, y no esperar a martes y viernes.

Jamás me cansaré de darles las gracias a todas las buenas personas que me han honrado con su lectura y sus comentarios, enriquecido el blog, en beneficio de todos, a mí, al menos, me han ayudado a mejorarme como persona, y me están permitiendo crear un activo que presentar a Padre Dios el día de mi muerte, en ese feliz y maravilloso encuentro con Él.

Desde mañana comienzo a poner en el blog mis participaciones, según las vaya terminado.

He sido muy feliz porque he tenido familia, amigos, he compartido con la comunidad y les quiero con toda el alma.

Me educaron en valores religiosos que han llenado mi alma y mi vida, y ahora hoy les tengo a ustedes. ¿Qué más se puede pedir a la vida?

Soy un gran afortunado, les doy las gracias y les entrego lo que de más valor tengo: a Padre Dios. Que les bendiga y les den la plena felicidad.

Ustedes van en busca de la plena libertad, y todo porque pretenden conquistar y crear ese nuevo mundo donde ya no exista la esclavitud del poder económico perverso. Un lugar donde todos se ayuden como hermanos, porque todos se quieren como hermanos.

En la espera deseada y necesaria honesta participación de la mayoría para, con su comportamiento, exigir. Luchar por la plena felicidad y la plena libertad, y así restaurar la fraternal convivencia para siempre.

Reiterando las gracias les envío todo mi cariño con un fortísimo abrazo.

Hasta siempre.

Luis

Jóvenes talentos en Tamaraceite



Hoy les quiero presentar a unos jóvenes artistas de nuestro pueblo y el Videoclip realizado por Adriana Beltrán, una "casi" periodista también de Tamaraceite. Los intérpretes son el Grupo Fiestón, un grupo de jóvenes artistas de vocación y de hobby. Ellos, que participarán en el Belén Viviente que se celebrará el sábado 22 de diciembre por nuestras calles, están preparando un musical del que podremos disfrutar seguramente el mes de enero. Felicidades.
Canción e intérprete originales: Quiero montarme en tu velero, de Grupo Fiesta

miércoles, 14 de noviembre de 2012

El Cabildo inspecciona si la ermita de Tamaraceite ha sufrido daños


LOURDES S. VILLACASTÍN
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
El Cabildo insular señaló ayer que técnicos de Patrimonio Histórico inspeccionarán hoy si los escombros que se han tirado a la entrada de la ermita de San Antonio Abad, en Tamaraceite, han dañado el complejo arquitectónico, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) en 1995 por el Gobierno de Canarias. El Ayuntamiento de la capital reconoció el pasado viernes que los restos de material de edificación y de asfalto eran suyos. En concreto, de las obras que está realizando el Consistorio capitalino para la mejora y rehabilitación del colector del saneamiento del barranco de Tamaraceite en el tramo de la presa.
Ayer mismo, técnicos del Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria, dependiente también de la institución insular, se personaron en la zona donde se encuentra la ermita y el complejo de casas de labranza catalogado como "arquitectura tradicional" en el expediente del Gobierno para comprobar que los escombros pertenecen a dichas obras. Los edificios forman parte del parque de La Mayordomía, en fase aún de construcción por parte del Ayuntamiento.
El Cabildo insular explicó que los técnicos levantarán un acta de inspección y que en función de los daños que observen sobre el conjunto patrimonial se pedirán responsabilidades a la administración municipal o a la empresa que ejecuta las obras de saneamiento de las aguas fecales.
En principio, los técnicos del Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria no han percibido ningún daño en los edificios salvo el impacto visual que provoca el vertido de residuos de obras a la entrada de un complejo arquitectónico catalogado como Bien de Interés Cultural del Archipiélago.
La ermita de San Antonio Abad fue construida en el siglo XVIII, aunque existen documentos históricos que mencionan su existencia con anterioridad. El templo fue rehabilitado hace dos años por los feligreses del barrio y el Obispado de Canarias.
Al templo se accede por la rotonda que hay frente a la urbanización La Guillena, por la carretera vieja de Tamaraceite. No existe, sin embargo, ninguna señal que indique el valor patrimonial del conjunto de casas ni el acceso. Tampoco hay un área para que los coches puedan aparcar sin problemas a pesar de que se celebra misa una vez al mes en la ermita.
El acceso a la ermita era estos días de lluvia un barrizal, ya que uno de los desagües de la autovía caía literalmente sobre la entrada al complejo histórico.
Fuente: La Provincia

El Cabildo muestra los rostros de la expedición de Colón que pintó Arencibia



 La Casa-Palacio Insular del Cabildo de Gran Canaria muestra, desde ayer y hasta el próximo 21 de diciembre, los rostros que pudieron tener los marineros de la primera expedición que siguió a Cristóbal Colón en su aventura por América, tal y como los pintó el pintor Jesús Arencibia poco antes de morir con el título de Colón y los olvidados. 

Estos cuadros forman, junto a loss murales Los frutos del mar y las tragedias del mar, situados en el Salón de Plenos, la muestra Jesús Arencibia. 100 años impulsada para conmemorar el primer centenario del Cabildo y para rendir también tributo al pintor de Tamaraceite.

La inauguración contó con la presencia del presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna; el consejero insular de Cultura y Patrimonio Artístico y Cultural, Larry Álvarez, y el comisario de la exposición, Ramón Gil. 

Larry Álvarez anunció la incoación del expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural de los murales de la Casa-Palacio y agradeció al presidente que buena parte del centenario del Cabildo "tenga que ver con la cultura". Bravo de Laguna explicó que frente a los recortes innecesariamente crueles de otras instituciones , "el Cabildo se ha propuesto mantener su partida en cultura en 2013 para seguir mostrando a los canarios el patrimonio de artistas del siglo pasado". 

Colón y los olvidados está formada en realidad por 86 retratos que, antes de morir, el artista de Tamaraceite donó a la Casa de Colón, y de los cuales se expone casi la mitad por problemas de espacio. Por otro lado, y para elaborar la gran alegoría que representan sus murales de la sala de plenos del Cabildo, Arencibia primero tuvo que trabajar en la ermita de Tamaraceite, donde gestó esta obra caracterizada por su dramatismo y el temple heroico de los personajes representados, así como por la influencia de Néstor y Aguiar.

Concluidos los diseños, el pintor los trasladó enrollados a la sede del Cabildo, donde los pegó con cola de origen vegetal. Los pronunciados escorzos de los cuerpos pintados por el artista otorgan a la composición una suerte de movimiento que siempre caracterizó la producción muralista de Arencibia, que también destaca por el ritmo armonioso y su rica vitalidad.

Con motivo de esta muestra conmemorativa, el Cabildo grancanario ha impulsado un programa de visitas guiadas para público general y escolares de Educación Primaria, ESO y Bachillerato.

Una nutrida obra mural

Jesús Arencibia elaboró en su hogar-estudio de Tamaraceite la gran mayoría de su rica producción plástica, aunque su fructífera y nutrida obra mural, la más variada, monumental y extensa creada en Canarias por un solo artista, está plasmada en centenares de metros cuadrados de infinidad de espacios, desde organismos públicos a residencias particulares, pasando por diversas ermitas, parroquias e iglesias de Gran Canaria. Junto con Aguiar y Néstor, Arencibia formó parte del gran trío de muralistas canarios. Pasó más de 20 años pintando murales, desde el fresco del baptisterio de la Iglesia de San Juan de Telde (1948), hasta su último encargo concluido, en la Iglesia de San Antonio de Tamaraceite (1971). Fue en los 70 cuando su obra queda marcada por el color como vehículo expresivo. Su paleta se torna dura, triste, inundada por los colores violáceos, los azules aplomados de gris, los pardos, tierras y negros. Su pincelada se amplía y contrasta, vaciándose de materia y dejando a veces el lienzo descarnado. Todo ello confiere a estas obras un acentuado tono dramático como en Colón y los olvidados. A.G.S.

Fuente: La Provincia

Los demás

Por: Pedro Domínguez Herrera

La vida se nos va en atención a los demás, en ellos recae todo lo gravoso de nuestra existencia, siendo a veces incapaces de reconocer, que casi todo lo que somos se lo debemos a ellos: No soportamos otras políticas, otras religiones, otras ideas o formas de ver que no sean las nuestras y no reconocemos, que repugna lo ya probado, o  por temor a ser afines a lo que no queremos. Odiamos el egoísmo, cuando somos egoístas y a la vez pobres. Dejando a un lado lecciones de sicología para los doctos en estos temas, la razón de este escrito, es para reconocer cuan equivocado  he estado, así como muchos, con respecto a los demás. Me sorprende el cariño desinteresado de los demás, el gesto inteligente, la capacidad, la profesionalidad. Hasta hace poco, todos eran iguales, como un murmullo humano que me rodeaba. ¿ Quizás por una imperiosa necesidad de mantener el absurdo ego en todo lo alto?,  ahora considero cuan bajo estaba el nivel, ¡cuanta miseria!
El sí, pero..., ha funcionado siempre, ante todo y todos los que nos pueden aventajar, y no vemos más que lo que desvirtúa al otro,  que a su vez, no es mas que uno más, en esta peripecia que es la vida, en la que en definitiva estamos todos, y así, para toda suerte o valor, hay una contra o rebaje. Todo es atacado, las creencias, las ideas, las aficiones. Hay algunos gustos y apreciaciones que se respetan, el de las comidas, nadie discute ni trata al otro de tolete por no gustarle el pescado salado, los callos, los dulces…y hay otra apreciación que no contaminamos a nuestro valor y deseo, es cuando vemos al otro como un engreído y totorota, casi nunca se falla.
Si observamos a los demás en las aglomeraciones, en los paseos que hacemos en la guagua, nos estamos viendo a nosotros mismos. En la juventud vemos, la ilusión por vivir que teníamos y un largo preámbulo de tantas cosas agradables, tantas fantasías y amores y de los más mayores, sus torpezas, sus temores, su niñez, que les ha dominado siempre o la seriedad estúpida del docto o bien situado, como quien dice, ¡aquí estoy yo!
En definitiva, que me siento liberado de los demás, porque no trato de juzgarlos, porque he llegado al convencimiento, que hasta lo más abominable, sucede por que tenía que suceder, por la libertad que tiene todo tipo de suceso, porque el Dios que veneramos, es Dios de lo posible; que libera sus axiomas en lo creado, lo que nosotros no podremos nunca comprender. Por tanto todo tiene su razón de ser y hasta serían justificables ciertos sucesos, por mucho que nos horroricen y duelan. Por lo dicho y aceptado y en busca de mi norte; ya no necesito que me quieran, sino  los que yo quiero, ni me importa que me valoren. Cuando salgo a la calle y me encuentro un equivocado como yo estaba, mejor que ni me vea, bueno no me ve, porque el ve lo que quiere ver y no a mi persona, que se ha liberado milagrosamente de compararme con los demás, para, !por fin ser yo mismo!

martes, 13 de noviembre de 2012

Gran éxito de público en la inauguración de la Exposición de Jesús Arencibia en el Cabildo


Esta noche fue inaugurada la Exposición Jesús Arencibia 100 añosEl acto estuvo presidido por Don José Miguel Bravo de Laguna presidente de la institución insular y al que le acompañó entre otras autoridades el  Consejero de Cultura Larry Álvarez, el Alcalde de la ciudad, la Concejal de Cultura y la Concejala de nuestro Distrito.. Una iniciativa que realizó en su día José Antonio Godoy, consejero del Cabildo, en una moción realizada el pasado mes de abril y que fue secundada por todos los grupos con representación. 
La exposición permitirá al público conocer 40 de las 86 obras que constituyen Colón y los olvidados (una serie de pinturas que el artista acometió poco antes de su muerte) y disfrutar, a través de visitas guiadas, de los grandes murales que pintó para el Salón de Plenos del Cabildo grancanario, contando para ello con las explicaciones de técnicos especialistas.

PINCHE AQUÍ PARA VER LAS FOTOS

Jesús Arencibia. 100 años´ rinde un homenaje al artista de Tamaraceite

LA PROVINCIA / DLP

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Una parte de la obra del pintor y muralista grancanario Jesús Arencibia permanecerá desde esta noche hasta el 21 de diciembre en la Casa-Palacio Insular (c/ Bravo Murillo, 23, Las Palmas de Gran Canaria), en una iniciativa con la finalidad de conmemorar el primer centenario del Cabildo y de rendir tributo al pintor de Tamaraceite.
La muestra, que lleva el título de Jesús Arencibia. 100 años, será inaugurada hoy, a las 20.00 horas, por el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, y permitirá al público conocer 40 de las 86 obras que constituyen Colón y los olvidados (una serie de pinturas que el artista acometió poco antes de su muerte) y disfrutar, a través de visitas guiadas, de los grandes murales que pintó para el Salón de Plenos del Cabildo grancanario, contando para ello con las explicaciones de técnicos especialistas. Realizada con motivo del V Centenario del Descubrimiento de América, la serie que constituye el grueso de la exposición está formada por retratos imaginarios de aquellos que hicieron posible la gesta colombina (desde el más bajo del escalafón al propio almirante). Para el artista, todos fueron los olvidados (de ahí el nombre de la serie), pese a haber hecho posible uno de los viajes más importantes en la historia de la humanidad. Personajes cotidianos, amigos y su propia mirada le sirvieron para poner cara a seres anónimos que, acompañando a Colón en 1492, expandieron las fronteras del mundo conocido.

Circuito

Colón y los olvidados fue donada por el propio Arencibia a la Casa de Colón, que la ha incluido en el circuito Gran Canaria en vivo, con la que varias muestras recorren la isla de forma itinerante. Se da la circunstancia de que, a raíz de su ejecución, Arencibia ingresó, en 1992, en la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel Arcángel.
La muestra se complementa con la excelente posibilidad de contemplar las obras con las que el de Tamaraceite decoró algunos espacios del propio Cabildo, como su Salón de Sesiones, en el que en 1954 pintó un vistoso políptico de tema marinero, una gran alegoría que representa, por una lado, Los frutos del mar (a la derecha) y, por otro, Las tragedias del mar (a la izquierda).

Exposiciones para un Centenario: Jesús Arencibia. 100 años

El Cabildo Insular de Gran Canaria inaugura esta tarde a las 20:00 horas la Sala de Exposiciones de la Casa Palacio con una muestra de obras de Jesús Arencibia. El acto estará presidido por Don José Miguel Bravo de Laguna presidente de la institución insular. Una iniciativa que realizó en su día José Antonio Godoy, consejero del Cabildo, en una moción realizada el pasado mes de abril y que fue secundada por todos los grupos con representación. Las visitas se pueden hacer guiadas a las 18:00 y 19:00 horas o por libre.

Las serenidad

Por: Luis C. García Correa y Gómez
La serenidad es fundamental en todos los momentos, pero lo es especialmente en los más trágicos. Por ejemplo, los momentos que estamos viviendo: momentos dominados por una crisis de valores que ha generado la crisis económica y ha impulsado el crecimiento exponencial de un poder perverso.

La serenidad no nace de cerrar los ojos a la realidad que nos circunda y que vivimos. Tampoco consiste en pensar que no tendremos tropiezos y dificultades. La serenidad no esconde la cabeza: mira de frente, cara a cara, a la realidad, con el objetivo de buscar soluciones, mediante la participación.

Nunca más la inactividad. La pasividad no serena a nadie.

Debemos mirar al presente y al futuro con optimismo, porque esperamos contar con el apoyo mayoritario del pueblo honesto y participativo.

Somos seres comunitarios, participativos y libres. Valores innatos, no adquiridos, nos mueven con fuerza hacia el bien. Pero podemos sofocarlos, entumecerlos o incluso matarlos. Vale la pena cultivarlos y proponerlos, pues su eficacia sanadora es grande. Por ejemplo, la famosa regla de oro: ama a los demás como a ti mismo; o, si lo prefieren, trata a los demás como te gustaría que ellos te trataran.

El filósofo existencialista francés Jean-Paul Sastre insistía en otro valor: “el ser humano es siempre y en todo lugar totalmente libre”. Sin embargo, hoy, a la liberad se le ha puesto un precio. Está hipotecada. Solo la mayoría silenciosa con su honesto y exigente comportamiento podrá liberar a la libertad. Y redescubrir el valor de su ineludible consecuencia: la responsabilidad.

Los tiempos que vivimos nos exigen acercarnos al amigo, al conocido, al vecino... y ponernos a su disposición. Que no se sientan solos. Que no nos sintamos solos.

¿Hemos olvidado aquello de que “el pueblo unido jamás será vencido”? ¿Nos lo creemos de verdad?

Pero todo precedido y guiado por la serenidad.

Cuando llevaban a Santo Tomás Moro a la cárcel, el antiguo Lord Canciller le dijo a su yerno Roper: "Son Roper, I thank our Lord the field is won" / “Hijo mío Roper, doy gracias a Dios, porque la batalla está ganada”.

Roper confesó no haber entendido el significado de esa frase. Más tarde comprendió que el amor sereno de Moro había crecido tanto, que le daba seguridad de triunfar sobre cualquier obstáculo, y que lo había expresado con la mayor serenidad.

Así es como, en mi opinión, debemos comportarnos ahora. Pero a Dios rogando y con el mazo dando.

La serenidad es la virtud de los éxitos.

Comprendo lo difícil que se hace algunas veces estar sereno y transmitir serenidad. No lo consigo muchas veces. Pero intento, con paciencia y sin desanimarme, serenarme y ver con más objetividad los tristes momentos que vivimos por la falta activa y participativa del comportamiento honesto de la mayoría.

No hay objetividad sin serenidad. El enfado, la ira, el odio ... lo oscurece todo.

Para poner en marcha a esa mayoría también es necesaria la serenidad. Me lo repito constantemente, porque hay veces que me revelo y tengo que contenerme.

La serenidad es una atalaya, y desde lo alto de ella se domina y se ve más y mejor. Y quisiera subirla.

Es fundamental educar a los hijos con y en la serenidad. Es la mejor herramienta para conseguir lo que uno se propone mediante el convencimiento. Alcanzar fines duraderos.

¡Son tantas las razones por las que tengo que rezar, una de ellas e pedir la serenidad!

Seamos serenos, en especial en los juicios. Pero caminemos con cierta rapidez, en la recuperación de la libertad. Con serenidad, pero también con la contundencia que proporciona la honestidad.

En espera que la serenidad nos inunde y ahoguemos al mal que nos somete, para ser y compartir la libertad y felicidad, y tener el mundo mejor que deseamos y necesitamos

El Ayuntamiento atiende a 79 vecinos de Tamaraceite para informar sobre el Plan de Reposición del barrio


La concejal del Distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Carmen Guerra ha atendido durante esta semana a 79 vecinos de Tamaraceite, con el objeto de explicarles de forma individual y personalizada la situación del Plan de Reposición del Patronato Francisco Franco del barrio, y la continuación del proceso.

La edil, que durante cuatro días trasladó su oficina a la Plaza de San Jorge, en horario de mañana y tarde, se mostró satisfecha ya que “los vecinos han entendido las circunstancias en las que se está ejecutando el Plan y conocen de primera mano que el Ayuntamiento capitalino no ha olvidado su compromiso con los vecinos”.

En este sentido, el gobierno municipal ya ha entregado, en este año y medio de mandato, un total de 18 viviendas de las 114 previstas en esta primera fase del Plan de Reposición, que se unirán a otras 8 que en entregarán en breve, y las 88 pendientes, ya cuentan con el pliego de condiciones para su adquisición

Esta primera fase del Plan Reposición de Tamaraceite, prevista para finales de 2012, cuenta con un presupuesto de 13.293.237 euros financiado por el Ministerio de Fomento (26,88%); Comunidad Autónoma de Canarias (29,82%); Consorcio de Viviendas de Gran Canaria (12,43%); el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (12,43%) y los particulares (18,44%), dentro del Acuerdo de la Comisión Bilateral del 17 de diciembre de 2008, modificado en noviembre de 2010.

Fuente: Ayto de Las Palmas de GC

lunes, 12 de noviembre de 2012

Jesús Arencibia 100 años. Un gran artista distinto.

La Concejalía del Distrito ha organizado una serie de actividades como clausura del Centenario de Jesús Arencibia. Les dejamos con las mismas:


Convocatoria para la formación de la Comisión de Fiestas de Tamaraceite 2013



Convocatoria: Formación de la Comisión de Fiestas 2013
 
Jueves 15 de Noviembre 2012
 
A las 19 horas

Local: AA.VV Aythamy de Tamaraceite.
 
Participa  son tus Fiestas

domingo, 11 de noviembre de 2012

Patrimonio entre escombros


Fotografía: la Provincia


LOURDES S. VILLACASTÍN

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
La ermita de San Antonio Abad, en el parque de La Mayordomía, fue construida en el siglo XVIII, aunque los primeros datos sobre la misma aparecen con motivo de un fuerte temporal en 1641 que arrasó todo lo que pilló barranco de Tamaraceite abajo. Y eso a pesar de encontrarse a 25 metros del mismo. Las lluvias de esta semana han convertido el acceso en un lodazal y si algún turista se hubiera acercado a visitarla se hubiera hundido sin remedio en el barro con sus chancletas. Además de haber tenido problemas para encontrarla, ya que su acceso -frente a la urbanización La Guillena- no se encuentra señalizado. Los aledaños del conjunto arquitectónico, declarado Bien de Interés Cultural en 1995, se encontraban además llenos de escombros, propiedad del Ayuntamiento.

El templo actual se levanta sobre las cenizas del primitivo, que sucumbió a un incendio, y sobre la finca agrícola de La Mayordomía cuyos últimos dueños fueron Clara Sintes y Matías Vega Guerra. Así lo cuenta el profesor y estudioso del patrimonio cultural del barrio de Tamaraceite Esteban Santana.
Su última rehabilitación data de 2010. Ese año se recuperó la espadaña del campanario y parte del tejado con ayuda de los feligreses y de recursos de la Iglesia. El párroco que oficio la misa el día de su reapertura - 16 enero de 2011- ya advertía a los asistentes que haría falta otro esfuerzo dentro de nada porque las humedades estaban afectando a las paredes del recinto sagrado.
El Gobierno de Canarias, que aprobó el expediente de BIC, describe el conjunto arquitectónico de la siguiente forma: "La ermita consta una nave con cubierta a dos aguas de par e hileras y contrafuertes. El presbiterio se cubre con artesonado mudéjar de traza octogonal. Respecto a los edificios de la Mayordomía, destacan por constituir un buen ejemplo de una antigua explotación agrícola, con habitaciones principales, cocinas, establos y demás dependencias. Algunos cuartos conservan el pavimento original en cantería. Las ventanas de diseño antiguo presentan un pretil exterior en cantería destacando algunas con dinteles en arco de medio punto".
"El conjunto es, por tanto, un exponente de la arquitectura popular campesina, en la que hasta hace poco tiempo con motivo de las fiestas populares de San Antonio Abad, se celebraban actos festivos, como el arrastre de piedras por yunta de bueyes, luchadas, carreras de caballos, etc", añade el documento.
La ermita, que ha estado bajo la advocación de San Sebastián y San Buenaventura y de Los Dolores, pertenece al Obispado de Canarias y en ella se ofrece misa una vez al mes. El sacerdote de la parroquia de San Lorenzo-Tamaraceite, Cristóbal Déniz, que también lo es de la ermita, ignoraba quién podía estar dejando los escombros allí.
El presidente de la asociación de vecinos Aythami del distrito de Tamaraceite, Juan Calderín, indicó, por su parte, que los escombros llevan varios meses y que se han hecho denuncias al Cabildo de Gran Canaria, ya que es un entorno protegido que pertenece al patrimonio cultural de la isla.
Se da la circunstancia de que el conjunto histórico, situado entre el barranco y la carretera general C-813, pertenece a varias instituciones: el Obispado de Canarias, el Cabildo y el Ayuntamiento capitalino.
El gobierno insular, responsable del patrimonio, desconocía el viernes al dueño de los escombros aunque especulaba con que podría ser el Ayuntamiento. Desde el Cabildo se afirmó que no había llegado ninguna denuncia vecinal y que el mañana lunes se personarían funcionarios al lugar para confirmar a quién correspondían.
La institución municipal reconoció el viernes que los escombros proceden de las obras que se están realizando para la mejora y rehabilitación del colector de saneamiento del barranco de Tamaraceite en el tramo de la presa, con el fin de canalizar las aguas fecales y que están a cargo del Fondo Estatal de Inversión Local y Empleo.

Fuente: La Provincia

De nuestros hermanos desafortunados y su eremética soledad


Requiere preámbulos lo que quiero contar hoy. Es harto difícil tratar del personaje elegido, que subió a la cúspide de mis recuerdos, como paladín de todos los que han decidido aquí, arreglar grandes problemas con vino. Se me dirá, pero, ¿qué te importa a  ti ningún personaje? Y yo diré que los personajes me importan y mucho; porque de todas las conductas que por cercanas y diarias para mi pertrecho he observado; evitándolas o siguiéndolas después de aprehenderlas, han hecho la completitud de mi psicología a cuan completa pueda ser ¡y no soy de los que pretenden, y menos piden milagros! Esto es que admito que mi completitud como es, y que puede estar en poco; es por lo que no pido a desconocidos sabidurías ficticias que puede que hasta inconsecuentes y calamitosas sean para los intereses verdaderos.
Ya ahora se puede pasar a contar cosas caras al corazón, creo que de todos; no sin avisarles de la profunda pena en que caí cuando escribía mentalmente “este artículo” tendido en el sofá, hasta la llegada de las calladas lágrimas ... ahí pospuse.
Volví, a los días, al asunto creyendo que mi sentimentalismo estaba recuperado pero, ¡que error! Cuando comencé a construir la idealización para trasmitir decorosamente “el perfil, el frontis y la azotea” del personaje elegido como modelo de todos los que aquí exageradamente vino han bebido, caí en el abismo de la tristeza porque me di cuenta que este había caído en la única solución que tenían los depresivos: la botella. “No habían medicinas”. No se conocía la benzodiacepina  y sus cientos de  derivados. ¡Yo llegué a ver septuagenarias saliendo como balas de sus casas, presas de la ansiedad-angustia ahogante y carnicera, para las que solo había electroshock; suceso en el que sus hijos detrás corriendo, por todo el pueblo, tardaban más de media hora en echarles el guante!
Con lo dicho acaban de quedar dos caminos abiertos: el de la enfermedad y el de la vida del convecino beodo que hemos traído aquí, como símbolo de toda la cuestión que se cuestiona. Más allá de la enfermedad, la vida somete al hombre a atrocidades en que la resistencia del cuerpo supera todo; al punto que; invita al horror-terror solo plantearse esos extremos. Pero claro, ante esas últimas y pavorosas fronteras de la vida hay otras intermedias desde donde el individuo se acomoda abstraído después de la copa con que se pone en huida de la ansiedad y de lo que se la produce.
Ese era el caso de nuestro conciudadano, al que no obstante, ya hemos unido a él todas las formas iguales de vida que como él eligieron, cuantos eligieron la misma (sería de mal nacido decir que todos los cafetines y bares de Tamaraceite se abrieron al público para despachar a un hombre solo). Nunca intentó subir a luchar por la existencia normada; se inclinó helado y de una pieza ante el marasmo de sus angustias; terrorífico asombro de plantearse prescindir del sopor alcohólico; ya no se sabe si más grande la desesperación que le llevó a inyectarse de ese sopor.
También se entrecruzan aquí conceptos pero especialmente dos: sentimiento y emoción. Un sentimiento da rodeos mayores que la emoción. Emocionante es ver a un hijo haciendo marroquinería y barroquismo con la oratoria. Para otros verle jugar en gran equipo, tirando y metiendo faltas de medio campo; y por lo que va saliendo los sentimientos son de más amplio espectro y circunscritos al plano totalmente general. No son lágrimas de emoción las que inspira y hace rodar -con el bolero Amar Amando- esa chica componente ella de Las En-cantadoras. Es un sentimiento gemelo de eso que siendo parte material del cuerpo se le llama alma. No tiene por tanto nada que ver con las emociones que son otra cosa. Así mismo, ¡cómo abre sentimientos de par en par Maribí Cabo, con su interpretación de los aires de Lima de Valsequillo!
Como es natural para decir 1) de la enfermedad alcohólica y 2) cómo y porqué se propició y como se vivió esa consecuencia; y dilucidar de dos conceptos: emoción y sentimiento se ha de invadir como mínimo un folio más. Que esta no es lectura de amplio espectro lo sé. Bastante torturante es la reseña telegráfica obligada en un artículo; para decir lo que en las grandes márgenes de un libro “se había de ser torero”. Pero si esto se leyera, gustara y se asumiera, no estaríamos sino en la manifestación de la relatividad de las cosas; que no es más que una regla de tres directa: a más tolerancia y sacrificio en la lectura, más formación. Si quedaran las cosas en esa base relativa ya no tendría importancia lo que aquí se dice porque se estaría en un estadio superior y los saberes serían mucho más complicados y estaríamos en lo mismo a escala más elevada y en ningún caso se me leerá (relativamente). Si va empezando a percatarse que estoy construyendo un canto a mí mismo, no está entendiendo; reinicie la lectura. Cuando voy a cantarme  a mí mismo siempre doy aviso, “sin prejuicio ninguno”.
Bueno, tratando de terminar y haciendo esto chiquitito, para descanso de los que sufren leyéndome, pero que no les queda más remedio que hacerlo a ver lo que digo, voy a la primera cuestión ... 1) la borrachera y él eran el silencio en persona. Nunca paró ante un sufrido paisano la poca gracia y la desgracia de su embriaguez. Nunca fue de vómito; no tenía dinero para excesos y sobredosis. De higos a brevas se caía en la calle a dormir. Jamás se rió de nadie ni de sí mismo. De tarde en tarde sonreía fugaz; a veces acompañaba a ese gesto con las únicas palabras que alguna vez decía (no le oí nunca ningunas otras) siempre decía: A MI SE ME DA IGUAL. Honesto, nunca cometió el olvido clásico del gremio: olvidarse de cerrar la bragueta después de orinar. Fundido en el ambiente pasó la vida desapercibido; la tendencia de los otros era no notarle como persona. 2) Dijimos de la borrachera y algo de los borrachos. Deberíamos decir un poco más y vamos a hacer el favor de dejárselo decir a Dickens: “son seres de aspecto desastroso y abyecto, cayendo cada vez más por grados casi imperceptibles en la abyección y que, por lo andrajoso y mísero de sus trazas, provoca una fuerte y penosa impresión, a aquel con quien se cruza”. Así se las gastan en Londres, yo no lo dudo, porque he visto lo mismo que dice Charles, en Santa Cruz y en Las Palmas de G. C. ... Entre los miles de alcohólicos con que he convivido he comprobado que hasta para eso es grande Tamaraceite, sí, se ensuciaban trabajando en la agricultura o en los establos, pero, se bañaban los sábados y se cambiaban a otros trapos viejos limpios y decentitos. ¡¡De abyectos nuestros bebedores nada!! Los de copa mendigar y de estar continuamente en los alrededores del cafetín, no eran abandonados de sus familiares; que les tenían limpios y lavadas las míseras pero almidonadas ropas, hasta donde el individuo se dejara ¡que se dejaba! A excepción de las dos excepciones que nos acordamos y estamos de acuerdo en que así fueron excepcionales.
Ahora nos queda lo de separar sentimientos de emociones 1) sentimientos son aquellas sensaciones vividas en pasado que juntándose dos, tres o más, producen un impacto importante en la zona del placer en el cerebro. Ello ocurre inesperadamente y siempre a través de experiencias totalmente acordes a nuestra inteligencia artística. Ponen en línea de afinado eco y concordancia las baladas de alto nivel, exactamente igual que el balido de hombre engañado como chivo: tango etc. y 2) las emociones; tristeza, felicidad, miedo etc. son sentimientos universales. Ciertos sentimientos formados como anteriormente se ha dicho (no se pretende explicar aquí las causas porque no se saben) no son de la diversidad y por lo mismo no son universales; sí del alcance del individuo en cualquier dirección sea esta la que sea; aún orientada a la ignorancia supina, ofrece en sus distintos estadios sentimientos y sensaciones, que por únicas no son emociones universalizadas. La sensación que se queda en leve sentimiento ¿cómo se siente? He ahí otro insondable misterio que lo sabe el que lo siente ¡¡¡únicamente como él lo siente!!!
A ti lector solo que sé tengo, te felicito por tener gusto exacto por mi gusto exacto; que nos viene bien para tu solaz y el mío. Termino  ya de sopetón.


Antonio Domínguez Herrera.

Cartas al Viento: La Iglesia y Pepe Alonso.




Por: Jesús Vega Mesa
Hace unos días, Paco Martel, el de “Sólo un minuto” de de cada domingo en el periódico La Provincia, me preguntó si iba a escribir hoy del día de la Iglesia Diocesana que se celebra el próximo domingo. Le dije que no. Estaba más bien pensando dedicar mi carta al viento a las Jornadas de Teología. Más en concreto a la intervención sincera y necesaria del profesor González Viéitez que hizo una crítica cordial a la jerarquía católica. Andaba yo en esas reflexiones cuando un amigo me llamó para darme, emocionado, la mala la noticia:
-Suso, que murió Pepe Alonso.


Dejé a un lado los temas de las Jornadas de Teología y me dejé llevar de los recuerdos. Pepe Alonso fue un cura sin moldes. Dedicó toda su vida a la enseñanza y al trabajo con jóvenes tanto en la Jec (organización de jóvenes cristianos) como a la Pastoral universitaria. Alegre, simpático, burletero, culto, creyente, soñador…. La muerte le había hecho muchos guiños en estos últimos años. Pero él siempre había salido airoso. Le gustaba contar lo vivido y lo hacía con gracia y con ternura. En el ordenador guardo los últimos mensajes suyos. Unos, hablando de la salud, siempre con optimismo. Y otros sobre el proyecto para un libro en el que quería que también yo colaborase. Intentaba que en él veinte curas canarios se “confesasen” en voz alta. Porque soñaba con una Iglesia más abierta, más alegre más sincera, más sencilla, más dialogante, más evangélica. Una Iglesia menos autoritaria y con más presencia en la calle que en los mismos templos.

Releí los correos recibidos de Pepe. Ahora, desde otra perspectiva. Y decidí entonces llamar a Paco Martel (ese, el de “Solo un minuto” en La Provincia ) y comunicarle que había cambiado de opinión y sí escribiría hoy de la Iglesia Diocesana. Pero para decir que esa jornada no es solo para recaudar un dinero necesario sino para colaborar a que la Iglesia viva en la calle, y que acepte la crítica con humor y que transmita jovialidad. Y que en ella nunca nadie se sienta marginado ni rechazado. Cierto que en esa tarea anda bastante gente comprometida. Uno de ellos, muy significado, fue Pepe Alonso. Recordarlo será un acicate para que otros muchos colaboren, como él, a hacer realidad el eslogan de este año: La Iglesia contribuye a crear una sociedad mejor. Ojalá.