lunes, 26 de diciembre de 2016

Felicitarle a usted y al mundo entero desde la fidelidad

Por Luis C. García Correa
Aún sigue una parte de los seres humanos - nuestros auténticos y necesarios hermanos - viviendo guerras, miseria, sufrimientos y muertes, y otra parte vive con una enorme tranquilidad y pasividad olvidando a los demás.
El olvido no quita ni resta la realidad.
La realidad define y condiciona la felicidad y la libertad.
No hay derecho a unos con tanto y a otros con tanta necesidad.
La realidad la formamos y condicionamos con nuestro comportamiento, y de acuerdo a los valores heredados y practicados, y así  conformamos y vivimos nuestra realidad.
No quiero ni deseo ser derrotista porque no conduce a nada. Deseo y lucho porque vivamos y seamos fieles, felices y libres y esa sea nuestra realidad.
Que la fidelidad, la felicidad y la libertad sean la vivencia plena de la realidad de cada uno de nosotros, lo que les deseo de alma y corazón.
La realidad es solo una, y si somos fieles y consecuentes con ella, tendremos esa ambicionada felicidad y libertad, que al compartirlas las ampliamos de forma exponencial.
Muchísimas felicidades para hoy y para siempre al mundo entero, para usted, su familia, amigos, vecinos y el resto de la humanidad.
Muchas felicidades y, como creyente, que Padre Dios les bendiga como les bendigo yo.
Ustedes son formidables y les necesito imperiosamente, hoy y siempre, como también les necesitan los demás.
Compartir y ayudar es pura felicidad y lealtad.
Feliz Navidad.

No hay comentarios: