domingo, 8 de enero de 2017

El Cabildo crea en Tamaraceite el centro de control de transportes de toda la Isla

Jesús Montesdeoca  LPDLP.

Tamaraceite se convertirá dentro de tres años en el centro neurálgico del transporte público de Gran Canaria. El Cabildo invertirá más de tres millones de euros en el actual intercambiador de guaguas para instalar allí el sistema de control de tráfico de toda la Isla, según informó ayer el consejero de Transportes y Movilidad, Juan Francisco Trujillo, quien precisó que ese centro se coordinarán las actividades de todos los operadores de guaguas y, en un futuro, también los ferrocarriles y los taxis.
El Centro de Control y Gestión del Transporte de Gran Canaria, a similitud de los que existen en las grandes ciudades del mundo, se instalará por fases en unas oficinas ya existentes junto a la estación de guaguas de Tamaraceite. El Presupuesto del Cabildo para este año 2017 destina tres partidas para su puesta en marcha: una de 405.000 euros para la rehabilitación de las instalaciones del intercambiador, ahora infrautilizadas por las filtraciones de agua; una de 30.000 euros para la redacción del proyecto; y otra de 450.000 euros para la compra de los primeros materiales tecnológicos y el equipamiento de las oficinas. El resto de la inversión, más de dos millones de euros, se incluirá en el Presupuesto del año 2018.
Entre las razones para elegir Tamaraceite como epicentro del transporte público, Trujillo resaltó la proximidad a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria sin estar dentro del casco urbano, la equidistancia entre la capital y las comarcas del Norte y de Medianías, o la altitud para facilitar el funcionamiento de antenas y equipos de medición, aparte del ahorro económico al utilizar un edificio público ya construido.

El centro de Tamaraceite controlará el transporte público en las carreteras de la Isla a través de cámaras y de las propias guaguas, que ofrecerán información al instante sobre los horarios de paso de todas las compañías, incidencias de tráfico o atascos. Incluso habrá una sala de crisis para accidentes que obliguen a coordinar los dispositivos de emergencia en el transporte público, como ocurre con el Cecopin en el área de Medio Ambiente del Cabildo.
El operativo de Tamaraceite también estará conectado a la Dirección General de Tráfico (DGT), a la Guardia Civil, las Policías Autonómica y Locales, el 112, la Agencia Estatal de Meteorología, el Consejo Insular de Aguas o el centro de control de tráfico del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (Cemelpa) , el único que existe actualmente en la Isla.
El consejero del Cabildo, en compañía del director gerente de la Autoridad Única del Transporte (AUT) de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez del Pino, visitó recientemente el Centro Integral de Gestión del Transporte Público de la Comunidad de Madrid (Citram), y se reunió con sus directivos para conocer las características y funcionamiento de sus instalaciones.
Desde el Citram se coordina a más de 40 operadores de transporte público y privado, desde trenes, metro y autobuses urbanos e interurbanos. En dispositivo de Tamaraceite será mucho más modesto, pero suficiente para coordinar a las seis compañías de guaguas que prestan servicios públicos en Gran Canaria (Global, Guaguas Municipales, Gumidafe, Guzmán, La Pardilla y Telbus).
Trujillo apuntó que la misión del centro de control de Tamaraceite es "recibir en tiempo real los datos del sistema de transporte público de Gran Canaria y convertirlos en información de apoyo a la toma de decisiones y la coordinación de la explotación". Esa información también se suministrará a los viajeros que utilizan más de una linea de guaguas en sus desplazamientos, una práctica cada vez más extendida en la Isla.
En el futuro, cuando se implante el tren, también se integrará en este operativo. Otra de las ideas que se barajan en la Autoridad Única del Transportes es coordinar los servicios de guaguas y taxis, especialmente en los municipios rurales donde los horarios son más espaciados.
Intercambiador
La rehabilitación de la estación de guaguas de Tamaraceite, construida por el Gobierno de Canarias e infrautilizada por las numerosas deficiencias en su estructura, se realizará durante este año con un presupuesto de más de 400.000 euros. Además, se espera licitar durante 2017 la creación del centro de control, con el objetivo de que esté plenamente operativo antes de tres años.
La AUT también reformará el intercambiador para que se convierta de verdad en el punto de enlace entre las dos estaciones de guaguas de la capital, San Telmo y Santa Catalina, con los municipios de Arucas, Teror, Firgas, Moya, Valleseco o Artenara. La intención del Cabildo, adelantó Trujillo, es crear lanzaderas de autobuses para conectar una docena de puntos de forma directa. Eso permitirá viajes sin paradas a un amplio número de usuarios.
El Plan de Movilidad de Gran Canaria, encargado por el Cabildo, estará concluido durante este año y permitirá conocer la situación real del transporte en la Isla, pues hasta ahora no ha habido un estudio riguroso de trayectos y horarios por parte de las administraciones ni de las propias compañías. Las empresas reciben una subvención por el número de trayectos, muchos de ellos deficitarios.

1 comentario:

Sergio Naranjo dijo...

Ya... Y las guaguas saldrán por el aire y nosotros nos creeremos la enésima mentira...
Aunque bien mirado, el lado positivo es que ahora los mamoneos hay que disimularlos más que antes.