lunes, 15 de junio de 2015

¡Mi saludo al Mundo!

Por Luis C. García Correa
El Mundo, nuestro querido Planeta Tierra, se ha "empequeñecido" porque hoy podemos viajar y nos podemos comunicar con gran facilidad. Aprovecho esta segunda ventaja para mandar mi saludo al Mundo y a todos los que lo habitamos.
La comunicación debe ser la forma de unirnos, de conocernos y de ayudarnos.
El aislamiento nunca ha sido bueno. Ahora tenemos, al alcance de un golpe de botón, la oportunidad de promover la cooperación entre personas y países. O lo que es lo mismo: de fortalecer la felicidad y la libertad.
¡Que la única frontera que nos separe sea el mal! ¡Qué podamos aislar a quienes lo generan, dejándolos sin autoridad!
Los poderes perversos los son gracias a la cooperación, activa o pasiva, de aquellos que les obedecen y se someten a sus fines y encomiendas malignos.
La vida tiene un valor incalculable, es maravillosa y digna de ser vivida con alegría.
¡Que no haya quien, queriendo, no viva la plena alegría! ¡Que tenga la alegría porque la recibe, la tiene y la comparte! ¡Que juntos disfrutemos de lo que nos es más necesario: la plena felicidad en la plena libertad!
Todos sabemos lo que queremos, solo necesitamos compartirlo. Porque lo bueno es realmente bueno cuando se comparte.
Deseo que este mi saludo al Mundo tenga un eco sonoro que retumbe en todos los rincones. Que todos nos oigamos como hermanos.
Que la hermandad sea verdad. Que la vivamos realmente. Y que nunca la dejemos para bien propio y ajeno.
Quiero que mi saludo al Mundo nos llene de esperanza e ilusión. Que sea un primer paso en la comunicación. Que ésta crezca y se fortalezca y provoque un mar de cooperación.
Que sus problemas sean míos. Que los míos sean suyos. Y que juntos no tengamos problemas.


Ahora solo le necesitamos a usted. Yo ya comencé.

No hay comentarios: