viernes, 5 de diciembre de 2014

Amar al ser humano y ser amado

Amar y ser amado es la cumbre de la vida de todo Ser Humano (permítanme que lo escriba con mayúsculas).
Ahora bien, existe un más allá del amar y ser amado humanamente: el amar y ser amado por Padre Dios.
San Juan Crisóstomo nos dejó dicho “No hay señal, no existe marca alguna que distinga mejor al cristiano, que el cuidado que tiene por sus hermanos”.
La obligación de amar al hermano, al Ser Humano, no es privativa del cristiano: alcanza a todos y a cada uno de los Seres humanos, sin distinción alguna.
Por Luis C. García Correa
Cuando se ama, la vida es algo maravillosa, feliz y comprometida.
La vida es el tiempo para hacer y mejorar, tanto personalmente como en el bien a los demás.
La honesta participación, hacer el bien por amor y sin pedir nada a cambio, es la solución a todo, por todo y para todo: como cristianos, como no creyentes, como Seres Humanos.
Amar al Ser Humano nos lleva a ser fieles, honestos y participativos en la búsqueda del bien y en la posesión de la plena felicidad y de la plena libertad.
La felicidad y la libertad son una consecuencia del amor hasta la eternidad.
Amar al Ser Humano llena el corazón y el alma, nos transporta al bien y nos hace sentir y ser auténticos Seres Humanos.
Ser Ser Humano implica ser Ser Humano.
El Ser Humano es la criatura que nace del amor,  debe vivir del amor, con el amor y para el amor: si amamos en la plena libertad, conseguimos la plena felicidad.
No hay libertad ni felicidad sin la plena vivencia del amor al Ser Humano.
Amar y ser amado al Ser Humano y por el Ser Humano - por ser libre y humano - es vivir la felicidad y la libertad camino de la eternidad.
Amar al Ser Humano, es amar, tener y desear el bien propio y ajeno.
Amar al Ser Humano, es vivir para lo que hemos nacido: ser felices, ser libres y ser eternos.
Amar al Ser Humano, y ser amado, es vivir la plena felicidad y la plena libertad, bienes de hoy, de mañana y eternos.
¡Por favor! ¿Está de acuerdo? ¿Cree en lo dicho? ¿Por qué?

No hay comentarios: