lunes, 1 de diciembre de 2014

Nuestro eterno agradecimiento

Por Luis C. García Correa
Nuestro, de mi familia y mío, eterno agradecimiento a la Corporación de mi Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, con su Excmo. Alcalde al frente, y en especial a doña Carmen Guerra Guerra, la Concejal de este Distrito, quien ha promovido, y el Ayuntamiento ha acordado, la denominación “Luis García-Correa. Vecino Ilustre” para el Corredor Verde de Tamaraceite.
Este honor y responsabilidad en vida me está ayudando a ser mejor persona. Lo que en mi caso es muy fácil.
Ahora, lógicamente, soy una persona pública y a la vista de todos. Cualquier mal hecho o dicho por mi parte será juzgado con la gravedad que merece.
Los honores son alegrías y obligaciones, que cargo con toda honestidad. Y lo son por varias razones:
       a) Los reconocimientos en vida los hacen los grandes y los valientes, luego mi pueblo es grande y valiente.
        b) Del dicho al hecho hay un gran trecho, que mi Ayuntamiento cruzó para darme este honor y responsabilidad en vida.
     c) Mi familia (a mi abuelo Luis Correa Medina y a su hijo, mi tío Bernardino, les dedicaron sus calles, por lo que represento a la tercera generación seguida que ha recibido este reconocimiento) y un servidor estamos eternamente agradecidos, con la maravilla de gozarlo y darlo en vida este honor y alegría.
      d)  Ahora, más que nunca, sigo siendo un servidor de todos ustedes, y del mundo entero.
        e) He recibido más que lo que he dado. Me educaron y trato de ser consecuente para vivir de acuerdo al Primer Mandamiento católico: “Amar a Padre Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a nosotros mismos”.
Voy a intentar extractar mi currículo para también publicarlo. En él aparecen algunas razones del maravilloso beneficio y responsabilidad que me ha dado nuestro Ayuntamiento.
Nuestro eterno agradecimiento a doña Carmen Guerra Guerra y al Ayuntamiento, con su Alcalde al frente, por tan honor al reconocimiento de querer e intentar trabajar por el bien de todos, sin pedir nada a cambio.
Si mi familia y yo nos enorgullecemos con esta nominación, ustedes, doña Carmen y Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, España, se ennoblecen.
Benditos sean por siempre jamás, por ser nobles, por ser humildes y por ser grandes, que, junto con mi eterno reconocimiento, sean por siempre reconocidos y alabados.
Al Excmo. Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a su Alcalde don Juan José Cardona, a la entera Corporación -en especial a doña Carmen Guerra Guerra y a doña María Isabel García Bolta- les sean dadas todas las gracias y glorias que le son merecidas y para siempre jamás.

3 comentarios:

Eva Mª Molina dijo...

¡Pues me parece muy bien!
¡Felicitaciones!
Y...¡Qué pronto podamos ver ese corredor verde hecho realidad!

tino torón dijo...

Dón Luis: Le conozco y sigo cada día conociéndolo mas y es Vd. muy merecedor de el gran paseo verde que llegará hasta su casa por casualidad, cortada por la carretera.
Quién sabe si este paseo,
llegara lo mas pronto hasta el Auditorio.
Le pido acompañarle en el primer paseo, será para mi un honor.
Muchas Felicidades y un abrazo

Luis García-Correa dijo...

Para reconocer méritos, alegrarse y decirlo hay que ser grande, muy grande.
Gracias Srta. Eva María Molina y don Tino Torón por ser tan virtuosos por la gran humildad y grandeza que tienen a raudales.
Cuando tengamos la mayoría de personas como ustedes, viviremos para lo que hemos nacido: felices y libres.
¡Qué Padre Dios les bendiga, a sus familias, amigos y vecinos, como a todo el mundo!
Gracias por hacerme tan feliz y aumentar, si cabe, mi responsabilidad y alegría.
Un fortísimo abrazo.
PS. Insisto: No hay plena felicidad ni plena libertad sin la mayoría honesta y participativa, como lo son ustedes. Gracias, muchas gracias. Vale.