viernes, 21 de agosto de 2015

¿Qué es lo que importa?

Por Luis C. García Correa
La vida es tan importante y tan corta que no deberíamos perder el tiempo en aquello que no nos enriquezca como personas, tanto en el aspecto material como en el espiritual.
El ambiente nos empuja a gastarnos en lo fácil e inmediato. Esto nos obliga a fundamentar nuestra vida en valores eternos, seamos creyentes o no.
La honestidad es uno de esos valores eternos, necesario para el enriquecimiento personal, familiar, social y mundial.
La participación es otro componente de los valores necesarios y eternos.
La libertad es el gran fundamento de la honesta participación. Todo lo que coarte la libertad, resta efectividad en la ayuda y disminuye la felicidad.
Ayudar a los demás es fundamental, me hace sentir el bienestar del deber cumplido.
Me llena de felicidad el poder ser libre y ayudar.
Siempre hay tiempo para repartir y recibir la felicidad en la libertad, y ayudar.
Esas son mis prioridades.
E insisto: Sin una mayoría honesta y participativa, la vivencia efectiva de la libertad y, como consecuencia, de la felicidad, es muy remota. Es una quimera
¿Qué debemos hacer para ser y tener esa mayoría honesta y participativa?
Su ayuda es imprescindible y absolutamente necesaria.
Gracias por todo.

Soy y sigo siendo su servidor, y lo seré siempre de corazón, por creencias y por convicción.

No hay comentarios: