sábado, 20 de febrero de 2016

Con pretensiones, como cualquier animal

Por Antonio Domínguez
PRIMERO.-  Personas que en campañas de unas elecciones –salvadas sean- ¡amenazaban!.  Con poner su teléfono en comunicando, después del recuento; fueron el hazmerreír y la comidilla aquí en G. C. porque no les votó ni su familia al completo y murieron políticamente de repente. Nadie le llora ni le recuerda, ni se le añora. Ni se reza para que no vuelva, o sea, es un cero a la izquierda de las izquierdas proletarias primero; y después, lo es también en el lado siniestro del lado diestro (derecha). Igual que Verstrynge no le dejan entrar en política ninguna. Ni aun menos en gobiernos ricos obedientes a la auténtica, extraordinaria, única gran riqueza: el capital multinacional; es donde viven ahora sorprendentemente, y, ¡¡¡de lo que viven!!!.  Son bienvenidos  en la Moncloa a tomar el té.
SEGUNDO.-  La paralización política del país no es la paralización económica. Por consiguiente, Pedro y Mariano no han escenificado en su último encuentro una disfunción del país, sino un país en funciones de hacer gobierno; y es mentira que eso no sea sano: como cuando se preparan chuchangos (caracoles), hay que purgarles con gofio y jinojos (hinojo) el tiempo que haga falta. Así mismo lo que se le diga a los correveidile “informativos” es pescado vendido, hay que hablar repetidas veces cara a cara, considerándolo secreto de Estado. ¡¡Que te estropean cuanto digas, en los amasijos tergiversadores de las tertulias, caramba!!.
TERCERO.- Rajoy y Sánchez no tienen por qué hablar de la posición que el presidente tratará en Bruselas en el Consejo Europeo. No pintan nada ninguno de los dos si no es pagando el billón ¿y medio? que deben. Sabemos que Sánchez es el candidato; ¡que también lo es Rajoy!. Pero Rajoy es actual presidente de un país con su gobierno. El único que tiene España. El único que, mientras no haya otro, tendrá todas las atribuciones que le sean atribuibles.

CUARTO.-  Eso de que Europa exhibe sin vergüenza, la grave crisis española no es exacto. Son los cotillas licenciados para tiznar papel; que se alimentan “de pequeños filones” no mientras duren, acaso hasta que aparezca el siguiente, que como tarde mucho en aparecer, desmigajan al que tengan entre manos.  Parece mentira que se les olvide, pero la democracia española no pasa por su momento más degradado, sino por su desgraciado sino degradado de siempre con sus consecuencias consiguientes y de vinientes de comedores de carne cruda allá arriba en el techo del mundo; por ejemplo: “Las Coñadas del Teide” y sus homónimos en tierras que holladas por la Europa albina y pornográfica (como la llamara nuestro gran humanista, insigne varón Arias Navarro), por lo mismo, en ellas se corrieron millones de veces (y es lo grave) los individuos mas barbaros y de más arriba del norte europeo.
QUINTO.- Europa va a tantas velocidades como países la integran; a excepción de Inglaterra como profunda raigambre de los EE. UU. (Dios bendiga a América). Merkel no padece grades desafíos, esos, entre otros, son de España que corre derecha a los dos billones ¿y medio? de deuda; recibiendo todo a crédito. El “paso a paso” de Merkel hay que cogerlo o desaparecer desatado en el espacio tiempo. Merkel no padece graves desafíos, los provoca: wolsvagen  etc.; no padece crisis en su economía: conquista países mediante la guerra moderna: endeudándoles. En cuanto a España no estamos en Guatepeor; estamos en: ¿su mujer está mala Pepito? ¡¡¡NO!!! ¡¡Mi mujer es mala Juanito!!.
SEXTO.-  Dice Cameron, como infiltrado en Europa al servicio de su señor EE. UU. (Dios bendiga a América) que, las perspectivas de una unión más integrada, no obliga a todos los estados miembros a ir, transitar por el camino común. ¿Por dónde quiere ir, o echar Don Cameron?,   ¿por el Gran Cañón Del Colorado?,  ¿por Yellowstone? ¡¡Váyase por donde usted quiera!! Y déjenos tranquilos; pero llévese sus carnes –sobre todo vacunas- que no se fríen; se sancochan (se cuecen) en los abundantes líquidos que al calor escurren. A Europa no le está solucionando nada Inglaterra con su libra; y representando a EE. UU. (Dios bendiga a América) nos quieren como consumidores –como mercado consumista-.
Europa no necesita un socio que nunca lo ha sido; ni quiere, ni quiso, ni querrá serlo. Hagan el favor de quedarse con su City, su libra, sus cambios de guardia y vayan a tomar café, o el té con Obama (Dios bendiga a América) y dejen tranquila a Europa por una vez en la historia; o les mandamos los romanos para que les sacudan el polvo. Para qué queremos un socio que no quiere euros ni integración política?, ¿quiénes se han creído estos isleños, solo por ser primos del niño gigante, ese, que se pasa la vida tomando zumo sol? .
SÉPTIMO.-  Europa repartiendo vida (dinero) entre sus socios de inferiores velocidades, se hace fuerte, se hace acero celebrando su proceso, proyecto, de integración.
Y eso de que se descompone en pedazos, ¡sí!, como China y el mundo en esa terrible réplica temporal que se está armando, que en sitios no quedará piedra sobre piedra. Europa no está pasando por  una de sus mayores crisis que amenace la disolución, ¿todo eso es lo que sabe?, ¿ usted no se da cuenta que salvo las locomotoras de La Unión, todos hemos vendido nuestra soberanía por millones de euros?, ¿usted no ve que falta un siglo para empezar a converger?. Europa avanza de una forma increíble: banco de alimentos en cada provincia; curas, monjas y voluntarios echando de comer rigurosamente, las parroquias también haciendo sus buenos repartos, ONGS a tongas, que mamarán,  pero toda la leche no la tragan, lo menos la mitad sobra y algo harán.
¿De qué retroceso alarmante hablan si tenemos una juventud rolliza aprendiendo a “peliar” en los gimnasios, teñida de verde?, ¡fíjese hombre!, que meten brincos hasta tocar el techo con la punta de la pata. Se llena Santa Catalina ahora y empinan cervezas que es un primor, y las distintas bebidas después de haber pagado el disfraz. Y TODO ES CON DINERO EUROPEO PRESTADO.
OCTAVO.-  El Consejero europeo que se reúne esta semana no tiene por qué poner de boca en boca nuestra miseria el 17 y 18 de febrero. No tiene que debatir sobre un conjunto de desafíos en los que Europa tiene una especie de Carta Magna en la que todos los reveses están previstos. En ella trabajaron los más grandes catedráticos, conocen la cosa al milímetro y tapan fugas y agujeros, nada más que con mirarlos.
NOVENO.-  Yo no soy corre ve y dile y menos cotilla con licencia, por lo mismo no tengo que estar contando la gente que huye de sus países, de la muerte, de las ganas de comer y de todo; porque si no come, un hombre no puede cumplir la más simple hombría: aún la más gusto que le da.
Ojalá y el 23 de junio se marche Inglaterra de La Unión: …para la leche que da la vaca, que se la mame el ternero.  El gobierno alemán de la Señora Merkel ni está dividido ni está debilitado, y punto. El impacto de un millón de refugiados que lo pidió ella en apenas un año y otros tantos que se esperan, ha producido una fuerte tensión social y política en su sociedad. En una Alemania que solucionó el problema de la guerra en tres patadas, ¿cómo se van a acojonar por arreglar millones de coches si es más difícil fabricarlos de nuevos? . Merkel sigue siendo la super canciller europea en la que todos confían y el apaga-fuegos de todos los conflictos.
DÉCIMO.-  Francia no sigue con un gobierno renqueante. Francia es un país grande y no ha abandonado la política de la dirección europea. Si no va (a mi favor viene) ahí está todo hecho, todo calculado, todo escrito y cuando haya algo raro llamarán al técnico que entiende eso, y santas pascuas. Francia se descuida, porque esos países, a pesar de que son guerreros, no tienen salteadores de caminos. En Francia las peleas son de boquilla, y sus gobiernos son cada vez más estables.
DÉCIMOPRIMERO.-  Manolo Valls se ha presentado en el espacio europeo diciendo: “… o somos capaces de hacerle frente a esa gravísima crisis, o el proyecto europeo puede morir en poco tiempo…”. Este muchacho está demasiado nervioso… La Unión llegó donde no hay vuelta atrás, puede ser que estén hablando para el voto de los toletes. Hasta hace un año  Europa hablaba solo de Grecia; la salida de Grecia de la Unión Europea ante su quiebra económica, tuvo lugar después de tantos rescates, evitaron los sucesivos regates.
Pero ahora sólo se habla de la salida de Reino Unido, y dice éste que si no se respeta un conjunto de EXIGENCIAS (que supone de hecho la paralización de la CEE), van a un referéndum  para la salida de Europa. No se le deben tolerar exigencias a los ingleses que, muy estúpido tiene que ser, quien no sepa que son el ojito derecho de los EEUU (Dios bendiga América). Y tanto a ellos como a su amo les interesa que Europa salte por los aires.
DÉCIMOSEGUNDO.-  Inglaterra es un pueblo, una isla que fue importante; hoy sólo importa su lengua para hablar de tornillerías. Importa ya menos (nada) para hablar de humanística. No se puede decir, si hay temor a equivocarse, que sea una amenaza para el Consejo Europeo el país de Europa que siempre ha permanecido al margen de los intereses comunitarios ¡por no decir en contra!. Dios bendiga a América.
 La “propuesta Tusk” no le gusta a Cameron y EXIGE un cambio. Yo le pondría cuarenta puntos en vez de los nueve que ofrece el Consejo de Europa para llegar a un acuerdo.

Ni Europa se despedaza, ni Rajoy ni Sánchez tienen que negociar nada, sí pagar la deuda. En la Cumbre que tendrá lugar la próxima semana es una reunión más en el camino a la total convergencia (100 años). No es determinante para el futuro de La Unión porque este último está escrito en papeles y contratos; tan atados como si los hubiese amarrado Paco Franco. 

1 comentario:

Pedro Domínguez dijo...

Porque no te gusta ?