miércoles, 30 de marzo de 2016

Gofios, Quiebra-Gaznates

Por Antonio Domínguez
Yo hice una crítica (poniendo a tal punto manso, hasta de, con cencerro) al bello, o, como mínimo, nunca feo Antonio Morales; presidente del cabildo. Como consecuencia, cada vez que meo me siento culpable, que vine a ser, me imagino en mi propia voz, la voz que expresa: “entono el mea culpa”. A pesar de todo y pesen lo que quiera que pesen las partes de la parte que sean, no permitiré el choteo partidario de La Provincia en su editorial dominguero, escorado hacia Teobaldo Powell; pidiendo ponderación y recato a nuestro denostado cabildo, por parte de la capital de Canarias y el capital de toda Canarias; ustedes, mandados por sus dueños, el dinero. No son casualidad en ese tebeo, las lecciones dando concejos de como debe ser la respuesta Gran Canaria; de engurrúñate y relaja los esfínteres; para recibir tremenda caballar caballada, mandada hasta ese par, que para freír y para dar de comer a una casa de familia, sirven y sobra comida. Presuntamente Como “periódico” Gran Canario debería estar solo en defender la isla nuestra y no descender a la fantochada de andar con disimulos a favor de un gobierno circunstancial que no sirve para nada (nunca ha servido para nada; dependiente de Madrid y este de Europa y este de Inglaterra, sucursal de EU. Dios bendiga América) ¿Cómo se atreve a pedir paciencia a un presidente que le hacen putadas con las perras? ¡¡Vaya usted a que le zurzan de sus diversísimas lamentables roturas!! Es usted igualito que yo, cree saber de todo, no sabe de nada y sigue escribiendo igual que en la berrea-dura. ¡Vaya!, para que no se queje me apunto a tolete yo también. ¿Cómo quiere usted que Gran Canaria elabore un plan para el futuro si no tiene tinta para la impresora? Si no se alcanza a lamer, sin saber la cantidad de paredes que pueden caer a la carretera, ni lo que se llevará la barranquera. Dice que “se buscan confabulaciones en insensatas inexistentes alianzas mediáticas con supuestas élites políticas y económicas a las que se hace frente con respuestas maniqueas o demagógicas” pero ¿Qué dice atrevido, extensivamente informado? (que no formado); ¿no ve que en la penitencia llevan el pecado?: el que ignora sencillo lleva la penitencia en el remordimiento, que es el pecado: el que ignora doble no tiene remordimiento y lleva siempre el pecado en activo que es como lo gozaba sin internet en tiempos del glorioso alzamiento, y le goza a pesar de internet; ¡¡por cotones!! I ¿No ve que de esto que usted se queja, de que el cabildo se queje, son evidencias –a favor del cabildo- como la casa de don Bruno? ¿Quién es usted para dar lecciones a nuestro cabildo, puteado respecto de la capital de Canarias?

Nuestro cabildo merece nuestro desdén –y yo se lo manifiesto a cada momento- por tener la isla comiéndola las zarzas y en manos de ecologistas echando al hombre del medio; para que se instale el pájaro y el rabo de gato. Todo ello se lo decimos al cabildo de hombre a hombre, pero, hay que defenderlo de los “informadores”, a favor, por lo que se ve, de los empresarios y Tenerife en peso. ¿Es que van a seguir con la línea editorial hedionda de tiempos del glorioso? ¡No me dirán que no publicaban cuando el glorioso estaba en plena gloria! No conformes dicen en otro artículo el mismo día: “Los canarios debemos recordar la identidad y experiencias comunes con el Caribe” ¿experiencias como las de mi abuelo arando con yuntas de refresco ¡y eran tres!? Durmiendo dos horas, para ponerse el diente de oro y ropa nueva, que, en llegando aquí, en tiempos del santo general, ¡a trabajar! en galerías dándole pepinazos a una cuña bien puesta con un marrón de diez quilos, eso sí, era ¡¡un titán!! En otro lugar del folletín se acusa a la activad política Gran Canaria de reino de taifas; no me perecería mal que de ello así opinaran los tebeos de Tenerife. Dice que Gran Canaria no ha sabido resolver sus problemas ¡no seas jodido! ¿Cómo los va a resolver si nos intervienen hasta las estrellas que han de tener los hoteles? Ponen en futuro todo; pero siempre dudando que nuestro presidente Morales pueda ejercer sus cuatro años con gestión mínimamente decente; repito, ello sería normal solamente si se dijera en Tenerife; la histórica falta de liderazgo es verdad pero no se le puede atribuir a un hombre que le queda un mandato por delante ¡vamos primero a ver! No den por sabidas cosas imposibles o posibles: la histórica falta de cosas que cojean; por lo que se llaman cojones; aunque sólo es un hombre contra la legión de archipiemamona generalizada conducta, conductual del cuco como es el abuso de poder, que de sobra puede hacer demagogia sin que nadie le pueda decir zape; estaremos en archipiélago de seis islas para cabronadas (como el resto del mundo) y una para la virtud (la santa cruz) en que jamás se pone un cuerno: son un trocito del reino celestial aquí en esta tierra de pecadores. ¿A dónde va Gran Canaria? ¡A ningún sitio! ¡Tenerife sí llegó! Y tiene su televisión, y el gobierno dentro de su casa; no tiene necesidad de aventuras para futuro; planeamientos y planteamientos a lo loco. Ellos, ahora mismo están disfrutando de un presente de futuro ya construido. Su corolario es: encasillarnos en lo del pleito insular. A mí me da lo mismo como quiera que nos llames (acuérdate que tú eres la otra parte exacta del pleito; no se te olvide ese pequeño detalle). ¡¡No te dejaré comer tranquilo!!... juro que te diré siempre: el diablo comiendo y los angelitos mirando. Sugerencia al más bello que feo don Antonio: aparte de decirle que no se gaste una perra en cueva de guanche ni en mentecatadas artísticas y culturales, porque tenemos una realidad terrible, le recomiendo que reniegue del papelón del papel, diciéndoles lo que Fierro al negro en la pulpería: “ya yo no busco pendencias las contiendas no me gustan, pero, ni los muertos me asustan, ni bultos que se menean”. Y dicen y dicen… que está usted molesto con ellos: yo estaría caliente como macho cabrón al quinto día del celo, y sin cabras que paguen la jaba. Yo no les daría entrevista; me iría a las tele-vacas de una en una a vomitar al estilo Guillermo Reyes, pero elevado al cubo. En este feudo de Canarias la ventaja es que hay leyes nacionales de pa’fuera que son garantistas. El pueblo es como la mujer: perdona osadías y condena cobardías. La gente no entiende finuras o bastedades del lenguaje –empezando por su ninguna comprensión de lectura- miran, como dicen ellos “si es al favor o al contra”. Como sea “al favor”, aunque sandeces se digan ¡voto tenemos! Duro con ellos; tenga en cuenta, qué, ellos muy finos y retrotraídos, aunque no analfabetos funcionales, solo entienden el idioma de los trallazos ¿hay que decir que nos referimos a “informadores”, a políticos y empresarios? Me resta decir que N. C. es exceso que da razón de ser a C. C. de los cuales la inventaron ya no salen su nombre en papeles, si no es insertado de su puño y letra, firmando entrega. O sea, lo mío no es sucursalismo; es de justicia y así debe entenderse; cada vez que se metan con ese hombre que se enfrenta a la vagancia desde Lezcano a José Miguel Pérez (de momento no ha habido presidente de este cabildo aquí válido para echárselo a los leones), me tendrán en frente; es una amenaza. Es verdad que don Antonio es un ser profundamente deformado por el arte que ahoga su cerebro, porque a la isla no le hacen falta ecologistas ni artistas; le hacen falta hombres para ararla y labrarla. Con todo, es el único presidente que trabaja y no miente jamás, aunque sea a favor de lo que nos hunde, lo hace inocentemente –y tiene la palidez propia del que poco duerme y mal. Todo ello lo decimos con la ilusión de que gire y sabiendo siempre que es preferible a Tenerife, porque es de los nuestros y nunca nos meterá el naife ni nos hará daño conscientemente. Sabemos que la prensa no puede ser sin pesebre que la sustente, pero un poquito más de disimulo ¡contra! ¿No ven que se están dejando el culo al aire? Es verdad, sé que no se puede ser más papista que El Papa. Así mismo no se debe ser simple como la papa. Hay que ver que nuestra isla es –en tamaño- un garrafón de vino respecto de la isla, a su vez esta, respecto del globo. No es digno (espero que alguno tenga inteligencia para entender esta obviedad) estar aquí entregados a medioambiente; como los Mayas o los Incas entregados a la serpiente alada; a la que brindaban corazones enarbolados en puño y arrancados a mano y con ello mitigar el miedo a los dioses. ¿Por qué no tenemos una isla verde llena de plantas comestibles, o, sus frutos? ¿Por qué no plantamos los páramos de caña de azúcar para tremendo ron y exportarlo a sesenta euros la botella? ¿Por qué no potabilizamos ínfima parte del océano, que nos sobrará agua para todos los menesteres y hasta para bañarnos? ¿Por qué no se obra calladamente, sin propaganda, de tal manera, que por las sorpresas agradables fuera de costumbre, de contento y placer enmudezca el pueblo? Sigamos en lo nuestro. No tenemos que echarnos a las espaldas –siendo una mancha de mosca; encima bamboleada por el agua- el peso de la conservación del planeta; ni compromisos castritos Iglesianos Raulianos y chavistas para llevar al mundo al anti capitalismo; es cosa totalmente imposible volver a establecer el trueque; el capitalismo será hasta que el sol no alumbre. Tenemos que ser capaces de ver que no somos nadie: una deyección de mosca en medio de tres continentes, ante los que somos, menos que eso, que da mucho asco y mal olor; por ello se nos orinan encima y por ello es mentira que tengamos chance adosados a tres gigantes continentes; por eso debemos ir a lo nuestro. A abastecernos y con los incomparables sabores de todo; porque no hay en el mundo nada que aquí no se pueda criar también. Es más sabrosa y sana una vaca vieja de aquí, no ahora, ¡cuando las había! –Aunque de hecho será dura- que “el mejor” lechazo europeo. Ya que no tenemos fábricas polucionando, cultivemos aunque tengamos que bajarnos las bragas ante la Comunidad Europea. Hay que ser valientes. En cuanto a la lucha por la capa de ozono está EE. UU. Toda Europa, la India, América del Sur… el mundo entero echando humo, y “veneno” a los ríos; esa no es una tarea para alcalde de alcaldes; eso es levantamiento en volandas para gigantes; ¿de que les sirve a ellos una mancha de mosca en el mapa con un garrafón de vino encima? Cómo decía el poeta Marrero: “cuando la mar se eleve y cubra el mundo ¿de qué te vale una barca sin remos y sin timón”?; la barca seria el montante que significamos: económico y en todos los aspectos; como no seriamos nada en un planeta mar, igualmente “somos nada” en el planeta tierra (y hablamos de nuestra isla). ¡¡Seamos sensatos y a asurcar se ha dicho!! La máxima polución que generemos, solo se podrá expresar el porcentaje, con muchísimo ceros por debajo de la unidad. Nosotros somos mancha de mosca; no tenemos ríos; tampoco fábricas… como no tenemos sino el peñasco que sobresale, no podemos estar con mariconiles bellezas, dando perras para fiestas, ni ponderando culturas, ni haciendo sacrificios a los dioses medioambiente-ros; arqueologías etc. Eso se lo dejamos a la universidad extranjera, y, del asunto traduciremos sus publicaciones. No sea como José Miguel Pérez, que, en las anchas espaldas de uno de guía, armó un muro de mentiras (desgraciaron miles de hectáreas) que aguantaba cachetones sin que se le aflojara… una piedra. Supuestamente. Pelee porque el cabildo sea una fuerza de gestión autónoma y con presupuesto fijo por habitante. Cree la agricultura y la ganadería de nuevo; no esté por limpiar lo que limpiarán los pastores y animales; cree una fuerte comercialización con vigilancia a intermediarios que importan y a los que faenen interiormente. No les corte los huevos; pero, métales multas y su par de meses a la sombra hasta que pierdan el bronceado. En fin, esto se está haciendo largo. No tiene en mí un atento seguro servidor, pero sí tiene en mí un declarado no enemigo. Algo es algo, teniendo en cuenta que aquí sus más feroces enemigos cuando cogen el palo y no tienen cuando acabar, dicen que tienen que cumplir, y que están ejerciendo su deber de “informadores”. A todo el que – hablando de usted- se exponga a pasar por delante de la puerta de mi intransigencia de estilo, “me lo cepillaré”; esta es otra amenaza. Hoy hay internet para todos, por lo que sí es real la libertad de expresión y con ello, por consiguiente libertad de polémica, la cual no se produce; porque hacen ver que no se debe discutir con un batata desde “la altura de una singular licenciatura”. La verdad es que esas alturas de enredos pesebrejos; de incógnitas; de mentiras no solo en el día de los inocentes; a la espera del que tenga muchas perras y les diga ¡¡¡a por ese!!! Presuntamente. Cobardes es lo que son supuestamente. Cuando le preguntan al amo del periódico ante la guirrea por internet: ¡”que hacemos”!... le contesta el del dinero: “TÚ A LO TUYO”. Todo lo dicho en esta entrega, en peso, es, presunta y supuestamente. 

No hay comentarios: