jueves, 28 de julio de 2016

En este archipiélago de los horrores, presentó una parlamentaria una iniciativa atenida a la ley de memoria histórica, referida a (vamos a llamarle), los papeles de Fuerteventura.


Por Antonio Domínguez
Una aciaga putada más de la guerra de mamanzas mas que en bruto, a lo bestia, al estilo americano del sur y así tal cual, aquí en Canarias; sin hacer menos de los sucesos en general, por mor del general, en ese horrible satánico período y posteriores. Y le dijeron al Alcalde: firma y jódete, mira que si vives, podrás pasear por el territorio tus bellos ojos y si te matamos te los vaciará el gusano (aquello que decía Tin-Tan: “vale más cobarde vivo que valiente muerto”). Este par de frases finales del párrafo son una suposición invento mío, un intento de recrear la criminalidad del hecho, por tanto, presuntamente.
Le pido señora consejera (si quiere dar peso aplastante a sus argumentos), que incluya en su afán encomiable de la recuperación de esos papeles, nuestra reivindicación y exigencia de devolución de nuestro ayuntamiento de San Lorenzo. ¿O es que no es una verdad histórica que nuestro alcalde fue ultrajado para que firmara ese desfalco y depredación? ¿Puede decir alguien de cualquiera de los dos ayuntamientos, de una votación para la anexión? ¿Puede un individuo centenario -sin incapacitar- decir que votó la anexión? No obstante en el parque de la mayordomía, que está en pleno ayuntamiento de San Lorenzo, en la instalación de una escultura del artista Tino Torón y con presencia de los alcaldes de Aguimes e Ingenio: de pie y mojándose bajo la llovizna fuera de la carpa, que estaba toda aprovechada –así fueron de maltratados- y exclamó jerónimo Saavedra rodeado de números del orden: SAN LORENZO FUE MUY GENEROSO CONCEDIÉNDOLE SU ANEXIÓN A LAS PALMAS. Esta arrojadura para enmarcar no la comento. Lo que me nace decir estoy casi seguro que me llevaría a prisión. ¡¡¡Encima!!!

En el frontispicio de Nuestro Ayuntamiento hay una placa que se tiene uno que restregar los ojos a ver si está soñando; y dice: la muy noble y leal ciudad de Las Palmas bla bla, siendo su alcalde don Jerónimo Saavedra honró al ayuntamiento de San Lorenzo ¿esto qué es? ¿Qué reconoció el delito? Luego, no nos lo devolvió ¿en qué consiste honrar a San Lorenzo?. Claro que es un antecedente a nuestro favor el reconocimiento tácito de nuestro ayuntamiento por un alcalde del de Las Palmas. Al fin y al cabo tenemos que agradecerle esa mascarada más allá de la gala del disfraz, y menos, infinitamente menos divertida.

No hay comentarios: