lunes, 11 de julio de 2016

¡La honesta participación es la solución! ¡Sin la honesta participación no hay solución!

Por Luis C. García Correa
La mayoría de los males personales, sociales y mundiales son consecuencia de la falta de la honesta participación de la mayoría.
Los seres humanos somos seres sociales, y nos necesitamos los unos a los otros, más allá de cualquier interpretación partidista  o individualista.
Ser social es compartir, es participar en los problemas de los demás.
Los problemas de los demás son también nuestros problemas.
Por egoísmo, debemos ser honestos y participativos con los problemas de los demás.
Los problemas de los demás nos afectan.
La honesta participación es la solución a los problemas. Sin colaboración es difícil resolverlos.
La honesta participación se aprende de niño, se amplía a lo largo de la vida y se comparte a diario hasta el final de la vida.
Una sociedad insolidaridad, por la falta de la honesta participación, camina derecha a la destrucción. Es la consecuencia natural del egoísmo.
El mal engendra el mal, y solo se elimina con el bien engendrado del bien y vivido y aplicado por la honesta participación de la mayoría.
La honesta participación es y seguirá siendo la solución.
Para la solución de los problemas comunes y sociales no existe otro medio y forma que la unión honesta y participativa de la mayoría.
Vivir fuera de la realidad es estrellarse sin necesidad.
No existe comportamiento personal que no tenga influencia en los demás. 
La grandeza del ser humano está relacionada con su honesta participación.
A mayor y con más amor a la honesta participación, mayor y con más amor será la solución.
La honesta participación es la solución, sin ninguna duda.
Vivir de espaldas a la honesta participación, dejando de crear una necesaria mayoría, es un pecado de lesa humanidad, que solo se perdona con la honesta participación en todo lo que sea necesario y por una mayoría.
La honesta participación de la mayoría es, sigue y seguirá siendo la solución.
“¡Sin la honesta participación no hay solución!”

No hay comentarios: