lunes, 6 de marzo de 2017

¿Qué es ser un honesto político?

Por Luis C. García Correa
Ser un político es de los mayores honores, alegrías y responsabilidades que podemos tener los ciudadanos. Y lo digo por propia experiencia.
¿Qué es ser un honesto político? Quien dedica su tiempo, alma, vida y corazón, las veinticuatro horas del día, con honestidad, lealtad y fidelidad, a servir a la comunidad.
Ser un honesto político es alcanzar el cenit de la vida social y personal.
Por mi experiencia, para servir a la comunidad se debe haber aprendido desde niño la responsabilidad y la honestidad que hay que tener y la dedicación o atención que hay que dedicarle, sin mirar atrás y siempre adelante, con la cooperación, apoyo e información del pueblo que es servido y gobernado.
¿Qué es ser un honesto político?  Quien trabaja por el bien de los demás en unión y al unísono con los demás a quienes sirve y gobierna.
Ser político es haber llegado a una especial cima de la vida: servir honestamente a la comunidad de nuestro querido pueblo, con el pueblo y para el pueblo.
¿Qué es ser un honesto político? Quien dedica su tiempo, con honestidad, lealtad y fidelidad, a servir a su pueblo y en unión inseparable con su pueblo. Tuve esa gran experiencia.
Bendito y alabado sea el honesto político que ayuda a su pueblo administrando esos casi sagrados bienes de la comunidad en comunión indisoluble con su pueblo.
La base de la labor y efectividad de la gobernabilidad en la administración de los bienes y necesidades de los pueblos está en relación directa a la unión entre ambos y a la honestidad de ambos.
¿Qué es ser un político honesto? Quien oye y acata las ordenes de su pueblo –que son y conocen lo que necesitan, y para no creerse un iluminado– y lo hace en armonía y unión con ése su pueblo. Tuve esa gran experiencia.
Políticos que deciden por su cuenta sin contar con los administrados, son dictadores elegidos, pero no políticos honestos.
¿Qué es ser un político honesto? El servidor incondicional de su pueblo, el servidor que permanece unido y relacionado con su pueblo, y el servidor que da su trabajo y hasta su vida por su pueblo.
Bendito el político honesto que trabaja por su pueblo, y con su pueblo.



No hay comentarios: