jueves, 29 de junio de 2017

Gofios de trigo, de millo y hasta de raíz de helecho


Por Antonio Domínguez
El viejo de Tenerife estuvo acertado ( pero que muy acertado) en el debate de la 2. Fue el que emparejó bien al infeliz ecologista, creído el cual, en cuanto decía; como esos que andan con la biblia en la mano, creídos que en ella todo se dice.
¿Qué principios humanos tiene quien está de acuerdo con proteger el medio ambiente? Que de hacerlo así da bienestar a 1500 millones; y todos los demás se joden, medio se joden o se joden totalmente. Si para poder comer todos se tiene que joder el mundo; nos joderemos todo el mundo a la vez. ¡¡se acabará antes pero sin elegidos tirándose el oro por encima. Todo esto se dice sabiendo que el mundo está condenado. A pesar de que los ecologistas quieren pasar la condena a las personas. Los ecologistas crecen como una enfermedad porque les son buenos a los políticos para robarles los votos a pueblos enteros de toletes.
Pero ¡coño! ¿Cómo vas a robarle, para ajardinarlo, el medio –la tierra- al hombre, desde donde extrae su sustento, loco? ¡Qué! ¿Quieres tener todo bonito y en orden, con una humanidad pasándolas putas y canutas?. Deja labrar y <> y que se acabe el mundo para todos y no para mí y para ti no.
Da de cara ver como se le para bola al ecologismo. En este caso la televisión canaria con el magreo magreante de la ley del suelo. Había un ecologista crecido, dando lecciones a troche y moche y entre los periodistas que no por serlo han de ser todos unos toletes, hablaron de agricultura, más, que en el resto de sus vidas; y lo grade es que fue para defenderla: es increíble; como así mismo lo es que en un mundo con ocho mil millones de seres, aparte de toda la zoología terrestre y marina que también come, tenga ecologistas.
 Acostumbrados durante la dicta hierro a considerar al hombre bestia de carga, se creen que pueden hacer todavía planes para darnos ordenes. Aman el cuartel pero no para ellos. 
Se necesita ser tolete para ignorar que el ataque al medio ambiente está en la polución y deterioro de las aguas y de todos los mares, y que eso no tiene remedio ninguno. Empezando porque se desconoce la magnitud que ya tomó el no relato real; que como hecho real se oculta por los pesebristas.
Por la ley del suelo ¡¡¡VIVA EL PRESIDENTE DE CANARIAS!!!; por no ser mentecato, como lo son la casi totalidad de presidenciables, sin olvidar a los mandarines de los cabildos. De volver a la agricultura se trata. De que los ventajistas ganen dinero y nos lo den a ganar, de eso se trata. Si no o tienen fácil los inversores ¿como contra quieren que vengan aquí a las hemorroides del mundo, los dineros? Aquí hay que revolucionar la agricultura para poder tener sanidad justicia (que no hay) y comida abundante; y si se muere el pinzón azul que Dios vaya con él; si extingue un mono que vaya para el chumino de su madre; si se contaminan las guas para beber, ya están viniendo de allá, mejores que las nuestras y no mas caras. ¡Aquí lo que interesa es el hombre que ha de poder hacer una casa en el perfil de una montaña: requisito: que sea suyo el terreno. Ha de poder cortar toda la flora para forraje y camas para el ganado: requisito: que sea de su propiedad y tenga derecho a fajarse a la piña limpia con cualquiera que llegue por allí a decirle lo que tiene que hacer en lo suyo… y desde luego para un clavel una lechuga; para un pájaro una gallina; para un perro una Cabra; para un caballo una vaca etc. Y ¡¡¡QUE VIVA EL PRESIDENTE DE CANARIAS!!! por no ser un mentecato y vérsele maneras de un día llegar a poner en marcha el trabajo en las islas.
Que ganen dinero todos; que del mamón se nutre el mamador. Abajo el ecologismo estorbador. Arriba la desprotección de tierras que por lo demás son ajenas y solo les pertenecen y han de manejarlas, los que perdieron la salud en Cuba para adquirirlas

Que bonito es tener la nevera llena y defender protecciones y abandonos de tierras  para vivir corriéndose de placer. Contemplando el panorama de las gráciles palmeras, adormilase con el canto de los pájaros, y extasiarse en las frutas parando su maduración hasta ser aprovechadas.  Y orando con Dios cuando acude por allí a dar paseos a la caída de la tarde.  Y que le den por el oeste a los tres mil millones sin tener que llevarse a la boca. Se necesita ser torpe para ignorar que hace falta el último metro de tierra para cultivar un mundo abarrotado de seres: hombres y animales de todo tipo. Aunque esta isla es una cagada de mosca que solo le significaría al mundo, respecto del orden y el trabajo, lo del granito de arena, se necesita ser tolete y artista, para ir en pos de una eco isla. Se necesita ser un genio para no decir que lo que hace falta es un desproteger el territorio en manos de sus dueños para que hagan en él  exactamente lo que les dé la gana; es como se crea trabajo y comida: eso lo digo yo que soy una vela del carajo. La vergüenza que se admitió en el debate de marras, fue que se dejaron decir que canarias tiene un cuarenta y siete por ciento de su territorio protegido. ¡¡AYÚDAMELO A COGER QUE ES VARÓN. TOSIA POR DIOS, Y JESÚS JODER, COMO DECIA MAESTRO ISMAEL.    

No hay comentarios: