domingo, 24 de marzo de 2013

Miles de personas reciben a la burrita en San Telmo

Por: Tomás Galván Montañez

La Plaza de San Telmo, en Las Palmas de Gran Canaria, se ha convertido este domingo por la mañana en la ciudad que hace más de dos mil años recibió a Jesucristo montado en una burrita que él mismo mandó desatar.
Con las tradicionales ramas de olivo y otras de palma hechas con esmero en manos artesanas, miles de personas han querido acompañar desde las once de la mañana esta procesión que da inicio a la Semana Santa, y que se caracteriza por la presencia abundante de niños y ambiente de alegría, la misma esencia que invadió aquella ciudad cuando Jesucristo se personó.
Instantes previos al repique de campanas, el sacerdote de la parroquia de San Telmo salía a la plaza para la bendición de las ramas. Con rapidez se tiñó de hojas de olivo danzantes la multitud, que entonaba el hosanna, canto de alabanza y júbilo anunciador de la llegada del mismísimo Salvador.
La aparición de la Imagen en el pórtico bastó para que resultara un aplauso sonoro, y el himno de España dio la bienvenida a "La Burrita"; los niños de catequesis y las mujeres, con la habitual mantilla blanca en la cabeza, eran quienes encabezan el cortejo procesional, el cual recorrió la calle de Triana y traseras hasta finalizar en la plaza, donde culminó el encuentro con la Santa Misa.
Esta tarde noche a las 18:00h, en la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán, procesiona la Real e Ilustre Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de la Esperanza de Vegueta.

No hay comentarios: