martes, 7 de enero de 2014

¿Cómo podrá ser el año 2014?

Por Luis C García Correa
El año 2014 será lo que decidan los que se hagan con el poder. ¿A qué poder me refiero? Hay dos grandes poderes: el poder económico perverso, y el poder que podemos ejercer – y deberíamos ejercer – la mayoría honesta y participativa.
Si nos unimos y formamos una mayoría honesta y participativa, será un año de bienes y mieles. Sin esa mayoría honesta, seguiremos siendo esclavos de la minoría que controla el poder económico perverso.
¿Qué deciden Usted y los suyos? ¿Apoyará la honestidad para crear la mayoría honesta? O por el contrario, ¿será uno más que, directa o indirectamente, apoya al poder perverso?
De momento el poder perverso consigue el apoyo de dos grupos: el de los retrógrados y malignos pasotas y el de los individualistas. El poder perverso y sus aliados, conscientes o inconscientes, limita nuestra felicidad y nuestra libertad. Nos deja las migajas.
Insisto ¡la mayoría es poder!
¡El poder debería estar en manos de todos seres humanos del Planeta Tierra! La realidad es que el poder -económico, moral y social- lo tienen unos pocos perversos.
¿Quiénes sostienen a los perversos? Los grupos nefastos, irresponsables y culpables de los pasotas e individualistas. Puede que alguno más. Ellos cargan con la enorme responsabilidad de ser el apoyo firme del poder económico perverso, y por ellos somos esclavos los demás. Ellos mismos también son esclavos.
Puede que alguno -del grupo de los inocentes como del de los culpables- se crea libre.
Todo aquel que no luche por la libertad no se merece la felicidad.
La libertad es el mayor valor de responsabilidad que tenemos los humanos, y de donde emanan maravillosas virtudes y felicidades.
Sin libertad no hay desarrollo personal, familiar y social, tanto en el aspecto económico como en el espiritual. Se sea creyente o no.

No hay comentarios: