miércoles, 26 de noviembre de 2014

¡Ay Tamaraceite, quién te ha visto y quién te ve!

Por Esteban G. Santana Cabrera
La Provincia :
Los que crecimos entre palmeras y plataneras en el valle agrícola de Tamaraceite estamos asombrados por el cambio que ha sufrido nuestro pueblo en los últimos años. Ni los más optimistas del lugar hubieran vaticinado el vuelco que ha dado este territorio que pasó de ser un cantón aborigen con su rey Adeun al frente, años más tarde uno de los pueblos más importantes del Municipio de San Lorenzo hasta convertirse en la actualidad en un barrio dormitorio de una gran ciudad. 

El verde de los dragos y las palmeras, los estanques y las plataneras han dado paso a un gris cemento que se mezcla en la noche con las luces del gran centro comercial que se ha inaugurado en Tamaraceite Sur y que es el primero de los que se instalarán en lo que antes eran fincas llenas de vida y que, a partir de hoy, se llenará de gente dispuesta a buscar la mejor ganga.

En Tamaraceite tenemos sentimientos encontrados ya que si por un lado nos decían que con estos grandes centros comerciales llegaba el progreso, el trabajo y el desarrollo para nuestro pueblo, nos hemos quedado con el “gozo en un pozo” porque Tamaraceite ha perdido muchas cosas como buena parte del Camino Viejo por las obras y no hemos recibido compensación alguna, aunque sea que nos arreglen la plaza. Muchas prisas por inaugurar y las calles y los accesos casi sin terminar, los problemas de entrada y salida desde la Circunvalación se multiplican y llegar a casa será más difícil.

Y no es que la gente en su mayoría se oponga a que se instalen las grandes multinacionales en nuestro siempre hospitalario valle, al contrario, lo que sí que se respira por estos lares es un sentimiento de añoranza por tiempos pasados que no volverán y que la paz y la tranquilidad que teníamos va a ser cosa del pasado.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Politicos, Politicos, Politicos tremendos atascos estamos ya sufiendo lo que ya preveeiamos los de tamaraceite a fastidiarnos y a pagar impuestos como ciudadanos de mesa y lopez, sin servicios, nos subio el IBI una barbaridad y ante las quejas la respuesta del Ayuntamiento ha sido que hemos subido de categoria al tener ahora el nuevo parque empresarial.....apaga la luz, pagamos impuestos sufrimos la falta de servicios y buenas comunicaciones y los benefecios para las empresas del nuevo parque empresarial,esto es de alucine, pagamos mas y unas empresas privadas se llevan los beneficios..........sigan votando a los mismos y asi nos ira.

Tino Torón dijo...

Esteban: Que oportuno y reflexionado artículo, yo que lo conocí en una época de esplendor, con aquel movimiento de trabajos, tiendas bares, talleres, almacenes, la sociedad, panaderías, barberías, heladerías estudios fotográficos, sastrerías, cines etc, donde comparaban los lindantes.
y los Domingos, aquellos paseos y fiestas, hoy Tamaraceite es una ampliación de la ciudad, a partir de ahora ha dejado de ser Pueblo, pero hay algo que me preocupa, las necesidades que tienen de la renovación de viviendas sociales y equipamientos en la zonas antiguas. "hay que quiere vivir en un pueblo, hay que quiere vivir en una ciudad" Hoy me pregunto: Donde estuve y donde estoy, me decía un allegado, el progreso es así, a que llaman progreso el pronuncian en alta voz, se han creado tantos puestos de trabajo, pero no dicen los que se destruyen.
Un saludo,

Asombrada dijo...

Yo tengo un hijo de 24 años y ni lo llamaron del pueblo quien trabaja ahí ¿.......?. Y hay hasta gente de Arucas fuerte engaño. Fuerte montaje de la política. Nos engaño

Eva Mª Molina dijo...

¡Siento mucha añoranza de lo que era y lo que es! Precisamente esa zona, donde nací, donde me críe, que viví paso a paso los primeros ocho años de mi vida,junto a mis padres que trabajaban las fincas. De todos esos lugares de plataneras y árboles frutales donde hoy se levanta esa gran nave, donde si se me antojaba me cogían una ciruela roja, jugosa, o una naranja directamente del árbol . Realmente el cambio no me hace feliz, máxime cuando ni siquiera es para dar trabajo a gente de la zona que pueda estar cualificada. Cemento y gasolineras por doquier.Mi querido barrio ¡Quién te ha visto y quién te ve!

Anónimo dijo...

Esteban y tu eres mucho más joven que yo. A Tamaraceite, nadie le devolverá lo que fue. Aquí la especulación del suelo, ha enriquecido a los ricos y el resto, muchos de los que hemos sido expropiados siendo pobres, nos hemos tenido que callar, porque más vale poco que nada. Yo sólo digo, que los que a costa de un pobre se han enriquecido, su factura pagarán en esta vida. Yo, como creyente... les deseo lo mejor y que Dios se los incremente. FUERA EL HORMIGON. Tamaraceite, siempre fue agrícola y no me vengan con demagogías baratas de que es el desarrollo comercial.