lunes, 16 de febrero de 2015

La eficiencia energética

Por Luis C. García Correa
La eficiencia energética es una necesidad acuciante y determinante.
La energía es la sabia, la sangre de la vida económica, sin ella no hay progreso ni ciencia, ni nada que cree bienestar y riqueza.
La cultura y el progreso han estado siempre de acuerdo con las necesidades perentorias. Y así debe ser. Básicamente en el momento presente, con la protección del medio natural, y el aprovechamiento de las energías renovables.
Estamos viviendo lo que hemos hecho. Lo triste y sumamente preocupante es que seguirnos, y a ritmo acelerado, contaminando y destruyendo a nuestro conocido, vivido y necesario Planeta Azul, sin aprovechar las energías renovables.
¿Quién no sabe lo que estamos haciendo y sus consecuencias?
¿Quién no sabe o no ha oído hablar de la necesidad de vivir la sostenibilidad y el uso adecuado de los recursos?
¿Quién no sabe que entre ellos está la eficiencia energética?
¡Y no digamos la necesidad de eficiencia energética -en un archipiélago como es el nuestro- para nuestro hábitat natural, nuestro medio ambiente!
Por favor ¿Cómo podemos vivir la necesaria protección del medio? ¿Qué puedo hacer para que seamos honestos con nuestro necesario hábitat natural? ¿Cómo podemos ser tan auto-destructores yendo al suicidio colectivo?
¿De qué sirve toda esa información, y hasta exigencia, si no sólo no protegemos, sino contaminamos y destruimos cómo nunca?
Como creyente: ¡Padre Dios! ¡Ilumina la conciencia de cada uno de nosotros para que seamos mayoría de honestos habitatistas que influyamos en la conciencia colectiva, y sigamos teniendo lo que necesitamos, nuestro hábitat natural!
Si así fuésemos viviríamos con eficiencia energética. Cuidando el hábitat.
Habría paz, felicidad y libertad.
¿Y por qué sucede todo lo contario?
¡Por favor! ¡Dejémosle a las presentes y futuras generaciones, al menos, lo que hemos recibido!
Para ello necesitamos el aprovechamiento de las riquezas naturales, como son las energías renovables y tener la necesaria eficiencia energética, riqueza del trabajo, de la honestidad y de la Naturaleza.

No hay comentarios: