viernes, 17 de julio de 2015

¡Ser empresario!

Una de las actividades humanas valientes, necesarias, contundente, y de gran valor en la sociedad es la de ser buen empresario.
No hay progreso ni bienestar personal y social sin los empresarios.
El desarrollo de la economía está basado en la honesta actividad del empresario.
Por: Luis C. García Correa
El empresario es la persona que dedica su tiempo, su trabajo, recursos e ilusiones a producir para el bien personal, de los empleados y de la sociedad. Se dedica a crear riqueza.
El fundamento de todo buen empresario es la honestidad, el trabajo esforzado, la imaginación y la dedicación. Este fundamento es muy necesario.
El fin del empresario es ganar dinero, que ganen dinero quienes trabajan con él y cubrir una necesidad en la sociedad, prestar un gran servicio.
Hay empresarios buenos y malos.
Un ejemplo de un empresario malo –tara personal y para la sociedad– es si al facturar a un cliente le dice a su empleado que ponga una cantidad mayor de la realidad. Sería un ladrón, con la enorme responsabilidad del que roba y hace robar. Es un descrédito, un enemigo de la sociedad, y un mal empresario.
¿Cómo se puede descartar a tal empresario que es enemigo del propio empresariado, de los trabajadores, y de la sociedad?
El robo se perdona con la devolución de lo robado y la corrección del daño causado.
¡Hay que ver el daño que causa un mal empresario!
A los buenos y honestos empresarios vayan desde este blog y de este bloguero mis más efusivas felicitaciones. Que sigan creando riqueza bienestar, y que todos nos sintamos satisfechos y alegres de tener buenos empresarios que ganan dinero, y crean riqueza y bienestar.Ser empresario es una responsabilidad, una grandiosidad y una necesidad. Es ser grande de ánimo.
Gracias a los honestos empresarios. Gracias a los honestos trabajadores de esas empresas. Juntos crean riqueza y bienestar.
Contribuyamos al engrandecimiento de la economía y del bienestar con nuestra cooperación y reconocimiento al honesto empresario, para que haya trabajo, riqueza y paz social.
Ser empresario es un honor, una gran satisfacción y una gran responsabilidad, necesaria para el progreso personal, social y económico.
Ser empresario es un valor imprescindible, crea riqueza y bienestar. 
Y si encima es bueno, reparte y comparte las ganancias creando felicidad a su alrededor.
¡¡¡El empresario es necesario!!! ¡¡¡Si es bueno añade grandiosidad!!!

No hay comentarios: