sábado, 10 de octubre de 2015

Plataforma contra el atasco

C7. «Ésa es la culpable», señalaba Saro Muñoz a la grieta de la carretera de Piletas a San Lorenzo. Pero se equivocaba. Era la causa. La responsabilidad hay que buscarla en la lentitud de las administraciones que desde diciembre no han arreglado la vía. Ayer se constituyó una plataforma que exige su reapertura para escapar de atascos de horas.
José Betancor fue el primer vecino que durmió en Piletas. De eso hace más de cincuenta años. En ese tiempo vio crecer y cambiar la zona, pero nunca había sido testigo de los atascos que vive su barrio en los últimos tiempos, en especial desde el lunes pasado, como consecuencia de las obras de conexión de la GC-3 con la circunvalación. «Esto no se ha visto nunca», explicaba, «ni cuando se sube a Teror».
Por eso ayer no dudó en sumarse a la concentración vecinal que reivindica la reapertura del ramal de Piletas hacia San Lorenzo, que quedó cerrado en diciembre por la aparición de grietas y que ahora se hace más necesario que nunca por el inicio de las obras del enlace de la cuarta fase de la circunvalación.
«El martes fue un taponamiento como nunca había visto», confirman a su lado Gonzalo Arbelo y Saro Muñoz.
Como ellos, decenas de vecinos de La Suerte, Los Calvarios, Piletas, Ciudad del Campo y Teror se concentraron ayer en la vía que sigue cerrada después de diez meses. En sus reivindicaciones se vieron respaldados por la alcaldesa de Teror, Isabel Guerra, quien aseguró que «es inconcebible que una obra que puede costar algo más de 600.000 euros no se haya podido llevar a cabo desde hace casi un año, dejando aislados a los terorenses, con la repercusión negativa que tiene para la economía y el turismo del municipio».

La nueva plataforma ha instado al Cabildo de Gran Canaria y al Gobierno de Canarias que ejecuten «de manera inmediata» las obras para reabrir la vía de Piletas, que garantiza el acceso desde la GC-21 a la circunvalación de la capital grancanaria.
El anuncio de que en semanas se iniciará la obra, lanzado ayer por el consejero de Infraestructuras del Cabildo, Ángel Víctor Torres, tras su reunión con la consejera de Obras Públicas del Gobierno, Ornella Chacón, tampoco satisfizo a los miembros de la plataforma, cansados ya de esperar.
«Me fío de los hechos, no de las palabras», respondió Rigoberto Perera, encargado de leer el manifiesto por la reapertura del acceso desde la GC-21 a la circunvalación por Piletas.

No hay comentarios: