domingo, 27 de diciembre de 2015

ILUSTRÍSIMO y EXCELENTÍSIMO AYUNTAMIENTO DE SAN LORENZO hay quien dice que ilustrísimo y excelentísimo no lo es ningún ayuntamiento al mismo tiempo.


Por Antonio Domínguez Herrera
Yo conozco a uno que no es ninguna de las dos cosas, por su gran delito, que le coge todas sus tierras y las ajenas.
La solución que quiere dar el Ayuntamiento de Las Palmas de G. C. en el contencioso con el Excmo. Ayuntamiento de San Lorenzo, ni es salomónica ni es solución racional. Dejemos claro desde el principio que el tratamiento de Excmo. lo merece el de San Lorenzo; al que no se le conocen pillajes ni trastrocamientos de la historia. Lo del ``cállense ustedes la boca´´. Es a lo menos de tal injusticia, cual grandísima masa de reprobables acciones y correrías; entrando dentro de tamañas Atiladas, en lo que fuera la chulesca y delincuencial línea de injusticia criminal de la propia incautación.

Nosotros extrapolaremos al acomodo del caso San Lorenzo, para desde la punta de los dedos gordos de sus pies, hasta más allá de sus ideales, aprovecharles. Defenderemos nuestra dignidad mancillada, que sólo se podrá restituir en el aspecto material, pero, jamás en el psíquico por el espantoso sufrimiento de tantos años desposeídos, olvidados, y hasta perseguidos.

Sólo con el cumplimiento de la ley viviremos totalmente el amor a nuestra bandera. Sólo se hacen más reales los amores consumándoles y no cabe la menor duda que ese amor a nuestra bandera, alcanza su máxima realidad viéndola ondear en ese maravilloso verde único que sólo ella posee; en el mástil de nuestro Excelentísimo Ayuntamiento. También mandaremos cientos de banderas para Tenoya; para Tamaraceite hasta la linde con la playa. Para la playa de las canteras que es nuestra hasta la peña la vieja; para la fuente morales; todo Guanarteme arriba y por la costa norte hasta pá Allá fuera; horas de coche hacen falta para desde el centro de nuestro Excelentísimo Ayuntamiento, llegar a las lindes por la cumbre; de Arucas, por el norte, de las palmas (por allá; están también las lindes de Tafira; santa Brígida, san mateo, de Teror (en la isla no había unas tierras mas amplias en extensión y mas feraces que las que pertenecieran al virrey Adeum, que, con agua, le discuten fertilidad a cualquier microclima del orbe). Para ello (para que lo nuestro sea nuestro) no hace falta más nada que un solo magistrado crea en la justicia; le dé por instruir y por enfrascarse en ideal grande de mas allá, donde no sean la mentira y el robo.

La clave que hay que desclavar cuanto antes, está en que más allá de haber dos polos conceptuales, -nada tiene que ver la casa de don Bruno con la Casa Pico- no sólo distintos, sino antagónicos. Mucho más allá, se trata de dos Ayuntamientos que a su horrible, desastroso, indebido tiempo, el de abajo (emulando fidedignamente a Caín) mató al de más altura. Le quitó la vida.

Para dar soplo, hálito y resucitar esa nuestra existencia ayuntamientil y desenterrar cadáveres de la Guerra en nuestro suelo es lícito que se abra ya “ese lugar”,-si es que le habita la justicia- que dé lugar ¡ya! en el tiempo, a esos parcheos. Contando con internet que llega a todos los rincones ¡¡a ver si nos puede echar una mano la jurista argentina que quiere limpiar el mundo ella, no sé si sola o con grupo o con alguien!!. Le pido aunque sea desde tan lejos a esa extraordinaria catedrática que por favor haga algo por nosotros. Pido desde aquí a la magistrada sudamericana, que ya que está haciendo servicios, contra los holocaustos; encorajinándole a usted tanto, el que tiene 20 muertos, como el que tiene cuatrocientos ¡¡que vello corazón el suyo!! ocúpese de nosotros (`por su madre) ya que aquí dicen los vocingleros, que el robo carece de interés periodístico, ante anuncios que no están en los panfletos, que los gobernantes, tendrían que resarcirnos de las violencias sufridas al efecto, por más que salteadores de caminos, por grandes criminales bandidos: resarcirnos de daños mas indemnizaciones (eso creía yo, “quizás sin haberlo oído lo anterior creyendo que debían haberlo dicho”) pero por el relajo que se traen con las leyes que no cumplen a 80 años ya de aquellas algaradas y pateos para la sima. Sufriremos mucho por lo que habrá de pasar nuestro Excelentísimo Ayuntamiento resucitado; barrancos y barranquillos llenos de casas grandísimas como montañas; con caminos indignos e insuficientes de entradas y salidas a la altura de las calzadas romanas; eso sí con menos hoyos. A pesar del tá y cuá –como dicen los del pantalón vaquero­- nuestras legítimas reivindicaciones las ganaremos; lo digo en la confianza de que pertenecemos al primer mundo y de que esto no es Venezuela, -mandada por el chófer de la guagua; ayudado por chiquillo que no ha leído a Kant- y los de abajo recurrirán todo lo recurrible: eso no falla. Es por lo que seguramente tendremos que ir a ese tribunal especialista desenterrador de crímenes y substracciones de lesa humanidad; que en nuestro caso se han hecho con los chantajes asquerosos de la fuerza de las armas y pistolas sobre la mesa de la extorsión, además de la asesina amenaza. Presuntamente. Dicen que el cabildo puede arreglar eso de un plumazo (que no lleva más nada), con permiso de Tenerife que gobierna las 7, es el cabildo, competente para poner las lindes de siempre, a los dos ayuntamientos. A ver si nos viene un presidente con lo que hay que tener y nos arregla eso con boliches sin mas. Un presidente jugando a las casitas, plantando tuneras y su neurosis “gasística” (convertida ya a estas Alturas en clarísima locura; se le debe poner camisa de fuerza y llevarlo a que le vea equipo psiquiátrico en Doctor Negrín) comiéndoselo por las patas pá arriba. ¡mire! Le recuerdo que la isla es también sólida y líquida y en esos dos estadios hay un ayuntamiento robado por otro; en ese estadio físico, lleva 80 años el de las palmas escarranchado encima del Excelentísimo Municipio de San Lorenzo, atrabancado y montado sobrepuesto encima de todos sus barranquillos. ¿porqué no desfase ese entuerto? ¡¡¡Haga algo grande hombre, métale prisa al entuerto y persónese como acusación en la causa. ¡¡mande hombre que para eso está!! 

Se constituyó en un despojo San Lorenzo por aquél golpe de mano de los ``descuideros´´, aprovechados, saqueadores, y mucho más: que no les importaba nada matar y pisotear en momentos de debilidad en todos los sentidos; poseídos sus cerebros por el pillaje y la pasión por lo perverso, inspirados, tolerados, redimidos y sobre todo, justificados por la esencia anímica de su Dios, su salvador: El Caudillo de todos los ejércitos; el guardián y la reserva moral de occidente; Caudillo de España porque Dios lo mismo decide que un burro no viva mas, que ayunta a dos ayuntamientos porque le sale…de sus partes (un desastre). Bajo el mandato de tal amor germinó el disparate la corrupción, prebendas y amiguismo. Sirva de ejemplo ``la ascensión a los cielos de nuestro Excmo. Ayuntamiento, que con aquello de: todo queda atado y bien atado, en nuestro caso sigue siendo verdad porque aún sigue ese nudo más que apretado. ¿Se habrá visto maldades más ponzoñosas y radiactivas; que se meten hasta el futuro como las enfermedades incurables y crónicas – ponzoñas como las de ese santo bendito de la patria, caudillo y sus parroquianos píos y fieles-?. Puedo comprender y comprendo el miedo pernicioso de los jueces a las reminiscencias y residuos que aún quedan del férreo régimen. Comprendo que se viertan y desparramen por patas, presuntamente; al punto de no haber causas abiertas para mayor grandeza y Gloria del Nerón ferrolano del mundo (orientó a España al cenizal (quemó) que es hoy: nuestra deuda avanza a mil por hora hacia los dos billones de euros) Somos el núcleo rural disperso que alcanza los pisotones de los ``chicos de la sociedad´´ de Vegueta y de Triana, -tecnócratas y mandarines-; los de abajo tienen a su vez ``una zona puente que mira hacia las lomas y laderas acechando su convertibilidad sólo como una vaca lechera a la que se puede exprimir” y cuando ya no de leche se marcharan para abajo a comerse la vaca y a hacer políticas de mandriles y pachangas de carnaval, dejándonos sin todos los equipamientos y servicios necesarios. ¡¡Y vaya usted a pedírselos para que le manden al carajo desde el silencio administrativo !!. supuestamente. Es lamentable que la justicia en este caso se haya de sobreponer en tierras de ultramar; en lejanías de la maldad que aquí no tiene solución. Es lamentable que aquí no se arme un tribunal de oficio para reparar las gamberradas perpetradas por los grandes bandidos a tiros y culatazos. Presuntamente. Dan vergüenza periódicos procedentes del movimiento; “¡cobardes y viles criaturas!”, nombrándonos como distrito a todo un Excelentísimo Ayuntamiento. Dicen: antiguo Ayuntamiento de San Lorenzo, a modo de liquidado, pero se necesita ser bobático y totorota para tratar de hacer creer que el Excelentísimo Ayuntamiento de San Lorenzo se lo tragó el mar igual que a la Atlántida ¡¡tiene lo suyo!!.

Nuestro Excmo. Ayuntamiento <> y ya nada funciona en nuestro cantón San Lorenzo de Tamaraceite. Mientras tanto, las mayorías de aquí nos peleamos con las mayorías de abajo; que no nos quieren devolver lo que nos quitaron; y las minorías de aquí –esquiroles: hay otras palabras pero son peores- se pelean con las minorías de abajo -rotundamente éticas- que no quieren quemarse las manos teniendo algo que no les pertenece y de tan vil procedencia. Nos peleamos todos a la vez en una guerra sórdida callada; después de la convulsa noche de veladura de armas. Hasta que llegue el amanecer de la tangana en los periódicos cuando La Haya se haya pronunciado a nuestro favor.

Puede que salga aquí un juez de honradez tremenda por su grandiosa empatía con los que han quedado huérfanos por desposeídos de todas sus raíces y cultura, con los que han sido volteados en la sima; matados; que sufra en su sensibilidad por el damnificado, dañado, atropellado; creo que no es mucho aspirar, del que aspira aquí a un juez que sea solamente un ser humano hecho y bien acabado. Como lo fuera el juez de jueces, Garzón, parándole los pies al sanguinario Pinochet, al pie de la gran cloaca (no sirve para beber) llamada Támesis. Nos peleamos todos a la vez en una guerra soterrada, callada, ya mentalmente, en la preocupante noche de la veladura de armas; hasta que llegue ese amanecer de las tanganas en los periódicos; de las declaraciones altisonantes propias de (“bandidos”, por delegación; todos los hombres buenos y malos se les sigue por afinidad: cada uno con los suyos) que van a perder <> fruto de su avaricia; y por ella robaron nos nuestro Municipio. Así por la cara. Miren; entonces sí hablarán los periódicos hasta por los codos y como escopetas por cincuenta años mas; todo lo que no han dicho en ochenta. A ver si hay algo mentiroso en esto. presuntamente.

Entre tanto los de abajo se degradan aún más si cabe ultimando planos de grandes urbanizaciones, en las que algo más que supuestamente, olvidarán a más del 50%, equipamientos y servicios (todo ello ante las narices de la fiscalía que ni se le ocurre actuar de oficio, mandando parar hasta que se arregle el asunto y ver qué es lo que quieren hacer los hijos del Excelentísimo Ayuntamiento de San Lorenzo. No harán caso ninguno a ninguna reclamación. Si no llegamos a tiempo porque el Ayuntamiento no nos haya sido devuelto; si ese abuso se produjera antes de la última resolución judicial. Sabemos que la justicia se eterniza, y más teniendo en cuenta que los de abajo tocarán en todas las puertas recurriendo sentencias perdidas; Y que recurrirán a los tribunales europeos, no nos cabe la menor duda; desde donde saldrán multimillonarios-machacados multimillones de palos jurídicos después de desplumados como gallinas japonesas; como así mismo tendrá que pasar ``el entuerto” por muchas manos defensoras hasta que llegue ``el cirujano´´ que tenga lo que hay que tener para amputar lo que haya que amputar, llevando personalmente al cementerio “los desechos quirúrgicos”: que de tal tamaño habrá de tenerlos quién en este caso singular trabaje. Mientras, van terminando de cargarse nuestros valles bellos y tropicales con mastodónticas tiendas multi-genero al más grande estilo Americano del norte. Y el barranco grande de Tamaraceite discurre ahora por tubería bajo las mega construcciones, que, para tapón obstructivo le bastaría un tarajal.

De aquí a que llegue a satisfacerse nuestra memoria histórica, ya nos habrán llenado de gente de las cinco razas y nos habrán ``inyectado´´ todo tipo de problemas. Las contribuciones y demás impuestos se los llevarán a la temperatura que les dé la gana, o sea, como dicen los gauchos argentinos del Martín Fierro ``las penitas pá nosotros las vaquitas son ajenas´´.



Nos crearán una cucarachil ratilandia de enormes construcciones, a las que se sumarán las obsoletas y no se trataran todas ellas con inteligencia y con determinación; y por lo mismo, se irán convirtiendo en áreas marginales que, como es natural, irán contaminando los alrededores de tercermundismo. Resultado: dentro de la antigua, futurista ilusión ¡legítima! de nuestro Excmo. Ayuntamiento, en la que no había previsión de semejantes desastres, van apareciendo hoy cada vez mas la fragmentación social y mas actividades parasitarias que nada deberían tener que ver con las características nobles del pasado de nuestro cantón; de habernos dejado continuar mandando en él. Nuestros desastres culturales, sociales, y económicos, estarían hoy reducidos a la mínima expresión posible; y no como ahora que están en el grito de máxima expresión, imposible ya de aguantar. Su estridentes hondos sonidos, continuos –a toda hora- son como de peliculones; banda de Agaete y cuantas torturantes bullas, oídas, por persona seria y mínimamente formada.



Por supuesto que en su seno interno, los de abajo han hecho multitud de estudios, análisis y reflexiones de lo que se les viene encima vía los tribunales; pero obtusos en su estrechez de miras han optado por el astuto, medroso, absoluto silencio. Metiendo la cabeza bajo el ala siendo por ello todas las corporaciones y todos los alcaldes, que se han ido sucediendo “abajo” desde la histórica usurpación, dignos clones de los usurpadores en aquel desgraciado y abominable momento histórico. Supuesta y presuntamente.



No se olvide una circunstancia fundamental: los gestores y las contingencias que les animan a conservar lo expoliado son distintas en el tiempo pero exactamente iguales en los modos. Si bien es verdad que estos de ahora no han asesinado ni puesto pistolas sobre la mesa, sí siguen en el delito y la mentira. Yo considero delito lo que dijo un alcalde jerónimo él, en un acto, con mas guardias rodeándole, que gente, exclamó: <> !!Abrase visto cara de cemento, manipulación y mentira más grande¡¡.

El poder manipulador y descarado de esas palabras sólo tiene parangón en la gravedad de los hechos. Sirva como ejemplo aquel pobre bebé que mataron a pisotones y patadas entre vuelcos de un cajón de coñac en el que dormitaba en el zaguán, cuando arrastraban a su padre violentamente en tropel. “Las brigadas en el amanecer San Lorencino” se lo llevaron para no saberse jamás de él. Así es que esa pobre madre y mujer perdió a su bebé y a su marido de un plumazo. !!Que Apocalipsis de San Juan “del coño la madre” le hace sombra y miedo a ese dolor horrible¡¡. No anteponen la irracionalidad y la tremenda irresponsabilidad de estar gobernando esa empresa pública, con un enorme valor añadido después de la usurpación ilegal que se le añadió; a la lucidez histórica de unos hechos que esa vergüenza mundial universalizan. ¿No son conscientes de ser un poderoso e influyente motor que sólo sigue en el entuerto y perpetúa los disparates?. Es más que verosímil que en su totalidad son politiquillos caciquiles, que se mueven en los parámetros mediocres y simplones de la política de pulpito, sacristía y campanario. En manos de esa gente puso la dictadura su territorio y el ajeno. Esperamos que la democracia -aunque hayamos de servirnos forzosamente de justicia extranjera- llegue a nuestro municipio a satisfacer nuestra ansia y sed de honradez y nos alivie, por lo menos, de las corrupciones de la Guerra ¡¡que ya va siendo mas que hora!!. Es obvio que no olvidamos que ya tiene “ella” mas de cuarenta años de vida, y respecto de lo nuestro se le está pasando un poquillo la dignidad, que montada en el filo del cuchillo, peligra voltear hacia allá; hacia las profundas simas y sombras.



Hoy en plena democracia se teorizan posibilidades de unión de algunos Ayuntamientos en España; con lo que el alcalde viajero Jerónimo está chiflado; trató el asunto en el debate canario con evidente cara de eyaculacion; porque cree que eso se arregla al estilo G.C. : con una medalla de 30 euros); e incluso de fragmentar otros tantos; o de legislar específicamente para ellos de tal manera que los municipios turísticos, por su alto valor estratégico tengan una consideración singularizada. No siendo ese tipo de acepciones contrarias a la Constitución. La diferencia que salta a la vista respecto de nuestro “caso”, es que todo ello no se hace como se hacía: con sembraderos de cadáveres y con pistolas en manos y dientes como cuchillos; se hace ahora con luz, testigos y la conformidad de las partes, refrendadas en compensaciones si fuera el caso; observando contingencias refundadas en leyes en las que todos estén de acuerdo.



Los de abajo son tan torpes que no hablan una sola palabra de posibles soluciones negociadas. Se limitan a imponernos una medalla, que viene a ser un reconocimiento tácito de su delito. Y cuando reciben andanadas, (nuestras andanadas) le van añadiendo más cohetes-bomba a los fuegos de San Lorenzo; para con esa baratija comprar voluntades de nuestras pobres viejas religiosas y pobres diablos mentales que no faltan en ninguna parte y que nosotros también tenemos.



Aquí omito un párrafo, que mi prima prudencia me aconsejó que quitara



Sabemos que esto que hemos dicho no es políticamente correcto ni aún entre la mayoría de los convecinos, porque el hombre no formado tiene dependencia metafísica. En palabras de Schopenhauer él se forja a su imagen demonios, dioses y santos que exigen a cada momento trastornamientos, sacrificios, rezos, ornamentos, votos formados y cumplidos, peregrinaciones, prosternamientos, cuadros, adornos, romerías y sus adjuntas, connaturales salvajadas (…) etc. Ficción y realidad se mezclan en su servicio y la ficción oscurece la realidad.



Grávense temprano en el espíritu del hombre y esas fábulas y leyendas llegan a ser explicaciones suficientes de su existencia y puntales de su “moralidad”. De todas estas cosas que no van más allá del esoterismo puro y duro, se valen los ventajistas “carajitos”, tecnócratas del ayuntamiento de abajo. Contra esto no se puede luchar. Todo hombre de aquí que este resarcido del miedo al ridículo diablo, ( por educado y formado ) se le “envenena” la sangre con esas luchas bajas de enorme cara dura, de esos abusadores golpeando en la gran herida abierta que nuestro Excelentísimo Ayuntamiento, aún, tiene: El miedo a lo desconocido, (que nunca se conocerá) de lo que da conocimiento un simple libro (mal escrito por muy cierto) y un montón de gente (…) etc.



El silencio es estruendoso, cuando no se justifica lo silenciado. Su influencia maléfica es inconmensurable, es decir, que no tiene medida; más para ellos que para nosotros; que estamos pegando ``piñas´´ a un saco colgado que no resuella, que acabará con el tiempo y la acción de la justicia hecho trizas sin cabernos a ninguno la menor duda de ello. Por lo tanto, ni es lógico ni natural que esa gente no recapitule y saque aunque sea una bandera crema si no quiere sacar la blanca, con una discreta timidez a ver si cuela por el atinado intento de no posponer un desenlace totalmente perdedor de su “botín”. Que de ser humildes les dejaremos el cofre vacío como recuerdo del tesoro que han ostentado tantos años ilegalmente en las antípodas de cualquier sistema de justicia; esa calamidad de justicia no la resiste ninguna tribu, ni incluso los cavernícolas. ¿Compraron las carreras en Etiopía, esta gran comparsa de leguleyos? ¿decimos que lo que nos llama arrimarnos a estas creencias, es que, van al ritmo del reloj que nunca descansa? ¿será posible que llegue a meterse ese delito criminal en la centena de años a ritmo eterno del reloj? ¡todo es posible en domingo! Y cosas mejores se han visto.

A mí me da que quedan funcionarios con y sin pistolas además de los curas y la prensa. viven exactamente mejor con pancho guerra de la parte allá, en pleno apogeo “en su gloria” ¡pero allá!. En este aspecto se sigue igual que en el glorioso movimiento nacional. Esperando se sabe a qué, le piden disimulo al que ven que sabe mucho; le aconsejan que dé a entender un saber inferior. Eso es bueno cuando se sabe mucho, ¡¡si no se necesitan semanas para salir de ese laberinto!! –que es el saber- para salir de él. Muchas veces se usa en la meta, llegado el primer saber que llega y aunque sea malo y no sirva para absolutamente nada, se lo rifan.



Siendo el Ayuntamiento Las Palmas de Gran Canaria un proyecto a perpetuidad (como cualquier institución), una causa, y aun no siendo estos de ahora la causa de la causa del mal causado- según como se mire- deben mirar muy bien que su ``causa´´ particular esté limpia y sea totalmente ajena a la causa que no les pertenece. De lo contrario, su causa sería casi en el extenso sentido de la palabra, causa por la causa - por ende o por culpa - de aquella en mucha parte causa de la causa. Habría que sumergirse en un concienzudo estudio filosófico para dilucidar de aquella causa, si los de ahora son o no participantes, o partícipes otorgantes de la en parte, causa del mal causado: que nos apetece esclarecer, pero no es este el foro adecuado para ello.



Quizás sea el Ayuntamiento de Las Palmas de G. C. al que se le pueda atribuir la más grande falta de historicidad y por consiguiente una historia carente de profunda seriedad. Es una de las instituciones que presenta la relación más conflictiva con la historia. Sería difícil encontrar otra población que pudiese hacer alarde de semejante desinterés - en este caso interesado - histórico y geográfico.



No fomenta ni por equivocación -en lo más mínimo- el objeto entero, total, de su propia historia; huyendo para no mostrar ese loco y vergonzoso borrón que tiene ochenta años en bruto, por metido en el más brutal bruta-lismo negador y extorsionador.



Si acaso fomentan los de abajo levemente. Con imposición de medallas, y financiación vergonzante de toneladas de pólvora por San Lorenzo. Cuando supuesta y presuntamente le quieren pegar fuego a esas dos palabras: SAN LORENZO, deleznando todo lo que significan representan y grafican, o sea, desde los aborrecibles subterfugios del subjetivismo mas cruel, descarado y superficial de su propia historia: que solo sería digna y presentable si la afrontaran cabalmente, con todas las consecuencias, en la realidad de los hechos históricos incontrovertibles, reconociendo las dos realidades sentados en una mesa de negociación; no es bonito para los que conocemos y para los que se van enterando en masa ver como los de abajo ocultan el magnicidio, queriendo hacernos ver que no ha pasado nada, y que nos inventamos la historia de una historia que nunca ha sido. ¡¡échale mojo!! O sea que, ¡¡manda lo suyo también!!. presuntamente. 



Como Ayuntamiento a los de abajo -respecto de lo nuestro- les ha quedado seguramente una conciencia que les reconcome, colectiva, de ansiedad y miedo al pasado, del que creen ver florecer una esperanza; que es cretina por ilusoria; instalada en la normal y muy conocida estupidez patológica. No requieren saber nada del miedo al miedo . Les horroriza tocar basuras con las manos antaño generadas. Están creídos de un futuro que les redimirá toda la existencia, ignorando lo que dijo Maquiavelo: Las guerras y ninguna confrontación se evitan aplazándolas. Si esperan ese futuro redentor, les anticipamos: es tan oscuro como el de Antonio Molina trabajando en el carbón.



Pretendiendo ustedes que lo que ya ha sido, es, como si no hubiese sido, espolean la tendencia hacía una pérdida del lenguaje real y legal que reduce al mínimo una experiencia verdadera y sin delito. Fomentando la profusión de auténticos analfabetos funcionales y hasta emocionales; también la infrautilización de la sociedad, que es igual en los dos ayuntamientos en este punto; pero mucho más la de ustedes que tiene amplios visos de no poder seguir reteniendo; mucho menos la nuestra que tiene muchísimo que reencontrar y disfrutar de lo que nos pertenece.





No quieran matar la Historia, señores de abajo, llevándose por delante además la libertad; Sí, ¡la muerte de la Historia supone indefectiblemente la muerte de la libertad y no tienen ustedes ningún derecho a manipular en ese diabólico amasijo esos conceptos sagrados y capitales para la mejor convivencia posible; dentro de la imposibilidad que ustedes desde esa casa crearon y no quieren corregir; sin comprender que así no “vienen” a ninguna parte de nuestros respetos y sentimientos.



Como vemos e iremos viendo la “enfermedad” de los caballeros de abajo es histórica. Se ha producido en la historia de llevárselos para las ``plataneras´´ (cementerio). Y porque les mata el remordimiento no tendrán sus historias subjetivas, y por lo mismo individuales, suficiente (vida) para ser totalmente curados como lo están demostrando sus posturas recalcitrantes y absurdas.



Esos hombres todos que han pasado por esa casa de abajo después de haber sido redactada la Carta Magna, han pretendido acompañar a su lujuria desatinada y equivocada de una dimensión metafísica idiota propia de los mediadores que quieren sisar el agradecimiento hasta de Dios y el cielo -porque lo de ellos es cogerlo todo por la fuerza- y en esa “elevada dimensión” ya no tiene sentido mirar atrás. Se endiosan y “cogen” lo que les da gana en situaciones propicias: de guerra, o en los grandes descalabros. Creen a pies juntillas que los únicos que existen realmente son ellos, viendo en todos los demás, seres inútiles, inservibles, y vanas sombras. Denigran y desprecian la historia, porque saben que la misma sirve entre para otras muchas cosas, para lo que también supone una promesa. La promesa-deseo, de escapar de un mundo viejo y corrompido hacia el horizonte de la verdad, al que deberían dirigir todas su energías los humanos bien nacidos y sin tripas en la cabeza.



Si hablamos de convicciones, de derechos y sentimientos de lo nuestro, en seguida se nos aplica lo que la iglesia y la derecha aplica a la Ley de la Memoria Histórica: ¡¡Están resucitando el fantasma del radicalismo!! ¡¡Bandidos!! ¡¡Inconscientes!!. Y así se etiqueta a la fracción resistente de <>, de <>. cuando Son ellos los que nos destruyeron el futuro. Cuando atrabancaron un ayuntamiento grande en un ayuntamiento chico ¡¡no tenían donde ponerlo!! Pero como les dijeron los cabecillas del momento, que ni le pararan bola al delito, dijeron: ¡¡pá lantre coño que para luego es tarde!!. Presuntamente.



No obstante como nuestro “guión” tiene como destinatarios a personas de carne y hueso, les exime quizás a los de abajo de emplear motivos existentes -como el que no quiere la cosa- en el acervo cultural de los Ayuntamientos, como la lucha entre el bien y el mal de referencias caballerescas (imposición de medallas, y ritos orientales) “fuego” a San Lorenzo. Para lograr una trama creíble y, al mismo tiempo que sea susceptible de crear en el público identificaciones incluso políticas.

Pero en vano intentarán buscar un elemento causal, ya sea religioso ó de otra clase, que vincule esos rituales con el pasado histórico. Este es un aspecto corriente en islas que su historia más conocida tiene sólo quinientos años con una amplia población de inmigrantes. En ellos el futuro puede llegar a desbancar incluso al pasado como vínculo de identidad.



Por todo ello están preparando en sus molleras -para cuando llegue el griterío propiciado por la segregación- identidades y legitimaciones que no se las creerá ni mi perro. Que irán siendo sustituidas por discursos neutralizadores, y amalgamas sesudas, culturales, unas, y mentirosas otras; casi siempre las canta el ladrón las primeras…las segundas las sufre el robado. Ya a la ayuda esa de su memoria tan “selectiva” la creerán un rasgo de fortaleza (equivocado claro) y que sólo ha funcionado y funciona como un elemento desviacionista para el acaparar, empujar, prensar, joder, y moler a lo grande.



No hace falta que nos acusen de embrolladores. Sabemos bastante bien que este escrito, más que un ensayo es un conglomerado metafórico-filosófico y si se quiere retórico-sofista. No en el fresco y lozano aspecto que da la historia recientísima en su contemporaneidad, sino en los modos de dicción y como está redactado. Todo ello lo reconocemos. Más, estamos dispuestos a ser cristalinos (lo cual sería montadoramente peor para ustedes) cuando ustedes digan aunque sea mu; mientras, tanto no cuenten con que nos ``abramos´´ al amor. No podemos decir que ninguno, pero sepan que son pocos los trucos que ignoramos. Así es que, déjense de estrategias e infantilismos, que por estos altos somos todos mayores de edad; con nuestros niños escolarizados, estudiando (ténganlo en cuenta) educación para la ciudadanía, ajenos a esa otrora educación de poner la otra mejilla. ¡¡claro!! Sin magistrados, sin justicia, sin fiscales, con la prensa fuertemente pagada y vendida, por consiguiente, sin absolutamente nadie que nos escuche. Es normal que alargados por los principales poderes cuenten cosas en los diarios que todo parecido con la coincidencia es pura realidad presuntamente, pero no se me pongan finos que con todo lo que dijo Olarte en el debate canario, de la justicia, lo mío es de niño teta comparado. Váyanse a incordiar con los de igual a igual para lo que no hace falta sino unos simples rozones. Supuestamente.

Esto se trata de memoria histórica pero también de; se trata también de un robo (delito de, y en todo tiempo: es atemporal porque es el tiempo quien pone los delincuentes) de millones de metros de tierras, con revólveres por medio; al más genuino estilo del norte americano, donde la injusticia brillaba cegadora por su presencia y la justicia por su total ausencia.

Dado que hubiera justicia porque son un montón de años ya sin dar la menor señal de vida; aquí hay un Viejo franquismo que tiene la justicia descartada ¡ya les queda muy poco para irse para el otro barrio ¡malo está ese desarreglo, pero yo, no se lo deseo. En esto del sálvese quien pueda, actúo tal cual: corro con un rigor vivo y si pongo campo por medio con tanta rapidez, es para déjale hueco a que los otros tengan pasos expeditos sin nadie delante.

¡¡Fiscales extraterrestres y del espacio exterior, les pido por su honor intervengan en las redes neuronales de sus desiguales terrestres, a suerte, de que les cree angustia el deseo de trabajar de oficio para librar de mano ladrona al Excelentísimo Ayuntamiento de San Lorenzo!!.



No hay comentarios: