viernes, 20 de mayo de 2016

Las garzas vuelven al Valle de Tamaraceite San Lorenzo



Estos días hemos podido encontrarnos con un grupo de garzas en las charcas situadas en los aledaños del camino Viejo de Tamaraceite a San Lorenzo. Es un espectáculo digno de admirar, sobre todo al caer de la tarde, cuando se las ve sobrevolar todo este ecosistema que tan poco cuidamos.

Las garzas tienen las patas, el pico y el cuello largo en relación al tamaño del cuerpo. En la mayoría de las especies el pico es también agudo y termina en una punta pronunciada. Estas aves emigran de las regiones árticas y antárticas, y de las altas elevaciones nevadas. Son más frecuentes y diversas en las regiones tropicales. En algunas especies hay poblaciones que viven todo el año en zonas tropicales sin vagar muy lejos de donde anidan, son sedentarias. En esa misma especie hay poblaciones que anidan al norte o sur de los trópicos y migran para invernar en zonas más cálidas.Hay algunas garzas que son esbeltas y las vemos paradas por el día, al descampado próximas al agua. Sin embargo, existen otras de hábitos nocturnos que son más activas durante las horas crepusculares y de la noche, aunque se les ve ocasionalmente por el día. Mientras que otro buen número de estas aves optan por vivir entre la maleza y pasan desapercibidas la mayor parte del tiempo. O bien porque no salen a donde se les pueda ver o porque su plumaje es un excelente camuflaje.En su comportamiento, las garzas demuestran afinidad al agua, sea dulce, salobre o salada. Casi todas, hay excepciones, pasan la mayor parte del tiempo próximas o dentro del agua; en la orilla de los lagos o ríos, en la costa del mar, en los pantanos, en los campos de cultivo inundados u otro hábitat donde hay agua. 

Normalmente las garzas anidan una vez por año, aunque algunos miembros de algunas especies intentan y logran criar dos veces por año. El nido de todas ellas usualmente es construido de ramas o hierbas que entretejen a las ramas de un árbol, arbusto o entre la hierba alta que crece próxima a los ríos y lagos. No es un nido muy elaborado, más bien de construcción rudimentaria. Algunas garzas anidan solitarias, otras en colonias de su propia especie o de varias especies de aves. La nidada varía de uno o dos huevos hasta siete u ocho, es posible que hasta diez. Los pichones nacen desplumados o con muy pocos plumones y dependen totalmente de los padres.

Todas las garzas son carnívoras. Casi todas son pescadoras, el resto son de hábitos insectívoros. Aunque todas ellas demuestran estar muy dispuestas a variar su dieta si algún anfibio u otro animalito apetitivo cruza su camino. Hay algunas especies que con frecuencia complementan su sustento con los pichones de otras aves.Les invitamos a que disfruten de ellas caída la tarde. Les parecerá estar en otro lugar del mundo, o retornar al pasado en esta misma área donde era habitual verlas en esta época.

Fuente: damisela.com

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No son garzas, son unas aves un poco más raras en la isla. Son cigüeñas blancas (Ciconia ciconia).

José A. dijo...

La cigüeña blanca tiene el pico más grande. Indiscutíblemente son garzas.

Anónimo dijo...

Yo también digo que son cigüeñas blancas por eso contraste blanco y negros tan marcado, al menos los dos individuos del centro de la foto que están cerca el uno del otro.

Artropodolandia Bichos dijo...

Son cigüeñas, ya que no son ni Garceta común, ni Garza real ni Garza imperial que son las que podemos ver por Gran Canaria. Enhorabuena por la foto, son muy difíciles de ver. Un saludo

Anónimo dijo...

Buenas
Son 3 cigueñas blancas,especie que se se ve casi todos los años en migraccion en Gran Canaria.
Se ve claramente que son 3 cigueñas blancas.
Si fuese una garza real que no lo son,serian de colo gris,si fuese una garceta comun que no lo son,serian totalmente blancas con el pico negro.
Una maravilla que se vean las cigueñas en esas charcas.

Maria dijo...

Yo subo y bajo a diario por esa zona. Hay muchísimas cigüeñas. Es muy bonito verlas