jueves, 11 de agosto de 2016

Cruz Roja distribuyó 357 toneladas en la provincia durante el pasado mes de Junio

Por Antonio Domínguez
¿Es que esa comida no se la pueden auto producir las personas cultivando y criando animales? La vergüenza llega a extremos de llamarles: federación de bancos de alimentos (así en plural), Cruz Roja, expertos en nutrición de los ministerios; en vez de llamarles “Unidos contra el hambre” andan con circunloquios eufemísticos para ningunear el hambre = la jambre que es peor, o… lo mismo. Es el caso del señorito venido a menos cuando la padece, la disimula con afeites y trajes re planchados. Estamos en las últimas, pugnando salir por la fachada y no es poco considerando la gran marea humana.

A mí no me parece mal que se alimente a niños madres y a embarazadas; pero qué necesidad hay de envilecer a un hombre de pelo en pecho, si es que está todo el campo tirado criando hierbajos. Para mí que Europa prohíbe la agricultura. Al darles esto vergüenza a estos aquí, nos dicen en mudas lenguas que llenar la despensa es lesivo para los endemismos; por lo que tenemos que ser salvados por: “unidos contra el hambre” ¡con perras prestadas se manejan! y de la unión son (las perras).

 Ya les debemos un billón seiscientos mil millones. Mas del noventa por ciento se creen gallitos en el corral; más que eso se creen todo lo que les dice la tele (periódicos a Dios gracias no leen). Desde luego, qué fácil es gobernar un pueblo en el que cada ciudadano tiene un equipo en su vida. ¡¡¡Ayúdamelo a coger que es varón!!!


No hay comentarios: