domingo, 7 de agosto de 2016

Museo Tino Torón

Por Antonio Domínguez
El artista nace y se “enseñorea” de todo lo creado , ejemplo: Tino Torón; un artista es del todo diferente. No tiene porque saber pintar, esculpir, cantar ni andar sobre una cuerda etc. etc. El gran maestro se hace en el encerramiento y trabajo continuo; se embrutece hasta el punto que no hay sino que recordar las caras de mulas acémilas que tenían Rembrandt y Goya  ¡¡No estaban para gaitas y monsergas del convivir!! Están todavía de atrasados, los que se creen artistas, todos ellos socialmente (los grandes maestros), como si pintaran ahora Altamira. Picasso fue un poco tonto y hubo  quien se cortó hasta las orejas.
Si usted solo cree en lo que le predican y no es capaz de bajar a observar estas simplezas tenga la hombría de sentirse poco agraciado o desgraciado intelectual; no adopte risa nerviosa en su cara de tolete puesta en asombro.
Tiendo  yo a la floritura y lo participo, lo participo ya, para obligarme yo mismo a no entrar en superficialidades, porque voy a hacer mi nota desde mi con gloria con el artista Tino Torón. Digo con gloria como si dijera congratulación y como si sintiera una parte muy importante de San Lorenzo: lo que siento por Tenoya … siempre sentí amor por Tenoya a través de mis años y solo me quedan tres referentes humanos entre otras personas que he conocido más tarde, que son José Juan medina, angelino y Tino. Por eso cuando veo a Tino me siento ancho. Tanto como si nadara en su presa de los Gonzales, degustara las deliciosas tapas de sus bares, compartiera sus divertidos bailes, disfrutara sus compadriles giras, departiera con sus alegres habitantes, salivara su tremendo pan (casi como de pueblo pirenaico) como si me recreara en sus barrancos o en sus acogedoras construcciones. ¡¡¡Me gustaría vivir en Tenoya coño!!!
Todo lo que se pueda explicar expresado matemáticamente o no se pueda expresar lo siento cuando recuerdo o estoy con Tino.
Se lo escribí en el libro de reflexiones  el día  que inauguró su museo: artista no es un gran pintor, eso, es, ser gran maestro de la pintura y hay que tener condiciones, pero, eso se puede aprender dedicándole una vida. Artista solo se es tocando todas las disciplinas; eso conlleva algo muy importante, a saber: cuanto toca, lo toca como el artista que nació; si está en los sanfermines o en medio de una partida de toletes cantando penarte a tirar el cafetín al suelo, él desprende un mirar que le delata como a artista; en el postureo y posturas ante el devenir delata que es un artista; en el caminar, delata que es un artista; echándose un ron, un café o una infusión, delata que es un artista. Un artista es esto y aquello; violento y manso. Ilustrado y practico. Ángel y diablillo. Tremendista y recatado. Amo y esclavo. Ser artista en tiempos de la caverna era ser el más listo de la tribu la cual esperaba para que le solucionara lo del anzuelo, lo de la punta de flecha, lo de la trampa efectiva para cazar.
Observe que el arte se aleja de todo gran maestro pintor y escultor y es porque en poesía, música etc. las diferencias las marca el gusto y capacidad del receptor: acepción sea hecha de Picasso que le inflaron el valor nominal de sus cuadros sus florecientes amigos parisinos. Ejemplo: si manolo viera tuviera un amigo magnate banquero , que pagara mil millones por su chaleco; el chaleco de manolo viera del bolichazo se queda en mil millones de euros que, si se subastara se llenaba la sala de magnates celosos-envidiosos y a saber cuánto alcanzaría la subasta del chaleco. La pintura de Picasso y el chaleco de manolo, por consiguiente ahí se andan.
En el mundo del famoseo pasan cosas increíbles. Hay un montón de individuos injertados en becerro llamándose artistas como si ello fuese cualquier cosa. Artista fue Leonardo da vinci porque “caminaba” como artista y por su cariz polifacético viviendo el arte. Como hemos dicho un artista lo es noche y día. Lo mas que se parece a Leonardo es Tino, que hace todo lo que hacia él y mas-; aunque muchísimo mas modestamente. Pero no sé yo si tino no hubiese tenido familia como en el caso del italiano ¿Dónde había llegado? Le aclaro que miguel ángel fue un portento de la escultura y la pintura que de haber sido un artista enamorado de la belleza en general no hubiese podido dedicarse a la gran maestría que le hacía falta para sus sueños por lo tanto artista este tampoco es. Esas maestrías se pueden conseguir en cualquier dedicación; hasta echando un casquete, pero, no se es artista por ello. Ser artista es algo de nacimiento, y, a ver cuando aprendemos a manejar conceptos y no mas reírnos de personas que, durmiendo saben más que nosotros. Tenga en cuenta que la universidad no le curó su estupidez, su farruco proceder, echado para adelante . la universidad te jodió cinco años para enseñarte una  disciplina y si quieres otra te jode otros cinco. ¡tendrás razón en cuanto digas en esas dos disciplinas ¿y en las demás que? … lo mismo que los chiquitos …
Quedamos pues que Tino Torón es un artista y chirino un gran herrero, porque camba hierros muy grandes; que si hierros pequeños fueran, herrero y va que chuta. Para los mega sabios que ignoran estas mínimas cosas, tienen mi compasión. Juro por Dios que no puedo hacer mas nada por ellos.
Tino, todos los momentos del acto salieron extraordinariamente bien, porque en él al completo la gente era gente en todos los sentidos: educada, formada y tu museo estaba muy trabajado; una inmensidad de trabajo metida en él.
Te sugiero que te vayas una semana a Tenerife con tu esposa: a comer carne y a dormir-, para repararte de ese estrés criminal que has acumulado en último tiempo. Mientras cumplas este requisito no pienses en tu museo. El futuro después de haber llegado a tu gran meta será todo rodado, ¡pero cuidado! Hay que descansar hasta que se borre ese vago dolor de cabeza para que puedas ser feliz con tu logro.
Yo sí que te deseo felicidad y tranquilidad Tino.

1 comentario:

Tino Toron dijo...

Antonio: Sin esperarlo y de sorpresa he leído tu profundo comentario, del que de una manera das tu sincera opinión, tanto en el libro del museo, como públicamente, aunque en la realidad soy tal soy, Tino.

Muchas gracias colega.