martes, 2 de agosto de 2016

El primo de Godzilla habita entre pinceles

LPDLP. Christian Afonso

El lagartario que está proyectado para el parque de Tamaraceite Sur servirá para recrear, en mejores condiciones, el hábitat natural de los lagartos gigantes de Gran Canaria. Hasta entonces, muchos ejemplares siguen poblando los espacios sin urbanizar del barrio, con la amenaza que supone para ellos.
Cerca de la casa del pintor Paco Sánchez en Tamaraceite existe una población de lagartos gigantes de Gran Canaria (Gallotia stehlini) que viven entre los muros agrícolas de los solares. Los reptiles se han convertido en una debilidad para el artista que, pese a que no los utiliza como musas, sí admite que le hacen compañía. El primo de Godzilla vive entre pinceles.
Estos animales pueden llegar a medir 80 centímetros, de cabeza a cola, lo que les convierte en la especie de lagartos gigantes más grande del Archipiélago. Por la casa del creador, algunos ejemplares superan los 60 centímetros, aunque la mayoría eran de tamaños más modestos, quizá más jóvenes.
Algunas crías, según el artista, han llegado a colarse en su vivienda. "Trepan por las paredes del solar contiguo y se meten por la puerta de la entrada", apostilla antes de añadir que él mismo se encarga de "cogerlos con cuidado y devolverlos al estanque". Por allí, entre cardones, maleza y pequeños árboles vivirán en un entorno más adecuado con su hábitat, aunque la proximidad con el núcleo urbano es muy peligrosa para su supervivencia.
Por este motivo, todos ellos serán reubicados en el lagartario que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria pretende construir en el parque de Tamaraceite Sur. Este espacio tendrá unos 27.000 metros cuadrados y en él se podrá contemplar cómo viven los lagartos endémicos de la Isla en su propio ambiente. Algo que, para Sánchez, es "una buena noticia", ya que considera de gran importancia "la protección de los animales".
"La gente les da de comer demasiado", explica el artista. Por el viejo estanque de la carretera general de Tamaraceite, que ahora está parcialmente relleno, se ven restos de verduras, hortalizas y pan que los lugareños ofrecen a los animales. "Parece que ya no les dejan dar de comer porque Medio Ambiente así lo ha decretado", prosigue Paco Sánchez, "pero la gente aquí les sigue alimentando, porque nadie viene a reprenderles". Otra amenaza para los reptiles son los vehículos. Debido al aparcamiento vecinal que ocupa parte del viejo estanque, muchos ejemplares han visto alterados sus espacios. Sánchez puntualiza que algunos de ellos "incluso han muerto atropellados", porque no fueron "lo suficientemente ágiles para huir de los coches cuando estos se ponen en marcha". Al pintor también le preocupan los niños y adolescentes que se dedican a lanzarles piedras. Más de 4.500 lagartos gigantes de Gran Canaria han sido rescatados del barrio de Tamaraceite en los últimos tres años.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hay montones de lagartos en los solares ,de tamaño considerable.
Delante de mi casa hay un solar y se ponen en la acera a tomar el sol,aunque este año son algo más pequeños.
Los que había antes que eran enormes,hace dos años un tractor supuestamente enviado por el ayuntamiento ,se encargó de remover la tierra de los solares que bordean mi calle y las colindantes y aplastaron a montones y les cerraron con tierra las salidas que tenían debajo de la aceras.
Cuando salí advertir al chofer ,me dijo que no era asunto mío y que él solo cumplía con su deber.
Así que mucho terrario y mucho rollo,pero el ayuntamiento es el primero que se ha cargado conscientemente muchos ejemplares.
Medio ambiente prohíbe que se les dé de comer,pero ellos se encargan de cargárselos literalmente.