jueves, 4 de agosto de 2016

Pensando la ciudad se encumbra ir para su gloria en los actos fundacionales y en peso, todo para el cielo.

Por Antonio Domínguez
Les felicito porque no nombraron al excelentísimo Ayuntamiento de San Lorenzo, como perteneciente a Las Palmas (han demostrado exquisita prudencia y cuidado). Siempre hay un pero. Hay un par de cosas simpáticas. Se acuerdan del asalto de Van Der Does en 1500 y del robo en las casas consistoriales en 1842 y no se acuerdan de lo que comparativamente fue la semana pasada ¡¡¡es que nos robaron ellos nuestras casas consistoriales en peso; los que se quejan de que le faltaron cuatro deyecciones en sus cubiles y hasta se acuerdan cientos de años después!!! Dicen que nos quieren refrescar la memoria ¡¡se lo agradezco cristiano!! A San Lorenzo no le queda ya ni un papel.
Dice dar respuestas –acertadas o no- a los retos de cualquier etapa histórica, incluida la actual; esto es dar respuesta ninguna y cosa de huevos bravos. Yo llevo toda mi vida –gran parte en tiempos de Paco Franco- “llorando por las esquinas la pérdida de mi municipio” y nadie replica. Claro, para no airear el delito y los fiscales de oficio, las leyes y los periódicos sigan rascándose el apepinamiento; que semejante asunto hasta apepinados les pone: el cerebro.
Nunca Las Palmas tuvo decadencia, después de la incautación. Era San Lorenzo el ayuntamiento que mas comida producía en toda la isla.
Me parece muy bien que el reto que tiene hoy ante sí el ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria pase por una redefinición ADAPTACIÓN a sus señas de identidad; que no tienen nada que ver con las de San Lorenzo; y ahora en los tiempos actuales, tener la hombría y honradez de devolvérnoslo (ya que justicia no hay).
Dice que sus raíces en el mestizaje y en el cosmopolitismo con el que nació: una ciudad de conquistadores, y eso, es tal verdad: ¡que se lo pregunten a los sanlorencinos! Dice que la ciudad es un monstruo vivo: que se lo pregunten también a la gente de San Lorenzo como se los merendó.

Dice que Las Palmas de G.C. necesita hoy, no sufrir oposiciones ni resistencias que le impidan progresar en las próximas décadas. Pero ¿Esto qué es? ¿Es que se van a agenciar Telde por el sur y a absorber Arucas por el norte? Y ¿estañarse a Teror por el centro? En el no querer sufrir resistencias que les impidan progresar ¿esperan otra guerra y después del conejo ido aprovechar para robar Telde Teror y Arucas: presuntamente. Este es el machete cubano al que yo siempre temí -que no es capaz de respetar ni a la virgen del cobre-: a las revolturas, que, a la voz de por Dios, España y su revolución social y sindicalista, es imposible saber a dónde van a parar esas grandezas de salvación de país y cuarenta millones en número masa. Si supieran el riesgo que se está corriendo. Lo digo desde la ignorancia; ignoro la garantía que pueda dar Europa de no alzamientos para movimientos y total leche… adiós a los ayuntamientos que a la sazón sean robados, por otros, vecinos (si Europa no acude). Como colofón a este apartado, me hago una pregunta: ¿Quién será el ilustrado que escribe estas cosas en TBO? Yo también estoy de acuerdo en que el pueblo es tonto, aunque usted no lo dice, ¡¡hay que ver como omite la verdad a reventarlo!! No se puede hacer el ridículo escribiendo a tumba abierta para hacer morir de vergüenza ajena a los cuatro que pueden medir el tamaño de los disparates que usted dice… hombre. Menos echársela y mas compromiso deontológico, del que su comicidad presume. Acuérdese que ya no escribe para el Paquismo. Está obligado a decir y hablar de San Lorenzo en esta libertad de expresión y no andar huyendo de ella profilácticamente creyendo que de un momento a otro se va al carajo. Si es así y no puede dejar de presagiar tormentas, váyase a su casa y escóndase en la habitación del patio. ¡No sea ventajista, presuntamente! O dedíquese a escribir de personas que de pobres llegaron a millonarias y viceversa, o que fueron a la cárcel y hoy están recuperadas. Ahí no tendrá problema. No pretenda hablar de asuntos con verdadera sustancia y encima de aquella manera, su manera, y sin que nadie le tosa, atrevido.

No hay comentarios: