jueves, 17 de noviembre de 2016

Canje de parcelas para liberar el Canódromo

C7. El Ayuntamiento está barajando la posibilidad de plantear a Realia un canje de parcelas a cambio de liberar el solar del Canódromo. El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, considera que puede ser una buena salida para satisfacer las demandas vecinales sin dejar de cumplir las sentencias que permiten la urbanización de la zona.
El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está analizando en estos momentos las implicaciones de la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que legaliza la urbanización del Canódromo -con dos torres de quince plantas y 120 viviendas- dentro del marco del Plan General de Ordenación del año 2000. Aunque de momento no hay nada decidido, uno de los posibles escenarios que se barajan en el servicio municipal de Urbanismo es plantear a la empresa Realia un canje de parcelas que permita mantener la urbanización en otros puntos de la ciudad, a cambio de liberar el suelo de Schamann previo derribo de la torre que se erigió en 2009.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, aseguró que la propuesta no se ha planteado a Realia de manera oficial, pero considera que puede ser una buena alternativa que conjugue el cumplimiento de la sentencia del TSJC -que abre la vía a la urbanización del solar del Canódromo- y las aspiraciones de la asociación de vecinos Ciudad Alta (Avecalta), que siempre ha planteado la necesidad de esponjar esta parte de Schamann, que ya está colmatada.

«Estamos dispuestos a llegar a un acuerdo siempre que sea beneficioso para la ciudad», expuso Doreste, quien apunta que en la zona de Tamaraceite Sur aún queda suelo de titularidad municipal que podría formar parte de una posible negociación con la empresa Realia.

El concejal de Urbanismo no se privó de dar su visión personal del proyecto urbanístico del Canódromo: «No me gustan esas torres, por mí las tiraría».

Por su lado, desde el Partido Popular se insistió ayer en que la sentencia del TSJC «es una buena noticia para la ciudad ya que por un lado confirma la legalidad y la correcta tramitación y gestión que la corporación municipal de aquel entonces desarrolló en el Plan Especial del Canódromo, con el que el distrito de Ciudad Alta ganó un importante pulmón verde, conocido como parque del Canódromo, para los barrios de la zona; y, por otro lado, defiende los intereses generales de la ciudad, al evitar que el Ayuntamiento tenga que pagar indemnizaciones por un ordenación urbanística en el distrito que el tiempo ha demostrado que ha supuesto mejoras y ventajas para los vecinos».
Licencia. En lo que respecta a la licencia de obra, el Ayuntamiento está analizando en estos momentos si la licencia de obra está vigente o no, después de la sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 que estimó parcialmente el recurso de la asociación de vecinos de Ciudad Alta contra la vigencia del permiso, tal y como adelantó en su edición de ayer CANARIAS7. En todo caso, el concejal de Urbanismo aclaró que en estos momentos, y puesto que el Canódromo ha sido aceptado dentro del Plan General, no se podrían oponer a la concesión de una licencia si Realia lo pide.

No hay comentarios: