jueves, 17 de noviembre de 2016

EN RECUERDO DE DON FRANCISCO CABRERA. SEGUNDA PARTE

Por Antonio Domínguez
Según un tebeo de y en esta deyección de mosca, mas de 40 cargos electos del cabildo apoyan que Risco Caído es un espacio sagrado. Y que contribuirá (eso lo digo yo) a la total desaparición de la agricultura; admitiendo que queda agricultura y no es poco admitir. Se salvarán los de la tienda , el que alquila el burro y el del ventorrillo; los demás tendrán que salir echando chispas.
Se declara que Risco Caído afecta a 27.300 hectáreas. Y tiene la cara especial de decir que, “supone un avance de primer orden en el consenso para materializar un desarrollo rural sostenible. si padeces de la próstata estás condenado a no poder estar en paraje a la sombra en los municipios “protegidos por el cabildo” –enajenados- : Tejeda, Gáldar, Artenara, Agaete …  porque si la sacas a orinar en cualquier punto de esos sagrados sitios ¡¡irás a la cárcel!! ¿Qué no te harán si te pescan desbrozando para cultivar?
Cuando hace 500 años llegamos aquí ¡Ave María! Si llega a haber móviles para filmar  la horribles matanzas más grandes que la de Acentejo. Aquí que es llano y no había donde esconderse del trabuco; por eso se teñían los barrancos de sangre, según los cronistas. ¡¡Cómo serían de escalofriantes esas matazones de haberlas podido grabar. Para no salirme de la realidad a fuer de que lo pague mi estilo, fue una realidad que llegamos aquí con trabucos, espadas y pistolones y eliminamos cuanto tenía hálito de vida a nuestro paso y las tierras conquistadas las convertimos en fértiles campos de cultivo; y ahora nos la cogemos con guante de seda, respecto de los ejemplos únicos de la cultura prehispánica toda ella derruida.
Abandone el autobombo del asesino, hombre, caramba. Tenga un poco de vergüenza invasora. Como la tengo yo ; que se me viene la cara abajo cuando pienso en el holocausto ofrenda a Dios que hemos hecho aquí; ofreciéndole el muerto al paraiso, cada vez que aflojábamos un tiro, para a nuestra muerte –¡encima!- ir al cielo. Tiene Cojines.
Hay un caudal de interrogantes asentados en la investigación universitaria canaria al respecto del fango, cieno achocolatado que es la política; todo ello sin salida, porque todo el que desde entonces (la conquista) ha rechistado, “se le ha segado el pescuezo”.
Cuando hay ingenios de medida que capturan una millonésima de milímetro, se miran en una cueva asquerosa para tener pábulo a desgraciar 27.300 hectáreas; con la garantía del todo atado y bien atado –no de Franco- Sí de algo mucho mas grande: ¡¡la Unesco!! ese enemigo universal del progreso en el tercer mundo (no el de sus colegas, amigos “socios”)  
La idea de rentabilizar el pasado mas remoto en la cumbre, no es limpiar el camino a la cueva; es dejar ganadear y quesear la leche.
San César Manrique –en cuanto hablaba, hacía y decía- se refería a su isla seca sin mas posibilidad que el turismo; por eso quiso vincularla y la vinculó a la cultura: ese cajón de sastre. Los Lanzarote , eso lo respetan y atienden como a salvaguarda legal; ¡y es lo que mejor les va! … Gran Canaria es otro mundo natural muy distinto; donde se regaba y se cultivaba al cien por cien. San césar no iba al surco. No pretendan valerse de un embellecedor de charcos y cuevas para tomarle aquí como ejemplo; valedor de sus disparates para decir: “lo dijo César” ( … ).
Dice ese talento desparramado arriba mencionado: “El despoblamiento del territorio cumbrero es uno de los mas grandes enemigos”; queriendo decir que le faltarían las figuras al gigantesco nacimiento que quieren hacer de la cumbre. Eso, es mentira, porque llevan un siglo mal cargados con los pobladores de la cumbre ¡No quieren ahí gente ni animales! ¡No quieren ahí vicho viviente!; en lo que va a ser una inexpugnable, intrincada selva amazónica; que se tragará casas, cuevas y lo que constriña. Así las cosas, entonces, dirán todo lo contrario: “ Hay que limpiar la cumbre para la lucha contra el incendio. Le endiñarán terrible factura de limpieza al minifundio –el mas grande de veinte metros cuadrados por dividido en heredamiento a través de generaciones- que por abusiva no pagará. Se la quedarán por impago; y al que con fuertes facturas –recuerden la cuantía de las multas cabildicias-  o trampas no le puedan arrebatar su cacho-tierra ¡No importa! El tiempo es eterno, ya morirá.
Eso de que el campo ha sido sustituido por la búsqueda entre los jóvenes de nuevos horizontes profesionales al acabar los estudios universitarios, es mentira conveniente, en tanto qué hay un 60% de jóvenes en paro; o sea, en la playa, con la pantorrilla derecha teñida de verde y en bermudas floreadas; su único trabajo: traer las bolsas de comida desde los bancos de alimentos.
¿Cómo quieres inocente, rejuvenecer la población con iniciativas agrícolas en un territorio tomado por el cabildo, ecologistas y medioambientitos que, por si fuera poco están apadrinados por la Unesco?.
Es verdad no cabe duda que en el cabildo sueñan con que la aniquilación de las practicas campesinas supongan un revulsivo modulado, no una revolución ni un shock. Lo que quieren hacer en Tejeda son las mil y una noches. Un belén viviente de figuras humanas dirigido por EL  BELENISTA. Aunque -si pudieran- echarían a la gente y pondrían figuras de corcho; que nunca se mueve de su sitio y nada demanda.
Parece mentira, pero, cuando Franco aun era niño, el cabildo, en el año cincuenta, le echó el ojo a la cumbre y se lanzó a por ella, al grito de: ¡¡esta teta es mía!! Compraba y pagaba las propiedades; pero hace ya mucho tiempo cogió por la vega de en medio, es decir, por el camino de las putadas además de las multas millonarias por quítame allá una macolla de yerba no mayor que vello en pecho presuntamente; y no dejando limpiar terrenos generación tras generación; pasarán las tierras a ser propiedad cabildicia. Sólo gastarán un folio en cada expediente de dominio, ¿o, lo harán de la cumbre completa en cuatro folios?


No hay comentarios: