lunes, 13 de marzo de 2017

Pidan y recibirán

Por Luis C. garcía Correa
¡Pidan y recibirán, y tendremos, daremos y llenaremos la vida de felicidad!
Quien pide recibe, quien da comparte, y quien vive recibe y comparte. Eso es la vida. Y en eso creo.
Vivir es una maravilla, si tiene contenido, lo contrario es vivir en vacío, camino del olvido.  Y en eso creo.
Nos recordarán y nos recuerdan por los hechos, no por los dichos.
Hacer el bien y repartirlo es llenar la vida de contenido.
Quien vive para sí sin pensar en los demás, es caminar por el páramo de la soledad, camino del olvido, y sin dejar rastro, sino el vacío, de olvido y soledad.
Llenar la vida de cometido es el fin para el que he nacido, y para el que hemos nacido.
¡Pidan y recibirán, y los hechos serán ciertos, necesarios y verdaderos!
¿Qué debemos pedir, y pido? La felicidad en la libertad.
¿Por qué? Porque la vida son hechos que, o son felices, o infelices, dependiendo del comportamiento, y hasta del apasionamiento.
Vivir apasionadamente enamorado de la honesta participación, nos debe llenar, y me llena, de felicidad en la libertad.
La felicidad en libertad es el mayor logro a conquistar para vivir en estado ideal.
¡Pedid y recibiréis! ¡Pidan y recibirán! Y alcanzaremos el paradigma de la vida: la plena felicidad en libertad, si cooperamos con el mayor amor, prontitud y desprendimiento al amor de y a los demás. Es mi gran experiencia y vivencia.
¿Qué es el amor de y a los demás?  Ayudar.
¡PIDAN Y RECIBIREM MÁS DE LO QUE NECESITAMOS SI COMPARTIMOS HONESTAMENTE CON LOS DEMÁS!
¡LA FELICIDAD ES COMPARTIR EL BIEN PIDIÉNDOLO, VIÉNDOLO Y HACIÉNDOLO EN LIBERTAD!
Pidan y recibirán lo que han dado, que regresa a toda velocidad.
Pidan y recibirán el amor que han compartido y repartido.

LA FELICIDAD ES COMPARTIR EN LIBERTAD. Así lo creo, así lo vivo y así lo digo.

No hay comentarios: