miércoles, 18 de julio de 2018

“¡CAMBIOS EN LAS ESTRUCTURAS FAMILIARES Y SOCIALES!”

Por Luis C. García Correa
Los cambios en la humanidad suelen ser frecuentes de acuerdo a las circunstancias que nos rodean y permitimos que nos dominen.
El progreso es aumentar en lo bueno, no dejándose arrastrar sino dominando a lo que pretende dominarnos.
Los progresos más notorios de la actualidad son: la tecnología, la globalización y la libertad.
¿Qué de bueno, entre otros, nos ha traído la tecnología?  La información fácil, rápida y generalizada. Todo lo relacionado con la informática: los ordenadores, el móvil, las investigaciones aeroespaciales, los avanzas en la astrofísica…son progresos y cambios en la sociedad. Siempre y cuando lo veamos y vivamos como un medio y no convirtiéndolos en un fin.
¿Qué nos ha traído la globalización? La fácil y rápida intercomunicación, eliminando barreras y fronteras, y acercándonos a la humanidad.
¿Qué nos ha traído la libertad?
Antes diré que es, para mí, la libertad.
“¡La libertad es la posibilidad de elegir entre el bien y el mal!”
Nunca antes hemos tenido la fácil oportunidad de ser libres, y, desagraciadamente, nunca antes la hemos desaprovechado tanto y tan mal usado.  Lo que nos disminuye la felicidad y la propia libertad.
“¡Con la libertad conseguimos eliminar la esclavitud y aumentar la felicidad!”
¿Qué cambio hemos sufrido en las estructuras personales, familiares y sociales? El aumentar la esclavitud (la gran contradicción de la actualidad), y el reducir la felicidad como la propia libertad.
Confundir y sustituir un medio con un fin, nos lleva, irremisiblemente, a la esclavitud.
De los mayores esclavizantes del momento son: el móvil, el coche y la moda.
El móvil es un medio de fácil y rápido de comunicación y no un fin que nos esclaviza, destruyendo la intercomunicación personal, y llega a perturbar y transformar lo normal en anormal.
Hay jóvenes que prefieren masturbarse viendo pornografía a tener una relación personal.
La esclavitud al móvil está arrastrando a la humanidad, en especial a las personas faltas de valores morales, éticos o religiosos, en auténticos esclavos sin la menor libertad.
Hay quien quién va por la calle viendo y oyendo el móvil sin mirar por dónde camina. Algunos hasta con riesgo de sus vidas en los pasos de peatones.
El coche ha esclavizado, en especial a las personas con pocos recursos económicos. Sacrifican necesidades personales y familiares, pero tienen el coche.
¿Qué cambios ha sufrido una parte de la humanidad? La desestructuración familiar, la violencia de género, la sustitución de valores morales, éticos y religiosos por la materialidad.
Estos cambios en las estructuras familiares acarrearán graves problemas y aumentarán otros, con graves peligros a las personas, a las familias, a la vecindad, y la honesta participación en las necesarias uniones.
Hay generaciones que no han recibido la educación familiar, por salir sus padres en la mañana y regresar en la tarde, dejándolos solos si tener la información familiar en los momentos cruciales para saber interpretar las circunstancias que se les dan.
El ser humano está sometido a los ataques del mal, y la falta de educación los hace débiles por no tener la educación y explicación de esas circunstancias de acuerdo a la experiencia maternal y paternal.
El coche y el móvil han pasado de ser un medio a un fin. Lo que origina entrar en el grupo de los esclavizados sin necesidad.
Nuca tiempos pasados fueron mejores, pero también las personas y las sociedades se enferman, con el riego de vivir peligros sin necesidad.
¿En qué ha cambiado la estructura familiar y social? En sustituir un medio y convertirlo en un fin.
El coche y el móvil son dos magníficos medios y no un fin. Confundirlos y sustituirlos nos convierten en esclavos sumisos a los poderes perversos que aumenta su riqueza en medios, poder y dinero.
¿En qué ha cambiado la sociedad actual? El no saber y no usar, correctamente, la libertad.
El progreso no es tener sino saber aprovechar y usar, correctamente, los adelantos y no convirtiendo en un fin lo que es un medio, fortaleciendo la libertad y aumentando la felicidad.
¿En qué hemos cambiado?
“¡¡¡Convertir un medio en un fin es perder libertad y felicidad, y convertirse en un esclavo más!!!”  En eso, fundamentalmente, hemos cambiado.

No hay comentarios: