miércoles, 20 de marzo de 2013

El Alcalde Cardona visita el Cairasco de Figueroa.


Tomás Galván Montañez.  El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona, visitaba durante la mañana de hoy el instituto Cairasco de Figueroa de Tamaraceite, centro que como él mismo confesó, fue «suyo» cuando cursaba primero del desaparecido BUP.

Con optimismo y desenvoltura ante los jóvenes de bachillerato, el alcalde empezaba con un tanteo de expectativas de cara a los próximos años: «¿Qué piensan del futuro de Las Palmas de Gran Canaria?», espetó curioso. El auditorio se tiño rápidamente de manos que auguraban un pésimo porvenir. Otros, en cambio, apostaron por un sí rotundo en la mejora de la ciudad y de su óptimo futuro como tal; fueron estos últimos quienes, obviamente, contaron con el beneplácito del cabeza visible del consistorio: «Pensar en un futuro positivo de nuestra ciudad no es erróneo; si queremos conseguirlo, tenemos que prepararnos y trabajar –refiriéndose a los jóvenes-. Todos tenemos que hacer bien nuestra labor, y ustedes, jóvenes, tienen que formarse y dominar los idiomas. Solo así mejoraremos nuestras posibilidades», afirmó.

Cardona reconocía el evidente pesimismo extendido en estos momentos, debido al desempleo y las circunstancias actuales; hechos que, según él, no deben ser impedimento para afrontar «con optimismo» el futuro que les espera a los ahora estudiantes.

Así, el alcalde señalaba el crecimiento de la economía en África como clave en la mejora económica isleña, puesto que, según él, permite la demanda de empresas de la isla, o bien que elijan Las Palmas de Gran Canaria como núcleo para instalar las suyas, fomentándose, así, el crecimiento de la economía local. Además, es una ciudad «abierta a todos y puente entre Europa, América y África. No podemos desaprovechar estas oportunidades», aseguró

Como punto fuerte de la recuperación económica de la zona, el alcalde reconocía el liderazgo de la Facultad de Ciencias del Mar en cuanto a las investigaciones y estudios para obtener energía, por ejemplo, de las olas. Además, señalaba el nivel «altamente competitivo» del puerto de la capital, que mueve al año alrededor de 300.00 cruceristas, como él mismo comentó. «Esperamos que en el 2015 sea un millón».

Cardona aprovechaba para reconocer las mejoras de los servicios públicos en la ciudad y la reciente restructuración del servicio de guaguas municipales, que hace de Las Palmas de Gran Canaria una ciudad «acogedora, accesible y líder».

Tras terminar su intervención, el alcalde permitió a los jóvenes presentes hacer alguna pregunta. Todas ellas, relacionadas con la actual coyuntura económica y las perspectivas a largo plazo, fueron resumidas en el que puede concluirse como lema del encuentro: «Fórmense, tengan voluntad y sean optimistas. Las Palmas de Gran Canaria, les espera».

No hay comentarios: