lunes, 18 de marzo de 2013

Tamaraceite sigue "temblando"

Ya comentábamos días atrás el "miedo" de algunos vecinos, incluso de la Montañeta,  por los temblores de tierra que venían sintiendo desde que comenzaron las obras de urbanización de Tamaraceite Sur.
Nos quedaba el beneficio de la duda de que pudieran ser movimientos sísmicos debido a la naturaleza de nuestra tierra, pero nada más lejos, la culpable, una compactadora que mete el miedo en el cuerpo a más de uno. Sobre todo de aquellos que viven en edificaciones antiguas que no tienen vigas y que su peso recae en paredes de carga. Esperemos que los "meneitos" acaben pronto y los vecinos puedan dormir tranquilos. 

3 comentarios:

Pedro Dominguez Herrera dijo...




Por lo que he observado en las obras de ingeniería que se han realizado, Tamaraceite tiene un cinturón de risco como si en la antigüedad fuera una meseta y una erupción volcánica coronó lo que hoy es la moñtañeta toda volcánica formada de picón y tubos volcánicos soterrados. En la parte baja hay una gran altura de tierra de sedimentos y erosiones de miles de siglos. Cuando se compacta con trepidación esto se transmite al risco de ahí los movimientos que no se sabe por donde se pueden sentir. Se pueden producir derrumbamientos internos de poco significado no es un terremoto. El temor que las casas viejas(de piedra y barro)esas resisten mas “son de corcho las otras de cristal”. Estas apreciaciones de un neófito en la materia son para corregirlas enmendarlas y clarificarlas por los técnicos de las obras que se están haciendo. Si no tranquilizan al personal cualquiera con estas noticias y una reciente grieta en su casa puede denunciar las obras. Te felicito como siempre Esteban

Anónimo dijo...

El movimiento de la zona por la vibración producida por la maquinaria, es totalmente normal, los vecinos pueden estar tranquilos, no se producirán sucesos de ningún tipo, ya que la vibración es prácticamente imperceptible a nivel de corteza terrestre.

Anónimo dijo...

Vecino de las obras,imperceptible no es, los cristales de toda la casa vibraron y hubo objetos que se desplazaron de sitio.