domingo, 8 de junio de 2014

Tamaraceite se lanza a la piscina

Los vecinos han tenido que esperar más de ocho años para estrenar la pileta

La Provincia. Los vecinos del distrito de Tamaraceite se han lanzado de cabeza a la nueva piscina de Tamaraceite, que ayer fue inaugurada por el alcalde Juan José Cardona. Para darse un chapuzón en el distrito, han tenido que esperar más de ocho años. El complejo deportivo se adjudicó en 2006 y, además de piscina, ofrece un gimnasio y otras actividades deportivas. Isabel Monzón está deseando que llegue el lunes para estrenar la pileta. Ayer fue a la inauguración y tenía una sonrisa de oreja a oreja porque ha tenido la inmensa suerte de figurar entre los 4.000 socios que han obtenido plaza en la piscina. "Yo me apunté desde octubre del año pasado", cuando se abrió el plazo para la inscripción. "A mí me gusta mucho caminar y la piscina me viene ahora de maravilla. Pago 20 euros al mes porque soy pensionista y mi marido también se apuntó", comentaba entusiasmada Isabel, a la que han citado la próxima semana para que presente la documentación para empezar a nadar. José Manuel Hernández y su mujer Josefa Santana andaban desconsolados porque no han conseguido plaza. "Mi mujer tiene fibromialgia y está llena de dolores, por lo que la piscina le vendría muy bien y yo estoy lleno de dolores, desgaste en la rodilla y tengo la columna fastidiadas después de una caída cuando trabajaba en los jardines municipales", explicaba Hernández, que no sabe que hacer para que alguien le encuentre un hueco en la piscina. Lo tiene bastante difícil porque hay más de 3.000 personas en lista de espera.
Le pasa lo mismo a Carmen Brito, que desde el año pasado se inscribió y todavía está esperando que la llamen. "Estamos encantado con la piscina, porque el barrio la necesitaba. El médico me ha recomendado que nade por razones de salud, porque tengo problemas de cervicales. En casa nos hemos apuntado todos. Ahora, a esperar a ver si hay un hueco y nos llaman", comentaba Carmen. Santiago López es del barrio y va desde hace años a la piscina de Las Rehoyas. "Cuando me jubile, a lo mejor me cambio aquí. Este centro es un logro, porque el barrio lleva esperando por la piscina desde hace más de diez años", resaltaba.
Antonio Rodríguez, portavoz de los vecinos de las Casas Baratas de Tamaraceite, sí ha encontrado plaza, pero pidió al Ayuntamiento que tenga en cuenta a la gente que está en paro y no puede pagar las cuotas. El bono mensual cuesta 36 euros. El familiar, 50 euros para toda la familia y los pensionistas y discapacitados, cerca de 20 euros. "El Ayuntamiento debe tener en cuenta la situación de las familias y crear otras cuotas más baratas para la gente que está en paro o no tiene ingresos", sostuvo.VER GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS
Lea la noticia completa en la edición impresa de La Provincia, en el PDF del periódico o en Orbyt

No hay comentarios: