sábado, 15 de noviembre de 2014

Gracias Tamaraceite

Por Jesús Vega Mesa
La pasada semana disfruté, sufrí, reí, lloré, canté… Por unas horas me sentí de nuevo vecino de Tamaraceite. Y tengo ganas de decir GRACIAS a todo el pueblo. En la Casa de de la Cultura escuché muchas cosas bonitas, algunas exageradas, lo sé. Pero es que los amigos somos así. A mí me hicieron bien.
 
Me agradó encontrarme con gente amiga, con gente del pueblo y de la parroquia. Le doy las gracias a la concejala del Distrito Carmen Guerra que organizó el acto. Muy bien organizado, la verdad. A todos los que, presentes o desde la distancia dijeron alguna palabrita. A mi obispo Francisco Cases que también intervino. A todos los que acudieron a la cita y a quienes no pudieron. A Tania y Adriana que cantaron divinamente y me sacaron alguna lagrimita. Gracias a todos de corazón.

Tino Torón, me obsequió con una sugerente obra realizada por él y que tituló “La oración”. La tengo aquí, muy cerca, y me acompaña en momentos en los que quiero dirigir mi plegaria a nuestro Padre Dios. Está realizada en la dura piedra nacida de los volcanes. Y en ella veo la belleza y la dureza de nuestra tierra y la transformación que la oración y la reflexión es capaz de producir en nuestros corazones. Mi paso por Tamaraceite y la convivencia y el ejemplo de tantos buenos vecinos también ayudó a transformar muchas cosas en mí. Gracias Tino y gracias amigos todos. 

Tamaraceite ha quedado impreso para siempre dentro de mí.

2 comentarios:

Sergio Naranjo dijo...

No pude estar allí, y haberte agradecido aquel mensaje que me enviaste a la muerte de mi padre, y que en aquel momento me representó aliento, cuando me hizo falta.
Aliento, quizá eso has sido siempre tú, Suso, el mismo que trajiste cuando estabas en Tamaraceite, que ahora te recibe cuando regresas.
Yo doy mi testimonio.

Jesús Vega Mesa dijo...

Muchas gracias, Sergio.