miércoles, 25 de febrero de 2015

DISA traslada la gasolinera de Albareda a Tamaraceite tras 50 años de servicio

LPDLP. La empresa Syocsa-Inarsa inició en la mañana de ayer la demolición del complejo que albergaba una cafetería y una estación de servicio de la empresa DISA, situado junto al hotel AC, en la calle Albareda, 4. La gasolinera, anteriormente denominada DISA Escorial, ha estado en uso desde 1964. La extensión donde se encontraba el complejo quedará ahora como espacio de uso libre. De este modo, el hotel AC, un emblemático e histórico edificio de la ciudad, contará con una zona libre adyacente que realzará su figura.
Antes conocido como hotel Don Juan, fue diseñado en la década de los años 70 del siglo pasado por el arquitecto Pedro Massieu Verdugo. Su concepción fue construirlo simulando una palmera y, con sus 84 metros de altura distribuidos en 26 plantas, es uno de los rascacielos más altos de Las Palmas de Gran Canaria.
La empresa DISA ya realizó el traslado de la estación de servicio tras construir otra en la rotonda de Tamaraceite de acceso al barrio de Lomo Los Frailes, en sustitución de la ahora demolida, después de la permuta del solar por parte del Ayuntamiento capitalino. Hace unos años se puso también en marcha el surtidor de las Ramblas de Jinámar, cuyos terrenos fueron igualmente cedidos por el Consistorio como compensación por el cierre de la gasolinera que se encontraba en la trasera del teatro Pérez Galdós.
A principios de mes, la propia DISA echó el cierre a otra de sus estaciones de servicio: en concreto, la histórica gasolinera de la calle Tomás Morales, 20. Este surtidor, diseñado por el arquitecto Fermín Suárez Valido, despachó combustible durante más de cinco décadas y, aunque en un principio perteneció a Cepsa, luego fue adquirida por DISA a principios de este siglo. El edificio, de dos plantas -si bien, originalmente, solo poseía un nivel y en años posteriores se le añadió un segundo piso-, continuará sirviendo como sede de Siyocsa-Niarsa. El edificio está catalogado, lo que impide su derribo; la alta protección del inmueble ha impedido incluso la sustitución de los hierros que enmarcan las ventanas que dan a la fachada.
Suárez Valido proyectó también el edificio José Antonio, frente a la playa de las Alcaravaneras, conocido vulgarmente como la Casa del Coño debido a la impresión que causa su altura y envergadura.
Fue concretamente el día 2 de febrero cuando comenzó el desmantelamiento de la gasolinera de Tomás Morales, que fue proyectada por Suárez Valido en 1947 y construida entre 1957 y 1961. La estación formaba parte del paisaje de esta zona de la capital, junto al edificio de oficinas que la presidía. Su cierre provocó un pequeño revuelo en las redes sociales por parte de personas que lamentan su desaparición.

No hay comentarios: