miércoles, 15 de abril de 2015

A Don Luis García Correa

El amigo Tino Torón  ha querido dedicarle esta poesía a Don Luis Correa:

    
A DON LUIS GARCÍA CORREA Y GÓMEZ

Por Tino Torón
Hojas de papel grabadas
Vuelan y se posan
Como aves cariñosas

La tierra se viste de gala
La luz despierta 
del sol de la luna
abriendo sus miradas

Mientras la imaginación camina, lentamente…..
en una brisa que empaña
Dulce y acariciada
Como una nube de papel blanco

Luis García Correa y Gómez
Escribe en la misma danza
Con amor, cariño y templanza

Recorre los caminos
Haciendo ecos  
Del sentir más adentro
Lleno de esperanza

Luis pregona
no vende y regala
Poniendo una flor a las damas
Y un abrazo, si….
Fuertísimo de amor caballeresco
Que siempre derrama

¿Oh? caballero andante
Te veo cabalgando

Como buen jinete  
En tu caballo de plata

La victoria es el mejor trofeo
De un hombre sencillo y humilde
Que un día se va
En esa nube blanca

Donde seguirá escribiendo
Pasando por las posadas
De una vida que vivió
Regresando a la casa de Dios
La eterna feliz morada



Dónde vas caballo blanco
Dónde te lleva tu jinete
A la fiesta de San Antonio Abad
Bendiciendo a Tamaraceite

A dónde vas caballo y jinete
Cabalgando entre la gente
Llevas en las alforjas
Regalos de amor y esperanza

Luis García Correa y Gómez
Tu mejor jinete
Conoce tu tierra
Tu fortín
La Montañeta

Llega a lo más alto
Al pié de tu Cruz
Queriendo llegar al cielo

 El Caballo blanco y su jinete

                                   ____________________________________________



2 comentarios:

Sergio Naranjo dijo...

Son como agua fresca en el calor; como calor en la umbría. Son ternura y son miedo; una de gratitud, otro de espantosa separación.
En cuanto tengas aquello dispuesto, Tino, avisa, que le levantaremos el café a Antoñita y esta vez destaparemos el cacharro de la Poesía.
Saludos, amigo, que la suerte me hizo conocer.

Tino Torón dijo...

Gracias Sergio: Al expresarte en verso me haces pequeño, pero quiero ser como soy.
No se cuando podré destapar como dices el cacharro poético, porque el tiempo pasa sin poderlo abrir y para intriga digo: Que puede haber en el cacharro.
Saludos