viernes, 24 de abril de 2015

Sentimiento y agradecimiento a Don Tino Torón

Por Luis C. García Correa y Gómez
Ser poeta es ser una persona especial.
La poesía no es la mera sucesión armónica de palabras: es todo el conjunto de ideas y sentimientos que éstas expresan. De ahí nace la especialidad.
En don Tino Torón todo tiene el qué, un qué,  y también un por qué.
Deseo y necesito expresar mi eterno agradecimiento a don Tino Torón por darme este indescriptible y maravilloso sentimiento de unión en profundo reconocimiento. 
Tengo una ilusión y una sensación que no acierto a describir. Las siento de manera tan profunda que no encuentro el modo de explicarlas.
¿Cómo en esta pequeña comunidad, en este distrito, hay tantas personas tan grandes?  Seguimos siendo un pueblo especial, del que me siento muy orgulloso y al que quiero con pasión.
Sean estas palabras el intento de expresar el agradecimiento, ante algo tan inusitado como real y verdadero, que unido a los sentimientos de amistad con don Tino, añado la hermandad y el cariño remarcado por la ilusión, la esperanza y la obligación de tratar de ser merecedor de una poesía tan bella, tan descriptiva y de tanto amor.
Gracias, don Tino Torón. Ha llenado mi vida de color. Ha llenado mi vida de amor. Gracias, mi admiración y mi eterno agradecimiento, que heredan mi familia, y esperamos ser merecedores de tal distinción.
Vivo lo inusitado: soñar despierto, ser realidad y recibir tanto cariño con tanta belleza y amor.
Gracias don Tino Torón.

A DON LUIS GARCÍA CORREA Y GÓMEZ

Hojas de papel grabadas
Vuelan y se posan
Como aves cariñosas

La tierra se viste de gala
La luz despierta 
del sol de la luna
abriendo sus miradas

Mientras la imaginación camina, lentamente…..
en una brisa que empaña
Dulce y acariciada
Como una nube de papel blanco

Luis García Correa y Gómez
Escribe en la misma danza
Con amor, cariño y templanza

Recorre los caminos
Haciendo ecos  
Del sentir más adentro
Lleno de esperanza

Luis pregona
no vende y regala
Poniendo una flor a las damas
Y un abrazo, si….
Fuertísimo de amor caballeresco
Que siempre derrama

¿Oh? caballero andante
Te veo cabalgando

Como buen jinete  
En tu caballo de plata

La victoria es el mejor trofeo
De un hombre sencillo y humilde
Que un día se va
En esa nube blanca

Donde seguirá escribiendo
Pasando por las posadas
De una vida que vivió
Regresando a la casa de Dios
La eterna feliz morada



Dónde vas caballo blanco

1 comentario:

Pedro Domínguez Herrera dijo...

Le felicito sinceramente por ser agradecido con mi amigo Tino por la defensa que siempre ha hecho de nuestro pueblo... que Dios le de la paz que usted pregona...!Gracias¡