lunes, 29 de junio de 2015

¡Querer es poder!

Por Luis C. García Correa
Querer debería ser poder. Porque querer es poder.
Poder hacer y ser lo que se debe hacer, para ser lo que se debe ser.
¿Qué se debe hacer? El bien.
La falta del bien genera el mal, que no afecta solo a quien lo produce.
¿Quién puede? El que quiere.
¿Quién quiere? Aquí está el poder del querer.
El bien se hace y se reparte cuando que se quiere.
No podemos vivir sin el bien. ¿Quién puede hacer el bien? TODOS.
¿Por qué algo tan fácil como hacer el bien, no se hace y se incrementa el mal sin necesidad?
¿Querer es poder?
¿Hay quien deba querer y no quiere?
Creo que aquí se encuentra el mal por no querer.
Necesitamos, urgentemente, que quieran y con su querer obliguen a quien no quiere. Y así se impondrá el bien como cosa natural.
¿Querer es poder? ¡Sólo falta querer para poder! Y así tener la mayoría que queriendo impone el buen querer, y así ser y tener:  
¡¡¡El querer es poder en el ser y en el hacer!!!

No hay comentarios: