lunes, 14 de diciembre de 2015

Las interioridades

Por Luis C. García Correa
El alma es la vida del cuerpo y del espíritu.
El alma recibe, conserva y da las interioridades de cada persona.
¿Cuáles son mis interioridades?
Cuando profundizo en mi experiencia personal llego siempre a la misma conclusión:
Mis interioridades son las derivadas de los valores que me infundieron mi familia con palabras, con hechos, con ejemplos y vivencias. Muy resumidamente son dos: amar a Padre Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a mí mismo.
Mis interioridades mueven mi vida en todos los sentidos. Están ordenadas y dirigidas por la honestidad, que me impulsa a proteger el hábitat natural y a ayudar a los demás.
Entre mis interioridades también distingo la búsqueda de la verdad para tener felicidad y libertad.
Mis interioridades buscan que mis actos sean consecuentes con ellas: que desee mejorar constantemente para que mi ayuda sea real y efectiva, y para que, cuando llegue el final de mi vida, el balance sea lo más positivo posible.
A mis interioridades uno mis deseos: Que la paz, la felicidad y la libertad la compartamos como cosa natural.  Y que el mundo sea lo que tiene que ser: natural.

No hay comentarios: