martes, 21 de junio de 2016

Columnas en vez de palmeras en Tamaraceite

 


Entre una imagen y la otra han pasado más de 60 años. Y lo que era un valle verde, agrícola y productivo, se ha convertido en un valle de columnas, cemento, asfalto y hormigón. Por ahora, en la zona comercial de Tamaraceite Sur solo podemos ver cemento, cemento y más cemento y las zonas verdes se limitan a unos tristes parterres que no sirven, por ahora, sino para acumular hierbajos y basuras.
Mucha paciencia tenemos en Tamaraceite. Nos consta que las cosas no son fáciles y que no dependen solamente de la buena intención política, pero mientras tanto, seguimos viendo como el pasado más cercano de nuestro pueblo continúa siendo enterrado y nosotros, impávidos, vamos perdiendo poco a poco nuestra identidad. 

1 comentario:

Eva Mª dijo...

No me gusta ser repetitiva con mi nieto o mi hija cuando caminamos por esas zonas que hoy son cemento y ¡Muuuuchas columnas! Qué veo cada día desde mi casa de ahora. Quizá una de las personas que más note el cambio de esa zona sea yo (seguro que muchos más que visitan este bloc) No puedo por menos que pensar que justo donde pasa la carretera trasera de Leroy, puedo ver la casa donde nací, en ruinas, donde viví mis primeros 8 años, les digo ¿Ves aquella ventana? En esa habitación nací yo, y por ese ventanuco pequeño era el baño y en el otro la cocina...Crecí en esa finca rodeada de verdes plataneras, de acequias donde el agua corría, las mujeres lavaban en ellas, se regaban las fincas, de árboles frutales y parras, donde yo decía quiero una ciruela y sin mucha tontería me la lavaban en la "poseta" del agua...¡Cuantos recuerdos! Y hoy ya sea por el progreso, por no sé cuantas cosas más solo veo columnas, cemento, un ruido ensordecedor de obras...En fin... Es lo que nos ha tocado vivir