viernes, 1 de julio de 2016

¿Por qué y para qué escribo?

Por Luis C. García Correa
¿Por qué escribo? Por mis creencias y conciencia.
¿Para qué escribo? Para tratar de ayudar y mejorar.
Mis creencias se resumen en el primer Mandamiento: amar a Padre Dios sobre todas las cosas y a usted como a mí mismo.
Mi conciencia es la consecuencia de mis creencias.
Mi familia me educó espartanamente -lo que agradezco profunda y eternamente- y me dieron un motor que ha movido mi vida, y que me hace escribir, constantemente, tratando de ayudar y de mejorar.
Lo que escribo me hace responsable.
Mi conciencia dirige mi comportamiento y me exige -como consecuencia natural- ser responsable y honesto, tratando de ser consecuente.
Desde que me jubilé dedico más tiempo a trabajar que cuando estaba en activo. También por mis creencia y por mi conciencia... y porque dispongo de más tiempo.
Los jubilados somos un activo de valor incalculable. Tenemos la experiencia, que es la madre de la ciencia. Y tenemos tiempo.
Perder el tiempo como jubilado y no ayudar es un pecado de egoísmo: es desidia, ser maleducado, desagradecido, perverso. Tenemos una responsabilidad con la sociedad y con la propia conciencia.
Ruego benevolencia y perdón para todos los que erramos y pecamos.
Mis errores y pecados son un peso que trato de quitarlo trabajando por los demás y sin pedir nada a cambio, para ser merecedor del perdón.
¿Por qué escribo? Para cumplir con mi obligación.
¿Para qué escribo? Para cumplir con mi obligación.
¿Por qué sigo escribiendo? Porque la responsabilidad y la obligación expiran un segundo después de la muerte. Hasta entonces seguiré escribiendo y solicitando la ayuda de los demás. Necesito sus lecturas y su honesta participación. Por favor, ¡ayúdenme con sus juicios y recomendaciones!
Como creyente, que Padre Dios les bendiga, a uds., a sus familias, a sus amigos, a sus vecinos... al mundo entero. Les ruego que lean y comenten mis escritos para que entre todos ayudemos y consigamos lo que necesitamos.
¿Y para qué escribo? ¡¡¡Para que la honesta participación de la unión sea la solución!!! Y más si soy jubilado, si tengo libertad y amo apasionadamente, tratando de ayudar con lo que escribo.
“No solo yo, todos tenemos la obligación de nuestra constante honesta participación tratando de ayudar”.

No hay comentarios: